COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 26 septiembre - 2017 (12:05 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
La Aldea, Santa Bárbara y el Andén Verde
13 ComentariosEnviar21-10-2014  |  Juan José Alonso Prieto
AMPLIAR
AMPLIAR
AMPLIAR
Dice el refrán popular “Solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”, y bien que ha tronado y caído agua hace dos días en determinadas zonas del archipiélago canario. Hay una zona muy concreta -La Aldea, en el lejano extremo noroeste de la isla de Gran Canaria- cuyos nueve mil habitantes tiemblan cada vez que llueve.

Tiemblan cuando llueve, y pasan miedo real cada vez que salen de su pueblo por la ruta natural que les conduce en sus recorridos de ida y vuelta -o viceversa- hacia las diversas poblaciones de la franja norte, incluida la capital de la isla.

El miedo pasa al siguiente estado -pánico- cuando conductores y pasajeros tienen que afrontar el temido y temible “Andén Verde”, un antiguo camino de herradura hoy convertido en angosta carretera que serpentea sobre el acantilado a 600 metros de altura y en caída libre sobre el mar.

Son unos dos kilómetros terroríficos, entre los ya enrevesados y difíciles 32 km que separan el Puerto de Las Nieves del núcleo urbano de la Aldea de San Nicolás, cuya peligrosidad se acentúa desde que llueve y comienzan a caer piedras sobre la estrecha calzada. El pasado domingo, con las primeras precipitaciones, comenzó la “temporada de desprendimientos”, y hoy martes ha habido otro episodio que milagrosamente y por milímetros no ha acabado en tragedia para el conductor de una furgoneta. Los aldeanos viven día a día con el miedo en el cuerpo, el corazón encogido, y su doble aislamiento, so pena que tengan que dar la “vuelta al mundo” por Mogán, o adentrarse en el no menos barroco laberinto de la “Ruta de las Presas”.

Precisamente, el sábado 15 los vecinos de la Aldea, su alcalde y grancanarios sensibilizados con su grave y eterna problemática, efectuaron la que ya es enésima marcha de protesta sobre la capital grancanaria para reivindicar la finalización de unas obras que terminen con su secular pesadilla. Y no busquen imágenes en la televisión de don Paulino, que puede dedicar doce horas de transmisión al jolgorio de una romería y le importa una higa la insolidaridad y abandono a que están sometidos miles de ciudadanos, es decir, el mismo histórico desprecio que el Presidente en fuga y sus correligionarios del Gobierno Canario tienen con los temas de Gran Canaria.

Nunca un pueblo ha efectuado tantas protestas por una misma causa como las que desde hace varias décadas vienen protagonizando los vecinos de La Aldea. Nunca tanta protesta ha sido respondida con mayor indiferencia. Ha sido inútil que el gobierno de la nación haya tenido varios ministros grancanarios, que el Cabildo de Gran Canaria haya tenido una presidenta y un presidente aldeanos… Está comprobado que la insensibilidad política no conoce límites ni paisanajes de ningún tipo.

Coincidían también este fin de semana las manifestaciones contra las prospecciones petrolíferas que Repsol quiere hacer junto a otras extracciones en la franja hispano-marroquí. Los nuevos ecologistas-agitadores políticos que ignoran la bomba-refinería en plena capital tinerfeña y se preocupan tanto por la biodiversidad marina, también podrían ser solidarios con los humanos que sufren, con los que arriesgan su vida para seguir sobreviviendo en este mundo, tan perro ya en sí mismo. Y al llegar aquí quiero rendir emocionado recuerdo al guardia civil Francisco Luis Rosario Llarena, que el 18 de diciembre de 2012 colaboraba con los operarios del Servicio de Carreteras para dejar expedita, cuando un nuevo derrumbe acabó con su vida. Una vida que se una a las diversas que se ha cobrado esta infernal ruta, de las que son dolorosos testigos esas cruces –frecuentemente a pares- que jalonan el trazado de este camino de cabras utilizado por vehículos a motor.

Esta es la “espada de Damocles” que tienen pendiente los aldeanos en su diario vivir, allá en su olvidado norte, donde no hay grandes hoteles, ni terrenos para especular, ni urbanizaciones con fáciles pelotazos. No, La Aldea es un pueblo agrícola, de honestos y sacrificados trabajadores, cuyos productos han de salir por el terrorífico Andén Verde, donde los conductores de los camiones se ganan en cada viaje “El salario del miedo”, como en la estremecedora película de Henri Georges Clouzot; un drama en la ficción cinematográfica, que se convierte en realidad cotidiana para los chóferes que aquí se la juegan como auténticos héroes.

Esta pesadilla cotidiana, de la que se pueden escribir páginas y páginas de los sufrimientos y tragedias, parece no tener fin ante la indiferencia de los políticos, que se pasan la pelota de unos a otros desde sus despachos con aire acondicionado, o viajando en el asiento trasero de sus confortables vehículos. Estos sujetos, que manejan a los ciudadanos como si fueran títeres de acuerdo a sus caprichos y sus intereses políticos, son los que no encuentran viabilidad para esos 26 millones de euros que restan para completar el nuevo trazado alternativo que, partiendo desde el poblado de El Risco, elimina el paso por el terror del Andén Verde.

Olvidemos al Gobierno central, que en obras públicas solo invierte en aeropuertos y cuya sordera para los problemas insulares forma parte indisoluble de la historia más negra de ese ejecutivo canario que en cada legislatura pacta con la oposición, en lugar del equipo que gobierna en La Moncloa. Sin embargo, el que debería ser más cercano y sensible, ese Gobierno canario, también ha recortado brutalmente sus inversiones en carreteras –que en este caso son de seguridad ciudadana- y además no encuentra la fórmula para aceptar la pre-financiación que ofrece el Cabildo de Gran Canaria y su posterior abono. Lo de la “fórmula que no aparece”, debe traducirse en falta de voluntad, porque en cambio sí ha sido aceptada para el cierre del “anillo insular” de Tenerife entre Santiago del Teide y Erjos.

Nos queda el Cabildo de Gran Canaria, tan interesado en la ruta sur que disfruta de flamante autopista hasta el Puerto de Mogán y además quiere duplicar esta magnífica estructura viaria con un ferrocarril cuyo presupuesto es mareante en sus millonarias cifras, y si un día se materializase resultaría deficitario por los siglos de los siglos. Sin embargo, el gobierno insular sigue tirando millones en proyectos, estudios, reformas de los proyectos, etc, etc. Y vale recordar que el actual equipo gobernante llevaba en su programa electoral “no al tren”.

Ese Cabildo Insular es el mismo que, en las obras del faraónico Gran Canaria Arena, quedó “colgado” económicamente por el Gobierno español y su homónimo canario. Sin embargo, en clave de orgullito personal, se hizo cargo de los gruesos agujeros institucionales y terminó las obras que nos servían para ser simples corifeos en los previos del Mundial de Baloncesto.

Obligadamente hay que “dar al César lo que es del César” y el Cabildo grancanario ha realizado una instalación de mallas protectoras en parte del recorrido, insuficientes para evitar desprendimientos, tal como se ha visto el domingo y hoy martes. Sin embargo, aquel “orgullito deportivo” para echarse a la espalda todo el presupuesto y terminar a marchas forzadas el citado pabellón de Siete Palmas, no tiene paralelismo ni correspondencia con algo tan fundamental como es la seguridad, la angustia, el sin vivir de la población aldeana. Y aquí entran en confrontación la vanidad estúpida y pasajera de unos días baloncestísticos con el compromiso moral y humano antes miles de ciudadanos.

Si no hubo reparos para completar el presupuesto del Gran Canaria Arena, ¿por qué se mantiene este humillante agravio con la población aldeana…? Esa es una prioridad indiscutible, pero sin embargo resulta insensible para estos individuos que viven en su mundo de la poltrona, del coche oficial con chófer y de esas tarjetas polícromas de dudosa utilización.

A partir de ahora con el otoño avanzando y el invierno en puertas, seguiremos acordándonos de esta particular “santabárbara”, grancanaria que es la carretera aldeana, que se cierra en los episodios de lluvia, o que en los días de calor, por efectos de la dilatación, caen desde las alturas rocas y piedras en centenares de toneladas, tal cual trágico “hat trick”.

Hoy se repitió la historia y cayeron toneladas de piedras, el hombre de la furgoneta se salvó de puro milagro. Mañana esto se puede repetir en una guagua con medio centenar de pasajeros… ¿a quién deberíamos anotar entonces esa negra, luctuosa y triple canasta…?
Página 1 de 2    Siguientes »
Comentarios · 13
13 · Lairaga 23-11-2014 17:15 h.
Hoy domingo vuelve a quedar cerrada esta carretera, y los fantasmas de los politicos tocando el violón, los del cabildo de aquí y los del gobierno de (allí) ATI, con don Paulino diciendo que en Canarias habrá una rebelión popular por el petroleo. Muy bien, si señor, defendiendo a los pescados del mar, pero a los cristianos de la Aldea que nos parta la cabeza un tenique, y seguro que hasta el muy memo se presenta en el entierro.
12 · INDIA 11-11-2014 11:32 h.
Lo que no es normal que lleven décadas y décadas detrás de una carretera como quien pide una limosna...¿ no tienen los aldeanos la libertad de poder salir de su pueblo, sin temer por sus vidas, coño!!!!? Pues, después de tanto...creo que los políticos creen que no, tanto dinero para carreteras inútiles para la zona sur...y solo para ahorrar 5 minutos. De vergüenza...lo que los deberíamos ponerlos en estos meses de invierno a vivir dos días allí...( a ver que les parece)...a lo mejor así dejan de dar tantas largas a los vecinos de la Aldea. Inútiles políticos...y encima con nuestro dinero ¡¡¡¡¡¡ANIMO A LOS ALDENAOS Y A POR TODAS !!!!!
11 · María Ribera 06-11-2014 14:55 h.
Siguen los agravios del Cabildo con los aldeanos y usuarios de la criminal carretera. El marftes 11 comienzan los trabajos de "acercar las gradas del Estadio de G.C." al terreno de juego, ganando 2000 asientos inncesarios, porque el promedio de espectadores no llega ni al 50% en cda partido. A cambio de eso se destruyen las pistas de atletismo. Un disparate mas a sumar a los muchos de este equipo que gobierna el Cabildo, para el que La Aldea puede seguir esperando y sus habitantes condenados a sustos permanentes y riesgos vitales. Después no entienden porqué pierden votos por miles y miles.
10 · Faneque 28-10-2014 14:58 h.
Con las elecciones asomando por la punta de la Isleta, los politicos PP del Cabildo y CC del Gobierno, se han puesto de acuerdo para dar unas limosnas a la carretera aldeana, que si cumplen lo prometido, no se terminará hsta 2019, lo cual equivale a decir 2030, más o menos. Son todos unos carotas. Ai que el Foro aldeano que no baje la guardia y siga en la batalla.
9 · Juan Félix González 24-10-2014 10:58 h.
Pues si, Tocodomán, tienen nombres y apellidos, son Domingo Berrial, consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, y Carlos Sánchez, su homónimo en el Cabildo de G.C. que parecen dos perros ladrando a la luna cuando estos días, hoy viernes 24, por ejemplo, salen en los medios echándose la culpa el uno al otro, en el peor estilo de infecta clase política, pero dejando que la carretera a La Aldea siga en el pudridero. Mientras, ellos siguen haciendo cuentas para las próximas elecciones. Les va a votar su tatarabuela.
8 · Ku-ko 23-10-2014 09:41 h.
El domingo murió una señora en las inundaciones de Tenerife (muy lamentable como todas las muertas) y todos los medios a una pidiendo responsabilidades y dimisiones, empezando por la tele paulinesca que lleva desgañitandose días y días con el tema. Lamentablemente La Aldea no está en Tenerife, sino en Gran Canaria, donde el señor Paulino y sus pretorianos chichas y majoreros no dejan mover una piedra en hoteles, ni en carreteras, ni en nada. ¡Que se jodan los canariones, por infieles!. Mientras, en el Cabildo de G.C.tocan el violón.
7 · Tommyrally 22-10-2014 21:44 h.
Espero equivocarme,y ojala asi sea,pero hasta que no haiga una desgracia con varios muertos,se sequiran pasando la pelota unos a otros.Mientras tanto,todos los días,se juegan la vida tanto los cofes de guaguas,camioneros,vecinos y turistas despistaos.
6 · José Juan Perez 22-10-2014 20:21 h.
Totalmente de acuerdo con Tono. Esta es la sociedad que formamos entre todos. Nos manifestamos a favor de un perro. Nos manifestamos contra el petróleo arrastrados por una disputa entre dos políticos, pero cuando realmente debemos manifestarnos por una noble, justa y segura causa no lo hacemos. Cuando nos manifestaremos por las cifras de paro? O cuando nos manifestaremos en contra de la corrupta y sucia casta política que nos envuelve? En las elecciones? Pero si volveremos a votar a los mismos! Pero si nos quedaremos en casa! Pero si solo hablamos en los bares y en los foros!! Esa es la sociedad que formamos TODOS!
5 · Tocodomán 22-10-2014 18:33 h.
Los responsables politicos de la próxima catástrofe humana en esta carretera tienen nombres y apellidos en el Cabildo y en el Gobierno. Desde ahora mismo les prendo una vela negra.
4 · Tono 22-10-2014 14:37 h.
Mierda de sociedad que monta un pollo con el perro del Ebola y le importa un web que todo un pueblo esté con su vida pendiente de un estornudo de la naturaleza. Y a los politiquillos los ponia a vivir en la Aldea durante un mes (sin chofer ni coche oficial) seguro que rápido pensaban de otra manera.
Página 1 de 2    Siguientes »
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada