COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 26 septiembre - 2017 (10:14 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Reflexionando, que es gerundio
¡Superada la tempestad!... ¿se vislumbra la calma?
1 ComentariosEnviar10-01-2017  |  El Guardián del Faro
Del éxito disfruta quien no quedando a la espera de que amaine la tempestad se arriesga a cabalgarla.

Conocida, y hasta certificada ya la magnífica cifra de cierre de matriculaciones del mercado español del automóvil del año 2016, con 1.147.007 unidades, representando un incremento del +10,90% vs las registradas al cierre de 2015.

Podemos deducir, por lo tanto, que el mercado ha comenzado a salir de la dilata y tormentosa etapa que arrancó con el ligero desplome de 2006 (- 0,80%), seriamente agravado en el año 2008 (-28,1%) y acentuado en el año 2009 (-17,8%) en sus tasas interanuales, hasta llegar en el recientemente finalizado 2016 a casi recuperar el volumen de 2008 (1.161.499 unidades) pero aún muy alejado de las magníficas y extraordinarias cifras del ciclo pre-crisis de 1999 a 2007. (anexo 1)

El resultado de 2016 y sobre todo la positividad de la tendencia a un crecimiento interanual de dos dígitos mostrada en los ejercicios previos de 2014 y 2015, vienen a reafirmar una serie de CERTEZAS de todos conocidas, y que han ejercido una influencia determinante en la potenciación de la demanda y el consecuente comportamiento del mercado, como son la eficiencia y eficacia, en múltiples aspectos, de los PLANES PIVE, la mejora de la economía, aunque ésta no haya sido plenamente percibida aún por una gran parte de la ciudadanía, la reforma laboral y su repercusión en la reducción del índice de desempleo, la consecuente mejora de las expectativas empresariales, los bajos tipos de interés, el clima de paz laboral, el índice de confianza del consumidor...

Pero no debe obviarse que subsisten múltiples y de muy diferente origen INCERTIDUMBRES que no nos permiten vislumbrar un horizonte despejado y la mar en calma que todos anhelamos y que nos da seguridad.

Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que la mayor parte de esas incertidumbres están enraizadas en decisiones y/o actuaciones políticas claramente desacertadas, cuando no manifiestamente dolosas, de índole socio-político-económico de modo primordial a través de incrementar la presión fiscal, hasta situarla en términos cuasi confiscatorios que afectan sobre todo, a ciudadanos de clase media, a la par que eliminando o reduciendo desgravaciones a las empresas que, resultando de importancia vital, lastran el desarrollo empresarial y deterioran las posibilidades de generación de un empleo estable en cantidad y calidad.

Idéntica ineficacia, cuando no mala fe, vienen demostrando nuestros políticos en sus decisiones e indecisiones ( o generalmente inoperancias) en las políticas territoriales, que están situando al país al borde de la ruptura y la división de regiones y/o provincias de máxima relevancia político-económica (caso de Cataluña, País Vasco, Baleares, e inclusive Valencia).

Llevamos más de doce años dejando nuestro PAIS en manos de políticos ineptos y/o corruptos, por lo tanto, no debe extrañarnos que puedan llegar a arruinar por completo a España y a los españoles, están a punto de conseguirlo, aunque, eso sí, sus bolsillos están y estarán bien repletos y el resultado de sus trapisondas situado en paraísos fiscales o en países “amigos”.

Tampoco del exterior podemos esperar gran ayuda, pues esa misma generación de políticos ineptos e inútiles detentan el poder en la Unión Europea que, con la hoja de ruta de su “buenismo”, están convirtiendo el excelente proyecto, como objetivo idóneo y finalista, de unos Estados Unidos de Europa en una completa y absoluta entelequia sin ninguna posibilidad de futuro y con un más que decepcionante y preocupante presente.

Gran Bretaña y su “brexit” resulta ya más que una incertidumbre una certeza pero, en este caso y en su aspecto más negativo, podría arrastrar al resto de potencias de la EU, de confirmarse plenamente en los próximos 3 o 4 meses a un fracaso absoluto, inclusive a la ruptura, disolución o disgregación del proyecto europeísta en futuro a medio plazo.

Otro factor de grave incertidumbre son los EE.UU y su inminente cambio presidencial ¿Hacia dónde nos arrastrará? ¿Aislacionismo y super-proteccionismo? ¿Tercera guerra mundial? Cualquiera de estas alternativas no representará nada positivo para la estabilidad económico-social de Europa en general y de España en particular.

Aún tenemos otro elemento incertidumbre, también muy preocupante, sobre nuestras cabezas, como es la casi segura modificación de estrategia por parte del Banco Central Europeo (BCE), forzada en gran medida, por la implementada Reserva Federal de EE.UU, y que afectará tanto a su política de compra de deuda soberana de los Países en “quiebra técnica” (Grecia, Portugal, Italia, España), como en la modificación al alza de sus tipos de interés, que para España significará la elevación de nuestra Prima de Riesgo y, consecuentemente, del coste anual del servicio de nuestra Deuda Publica que, actualmente en el entorno de los 36.000 millones, se disparará para situarse o inclusive superar el entorno de los 50.000 millones de €/año. Entre 14.000 y 20.000 millones de € de déficit publico adicionales/año, que pasarían a incorporarse directamente al ya elevadísimo nivel de endeudamiento público de España ( en la actualidad > 100% de nuestro PIB real).

Item más, otra incertidumbre, de tanta o mayor gravedad que las anteriores, dimanante de la obtusa, inapropiada, incoherente y lesiva política de los Ayuntamientos, sobre todo de aquellos que se autodenominan “Ayuntamientos del cambio” que, con su cortedad de miras, cuando no su ignorancia supina o, por qué no decirlo, su analfabetismo real, identifican al automóvil como el “enemigo a batir” y que puede llegar a representar la asfixia real y definitiva del sector, tanto para fabricantes como para distribuidores y el conjunto de los ciudadanos, los cuales tendremos que afrontar con impuestos directos e indirectos, tasas y exacciones, inclusive multas, el elevadísimo nivel de ingresos municipales y estatales que el automóvil aporta a las arcas de los Ayuntamientos, Diputaciones, CC.AA. y Gobierno (26.000 millones €/año aproximadamente). Y que ahora, generalmente, estas entidades, malgastan cuando no dilapidan, o lo que es peor “se lo llevan crudo”.

¡SEAMOS INTELIGENTES, EJERZAMOS, CEREBRALMENTE, NUESTRO DERECHO AL VOTO, NO LO DESPERDICIEMOS DEJÁNDONOS LLEVAR POR EL CORAZON Y MENOS AUN POR LAS IDEOLOGIAS (Ismos, Istas, etc)!

Todos los factores de incertidumbre enumerados podemos considerarlos como exógenos y quizá hayamos olvidado alguno/s, pero no quisiéramos que el presente blog pueda resultar demasiado farragoso para el lector, aunque tenemos necesariamente que mencionar otros factores, éstos de carácter endógeno que, no por ello, dejan de tener tanta o mayor importancia que los anteriores, aunque eso sí, brindan posibilidades de adaptación y superación de los mismos mediante acertadas y oportunas actuaciones de estrategia empresarial. Queremos referirnos a la propia “revolución estratégico-tecnológica” de la demanda del sector, influenciada, en mayor medida, cada día por:

• La información técnico-comercial sobre el producto, de forma previa y directa de los clientes a través de internet y sus Redes Sociales.
• Motorizaciones gasolina, preferentes a las diésel, un cambio casi absoluto de la demanda. Realidad ¡Ya!
• Vehículos plenamente conectados, con expectativas de enorme desarrollo en el corto plazo.
• Híbridos gasolina y/o diésel. En fase de crecimiento-gasolina-en los próximos años.
• Híbridos enchufables (básicamente en gasolina). Crecimiento lento de la demanda.
• Eléctricos (100%) -Cauto, pero sostenido crecimiento en vehículos comerciales y urbanos-car sharing.
• Pila de Hidrógeno – Crecimiento exponencial de futuro, pero no antes de la 3ª decena del presente siglo XXI.

Identificadas las circunstancias de entorno, intentaremos realizar, seguidamente, un análisis somero de la realidad del mercado durante el ejercicio 2016 recientemente finalizado, que es el objetivo primordial de este blog.

MERCADO 2016

MOTORIZACIONES

La evolución del mercado, en cuanto a su volumen global, ha quedado reseñada en el párrafo inicial de este blog,

Confirmar que el crecimiento global experimentado en el mercado está sostenido, de forma relevante, por lo que pudiéramos denominar “2 Grandes triunfadores” con crecimiento relativos vs 2015, muy por encima del incremento medio del mercado 2016, como son:

1. El giro de la demanda hacia las motorizaciones GASOLINA (+28,91 % 493.274 unidades vs 382.641).
1.1. Motores atmosféricos (+26,79% 460.860 unidades vs 363.486).
1.2. Híbridos (+68,57% 30.797 unidades vs 18.270).
1.3. Híbridos-enchufables (+82,09% 1.617 unidades vs 888).

Debemos resaltar, por su trascendencia, los incrementos relativos y absolutos experimentados por los Híbridos-gasolina, así como en los relativos por los Híbridos enchufables, porque, ambos casos están marcando una línea clara de tendencia en la decisión de compra de los clientes. (Anexo 2)

2. Todocaminos (SUVs)
2.1. Los 25 primeros vehículos del ranking de ventas 2016 de estos modelos han experimentado un crecimiento en 2016 vs el de 2015 de un +35,14% (261.352 unidades vs las 193.400 unidades de 2015). Por sí mismo este incremento de ventas SUVs (67.952 unidades) absorbe el 60,25% del crecimiento absoluto del mercado (112.775 unidades 2016 vs 2015). Sin duda estamos ante el segmento de mercado con mayor potencialidad de crecimiento en el corto plazo. (Anexo 3)

A sensu contrario, la demanda de motorizaciones DIESEL se ha visto negativamente influenciada por el DIESELGATE DE VW, así como por los comentarios o inclusive pre-decisiones manifestadas por algunos Municipios relevantes (Madrid y Barcelona encabezando la lista) de poner fechas a la prohibición de circular a vehículos con motorizaciones DIESEL (aunque cumplan con la normativa europea EU5 o inclusive la EU6). El volumen de matriculaciones DIESEL en 2016 no ha seguido la tónica al alza del mercado y presenta estabilidad en sus cifras, con un escueto crecimiento del 0,23% (651.728 unidades vs las 650.246 de 2015).

Únicamente las matriculaciones de Empresas de Renting muestran crecimiento superior al del mercado 17,32% vs el 10,90%, siendo las más perjudicadas, en pura lógica derivada, la matriculaciones de Personas Físicas (NIF) que muestran una caída del -8,02% (-6.300 unidades) vs las alcanzadas en 2015. (Anexo 4)

Los vehículos con motorización 100% eléctrica han experimentado en 2016 un elevado crecimiento de sus matriculaciones, en términos relativos, + 49,40 %, aunque todavía en volúmenes absolutos irrelevantes (2.005 unidades vs 1342 en 2015). En un 49,53% han sido matriculados por EMPRESAS (CIF), 993 unidades, en un 31,37% por RAC’s, 629 unidades y en solo un 19,10% por Personas Físicas (NIF). 383 unidades. (Anexo 5)

CANALES DE VENTA

NIF (Personas Físicas)

El volumen de matriculaciones presenta un comportamiento menos optimista y una distribución irregular a lo largo del ejercicio, evolucionaron al alza con potencia, apoyadas en la aplicación del Plan PIVE durante los primeros seis meses del año, resintiéndose sensiblemente durante el periodo pre-electoral y aún más en la ulterior etapa de paralización gubernativo-administrativa. Su volumen/año se ha situado en 620.703 unidades vs las 582.689 registradas en 2015, equivalente a un pírrico crecimiento del +6,52 %, inferior en -4,38 puntos porcentuales respecto al crecimiento medio del mercado total (+ 10,90%). Sin dudarlo, el mercado del automóvil en la actual coyuntura socio-económica de España, precisa restablezca un nuevo PLAN PIVE o una medida política de ayuda similar.

CIF (Empresas)
Este canal ha mostrado un mayor dinamismo, influenciado posiblemente por la potenciación de la inversión empresarial en bienes de equipo, por una mejor percepción del momento económico favorable, por la consolidación de la reforma laboral, unido todo ello a una hipotética mejora en su cuenta de resultados, ha llevado a las empresas a acometer la renovación y/o ampliación de sus flotas de vehículos, que en parte se habían quedado obsoletas o tenían ya amortizadas.

La aportación al mercado 2016 ha sido de 320.112 unidades, el 27,91% del mercado total, con un incremento de 45.130 unidades sobre la cifra de 2.015, equivalente a un + 16,41%.

RAC´S
Las Empresas de Rent a Car representan el canal con mejor ratio de crecimiento relativo en el ejercicio 2016, con un +16,78% vs la media del mercado del +10,90%, y 29.631 unidades, en términos absolutos, vs las 176.561 matriculadas en el ejercicio precedente. Resaltar en este canal el incremento de matriculaciones por el sub-canal de RENTING, con 52.705 unidades matriculadas en 2016 vs las 42.383 del año 2015.
Los excepcionales resultados del sector turístico y las favorables expectativas del mismo para el ejercicio 2017, el aún tenue pero positivo resurgir del sector de la construcción junto al indicador de incremento en el consumo de cemento es clara muestra de ello y posiblemente factores que han repercutido en el excepcional ejercicio 2016 del canal RAC’S.

ATÍPICOS
Cabría quizá analizar en el cierre del año 2016 la incidencia que pudieran haber representado en la cifra global de 1.147.007 unidades lo que de manera eufemística una veces denominamos “Autoconsumo” y otras, más realista “Automatriculaciones”, es decir, el recurso de prácticas poco respetuosas con la ley de oferta y demanda y que algunas Marcas, máxime al cierre de ejercicios, implementa para alcanzar objetivos de venta o posiciones de podium en el ranking. A la vista de los movimientos del mes de diciembre y la escueta diferencia entre algunas de las Marcas posicionadas en los primeros lugares no tenemos duda alguna de que han podido recurrir a los referidos ardides de mercadotecnia.

Si difícil es identificar los actores intervinientes aún lo es más cuantificar el número de unidades “inflacionadas”, pero como posiblemente se haya producido también en ejercicios precedentes los ratios no experimentarían una gran modificación, salvo en los mencionados rankings.

ORIENTACIONES
• Se confirmará el incremento de la demanda en motorizaciones gasolina.
• Las motorizaciones diésel se convierten en las “perdedoras” del ejercicio 2016 y su demanda muestra una importante tendencia regresiva.
• Los eléctricos e híbridos, pese a su crecimiento, mantienen en conjunto una cuota de mercado en el entorno del 3%.
• El reto comercializador lo establecen los todocamino (SUV) por su enorme potencialidad de crecimiento, superior al 30% para los de tamaño pequeño y mediano.
• El canal RENTING tanto en matriculaciones de Empresas (CIF) como en RAC’S muestra una potencialidad de crecimiento enorme, hasta el punto de haber marcado en 2016 su año record de matriculaciones con 205.573 unidades. Sin duda un segmento/canal a tener muy en cuenta de cara a un futuro de car-sharing.

ESTIMACIÓN MERCADO 2017
Creemos que el mercado global 2017 podría situarse en el entorno de 1.225.000 unidades, con un crecimiento del +6,39 % en relación al registrado en 2.016.

Consideramos alcanzable dicha cifra de establecerse algún plan de ayuda tipo PIVE y que las administraciones estatal, autonómica y local concedan al sector automóvil la importancia vital que tiene en el PIB de España, por su nivel de empleo, por su recaudación fiscal (en torno a los 26.000 millones de €/año) y por su aportación al equilibrio o superávit de la Balanza de Pagos.

Factor determinante para el establecimiento de ese plan de ayudas sería el de la imperiosa necesidad de rejuvenecer un parque con una antigüedad media de 12 años y más de 7 millones de vehículos con antigüedad superior a 15 años.

DESCONTAMINACIÓN Vs ANTIDIESELIZACIÓN Y SU INFLUENCIA EN EL MERCADO
Estamos ante dos grandes paradigmas, uno que lo ha sido, como las motorizaciones DIESEL y otro que lo es y lo será, como es la necesaria lucha contra el deterioro de calidad del aire respirable, sobre todo en determinadas ciudades, en ciertas épocas o circunstancias medioambientales, naturales o inducidas.

En el año 2017 podremos evaluar en qué forma y medida las actuaciones y decisiones de los grandes ayuntamientos, con el objetivo “declarado” de hacer más respirable la ciudad, a través de la penalización hasta casi extinción de los motores diésel en vehículos privados, no así en los de transportes públicos de ellos dependientes, ni en las calefacciones de las viviendas alimentadas con gasóleo, reducción del límite máximo de velocidad, prohibición de circular según la matrícula del vehículo, prohibición de aparcar en superficie, la tendencia, excesiva en nuestra opinión, a la peatonalización de calles, y al deseo e intención de convertir a la bicicleta en el medio idóneo recomendado para los desplazamientos urbanos, impactarán en el ciudadano/contribuyente hasta llevarle a modificar o cambiar sus hábitos y tendencias respecto al vehículo convencional.

Todos queremos y anhelamos que el aire que respiramos en nuestra ciudad sea de la máxima pureza, nos jugamos la calidad de vida y hasta la propia vida de no conseguirlo o permitir un deterioro progresivo alarmante sin implementar planes correctores, pero nuestra opinión es si nuestros “desgobernantes” y sus “técnicos” está capacitados para analizar la situación a fondo, con realismo nunca con dramatismo, y si no son capaces de realizar ese análisis y día a día verificamos que eso es así, que únicamente ponen en marcha “ocurrencias” cuando no “memeces” no nos dejan otra alternativa que su objetivo no es el que públicamente manifiestan perseguir, de mejorar el medio ambiente y la calidad respiratoria de sus conciudadanos/contribuyentes. Sino más bien están guiados por su afán recaudatorio/esquilmatorio sin límites y su enemistad, cada vez más latente, hacia todo lo que el automóvil representa, comodidad, independencia, y sobre todo LIBERTAD, importante palabra ésta que ellos pregonan pero que no dejan que los demás podamos disfrutar.

Entendiendo y comprendiendo el problema del deterioro medioambiental, principalmente en los núcleos urbanos de mayor densidad poblacional, asumiendo que en gran medida el automóvil es causante de ese deterioro, debemos y tenemos que discriminar los niveles de responsabilidad de sus motorizaciones, los sistemas de combustión interna y el tratamiento posterior de los gases que emiten son muy diferentes entre la gasolina y el diésel.

Los fabricantes han invertido ingentes sumas de capital desde la última década de del siglo pasado para reducir los niveles de emisión de CO2 de los motores gasolina, porque era este tipo de gas, según la autoridades españolas y europeas, el causante de los elevados niveles de contaminación, y para ellos arbitraron una serie de normativas, hasta llegar a la EU5 y la actual EU6, a la par que mostraban a los motores Diésel como más limpios, porque su emisión de CO2 era muy inferior (el dióxido de carbono (CO2) es el más importante de los gases menores). De alguna manera intentaban “manipular” la decisión de compra de los adquirentes de vehículos nuevos enfocándola hacia el Diésel.

El estallido del DIESELGATE de VW en EE.UU ha venido a demostrar a los políticos europeos que su enfoque exclusivo hacía el CO2 no era el acertado, pues los motores Diésel actuales (el EU6 lo corregirá) emitían y emiten un gas muchísimo más perjudicial, no solo para la calidad ambiental sino, y lo que es mucho más grave, para la salud y la supervivencia de los ciudadanos, como es el NOX (Óxido de Nitrógeno).

Entonces les entran las prisas y comienzan a pensar la forma de reconducir su error y, claro está, ¿Qué se les ocurre? Pues lo de siempre, PROHIBICIONES, coartar la libertad de movimientos consagrada en nuestra vigente Constitución de 1978. Debiéramos exigir la puesta en vigor de una Ley de “PROHIBIDO PROHIBIR”.

De hecho, la sensibilidad de los compradores hacia la mejora de la calidad ambiental resulta mayor que la de los propios políticos y/o entes públicos, como puede verse en la segmentación de vehículos matriculados en función de su emisión de CO2 y que se centran de forma absolutamente mayoritaria en motorizaciones con emisión <120 gr/km, como puede observarse en el documento (anexo 6).

¿QUO VADIS, Automóvil?
Nuestra sociedad se está transformando a un ritmo tan acelerado que resulta muy difícil predecir cómo será dentro de 15 o 25 años, cómo será su escala de valores, su economía, las posiciones en el terreno laboral etc. En estos comienzos del siglo XXI podemos decir que estamos en la sociedad de la información y del conocimiento, pero no debemos olvidarnos también en la sociedad de las incertidumbres.

Las nuevas tecnologías nos han impactado de forma determinante, y la tan denostada globalización ha favorecido y mejorado los niveles de competitividad y modificado los esquemas de trabajo exigiendo, por lo tanto, la necesidad imperiosa de innovación y adaptación por parte de todos.

En base a ello, nuevas y masivas inversiones para adecuar la tecnología DIESEL a las nuevas exigencias podría resultar empresarialmente desaconsejable, máxime cuando están en el mercado los motores del futuro y están para quedarse, adquiriendo un protagonismo mayor cada día. En el corto plazo, los de combustión interna de gasolina, ya adaptados, convivirán, posiblemente hasta 2025 con los híbridos-gasolina, que pensamos experimentarán un crecimiento exponencial en sus volúmenes de venta en ese periodo y con los 100% eléctricos que estimamos crecerán año tras año, aunque no al ritmo de los híbridos gasolina, y para ello deberán registrar un reajuste serio y a la baja, en sus precios (el litio se convertirá en la nueva gasolina), hasta la llegada en torno al año 2030 de los motores basados en la Pila de Hidrógeno que, seguramente, será la tecnología imperante en el futuro. A híbridos y eléctricos 100% parece que se les está brindando todo tipo de ventajas de índole administrativo-municipal e inclusive fiscal, pero sus aún elevados precios y la carencia de infraestructuras podrían lastrar su potencialidad de crecimiento en matriculaciones a corto y medio plazo.

Los cuatro nuevos paradigmas en el sector, en el medio/lago plazo serán:
1. Conectividad y digitalización será 'trending topic'.
2. La movilidad. Causas tecnológico-sociales y sus efectos sobre los negocios.
3. La revolución del coche eléctrico en 2020-2022 y su horizonte de 1.000.000 de unidades y la consiguiente demanda de baterías.
4. Híbridos y eléctricos tendrán que constituir el cuore business de ingresos fiscales de Estado y Ayuntamientos.

EL FUTURO DEL AUTOMÓVIL PASA POR:
• LA PILA DE HIDRÓGENO
• CAR SHARING (COCHES COMPARTIDOS)
• LA MOVILIDAD
• EL NEGOCIO DE LA VENTA DE DATOS


¡Mis deseos de prosperidad para todos en este 2017!
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · Los Majuelos 10-01-2017 23:14 h.
Un gran análisis. Lectura obligada para profesionales del sector.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada