Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Volkswagen Polo 2018 apunta muy alto
Es el número 1 de ventas en Canarias y tiene la intención de seguir siéndolo por mucho tiempo, objetivo que, tras lo visto hoy durante el acto de presentación a cargo de Domingo Alonso, va a poder cumplir e incluso incrementar, pues el Polo 2018 supera todo lo anteriormente conocido.
25-10-2017  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
Nuevo Polo es la magnificación del popular utilitario en infinidad de aspectos, comenzando por sus dimensiones, aumentadas de forma más que patente, en especial la longitud, que crece 81 mm hasta superar la barrera sicológica de los 4m, situándose en 4.053 mm.
La distancia entre ejes aumenta 94 mm, hasta alcanzar los 2.564 mm totales; la anchura se sitúa en 1.751 mm (+69 mm), mientras que la altura es la única cota que disminuye, concretamente -7 mm, hasta 1.446 mm.

Las nuevas proporciones dan pie a un aspecto más contundente, especialmente por el acortamiento de los voladizos, aumentando la sensación de estar más pegado al suelo y ser más ancho.

Esta fisonomía del nuevo Polo tiene un culpable en forma de plataforma, la MQB, común al Golf, Touran, Tiguan, Passat y Arteon, aunque esta variante A0 queda reservada al exitoso subcompacto, que en su sexta generación ha tomado unos derroteros en los que podría llegar a hacer dudar a algún cliente Golf que no necesite tanto espacio, pues otro de los argumentos del Polo 2018 es su maletero, que ha crecido hasta los 351 litros, es decir, tan solo 29 litros menos que su hermano mayor.

A partir de unas cotas aumentadas se ha podido sofisticar el diseño de la carrocería, en la que destaca el capó recorrido por dos nervaduras longitudinales que le confieren una apariencia más deportiva y masculinizada, cumpliendo uno de los objetivos del equipo de diseño, donde lo emocional ha primado sobre lo funcional, precisamente por disponer de mayor superficie de chapa y espacio interior para recrearse y dar rienda suelta a la creatividad.


En el perfil llama la atención la línea doble en forma de flecha que la marca denomina “línea de tornado, un recurso que aporta tridimensionalidad a la vista lateral, normalmente plana, pero que en el Polo toma un carácter verdaderamente enérgico, rematado por una zaga donde los grupos ópticos poliédricos forman un nudo de unión entre las diferente líneas que provienen de la aleta trasera, del corte del paragolpes con ésta y la hendidura horizontal que recorre de lado a lado el maletero, formando un conjunto más voluble y agradable a la vista que en el modelo saliente.

En cuanto a colores de carrocería, la oferta abarca 14 tonalidades, siendo novedad en este modelo el Naranja Calatea. El habitáculo acepta hasta 8 colores para los elementos decorativos del panel por medio de insertos “dash pad”, lo que permite personalizar ampliamente la combinación de colores que más atraiga al propietario, con el añadido de las 12 opciones disponibles en la elección de llantas.

Interior tecnológico
Nuevo Polo es el primer utilitario del mercado que puede incorporar opcionalmente el cuadro de mandos digital (Digital Cockpit), signo inequívoco de que Volkswagen no se ha querido dejar nada en el tintero, a pesar de tratarse de uno de los benjamines de la familia, pero que le da unos réditos ciertamente importantes, y eso lo sabe muy bien Volkswagen Canarias, que desde el año 2013 ha colocado a este modelo como número 1 de ventas totales en el Archipiélago.

Cabe resaltar el precio de partida del Polo MkVI: 9.900 euros, tan solo 400 euros superior al modelo anterior, aunque con un nivel de equipamiento incomparable, lo cual tiene visos de permitirle conservar el privilegiado estatus actual, coincidiendo con la mejora de la economía general y el ligero descenso de la corriente low-cost.

Seis niveles de equipamiento
La gama en Canarias se articula alrededor de seis versiones: Comfortline, Edition, Connect, Beats, R-Line y GTI. Destaca desde el acabado de acceso la presencia del sistema de vigilancia del entorno “Front Assist”, con asistente de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones.

Como dotación opcional se pueden equipar otros elementos de ayuda a la conducción hasta ahora reservados a modelos como Golf o Tiguan. Es el caso del control de crucero adaptativo ACC, que en combinación con el cambio de doble embrague DSG ofrece además la función de Stop-and-Go.

Otras de las novedades del Polo son el sistema de asistencia para cambio de carril, además del asistente de salida del aparcamiento, el sistema de aparcamiento asistido semiautomático Park Assist y una función de frenada al maniobrar, que evita automáticamente los pequeños pero costosos daños que pueden producirse durante las maniobras de estacionamiento.

A todo esto se añade es el sistema de cierre y arranque sin llave, operación esta última ejecutada mediante un botón en la consola central, junto a la palanca de cambios.

Según versiones, el sistema de infoentretenimiento monta una pantalla de 6,5 u 8”, siendo ésta culpable del rediseño del salpicadero, pues las toberas centrales de aireación se han situado en un plano más bajo a fin de poder situar el display más próximo a la línea de visión del conductor, quedando alineado con el cuadro de mandos.

Los sistemas disponibles son el “Composition Colour” (infotainment con radio y pantalla de 6,5 pulgadas), el “Composition Media” (infotainment con radio, reproductor de CD y display de 8”), y el “Discover Media” (infotainment con radio, navegación, reproductor de CD y pantalla de 8”).

Indispensable en un vehículo dirigido a público joven, o de hábitos contemporáneos, es la conectividad con el móvil, la cual Volkswagen ha encomendado a la plataforma App Connect, capaz de integrar las funciones MirrorLink (Android), Apple CarPlay (iOS) y Android Auto (Google). Ésta se complementa con el cargador inductivo para smartpohones.

Siete propulsores, de 75 hasta 200 CV
El nuevo subcompacto alemán disfruta una gama de motorizaciones perfectamente escalonada, comenzando por el 1.0 MPI tres cilindros de 75 CV, para continuar con la saga gasolina turbo 1.0 TSI de tres cilindros y potencias de 95 y 115 CV.

Les secundan los TSI cuatro cilindros, concretamente el 1.5 TSI Evo de 150 CV, para finalizar con el Polo GTI más potente de la historia, propulsado por un 2.0 TSI de 200 CV, con posibilidad de montar cambio manual de 6 relaciones, o DSG6.

En diesel la oferta se centra en la unidad 1.6 TDI con dos niveles de potencia: 80 y 95 CV, ambas con cambio manual de 5 velocidades como transmisión de serie, y DSG7 opcional para la más potente.
Enlaces de la Noticia
www.motor2000.net © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados