Imprimir  Imprimir
Motor 2000
José María Ponce: Carta a los Reyes Magos
Esta es la carta -aportación- que el veterano y laureado piloto José María Ponce envía en su perfil de facebook a los Reyes Magos, para que estos la hagan llegar a todos y cada uno de los responsables del automovilismo canario en temas inherentes a la reglamentación y organización de las pruebas deportivas.
04-01-2018  |  José María Ponce
Se dice, se cuenta, se rumorea que este 2018 los Reyes Magos, e incluso varios de sus pajes, no vienen cargados de cosas buenas para muchos como debieran.
Parece que más bien que para la mayoría traen un carbón más negro que el asfalto, y turrones blanditos y exquisitos solo para unos pocos.

Va mi carta ilusionada como la de un niño que soy, entregando a su Rey favorito ésta misiva, deseando y esperando sensatez a quienes tienen el privilegio de representarnos para que no acaben con la ilusión y fuerza que la gran generalidad de los amantes del motor tenemos.

Resalto la necesidad de que los participantes hagamos fuerte nuestros criterios generalistas -no partidistas- para mejorar la práctica de nuestro deporte y hacerlo como corresponde, exigiendo a las federaciones y escuderías que nos representan que hagan valer nuestras decisiones pactadas.

* Las federaciones autonómicas y provinciales tienen autonomía propia y no dependen de la Española para reglamentar. Por ello, que las normativas o propuestas que signifiquen cambios técnicos y deportivos importantes se conozcan como tarde, antes de diciembre y queden definidas dentro de los 15 primeros días del año.

* Estabilidad de al menos 4 años en los reglamentos técnicos y vehículos admitidos.

Que se mantengan las normativas técnicas para los vehículos como mínimo, cuatro años desde que se implantó la norma que les afecta.

Se haya cumplido o no ese plazo, que en 2018 al menos no cambie su reglamentación.

* Neumáticos moldeados
Hay equipos que aún los poseen y no existía cambio confirmado en su normativa, de restringirse que se permita usarlos al menos en los dos primeros rallies del año para consumirlos.

* No hacer perder tiempo=dinero, a los equipos al hacer los programas horarios más allá de lo necesario en días. Esto es, verificaciones el día anterior cuando la prueba empieza por la mañana y no antes.

* Cuando las verificaciones y salida “irreal” sean por la tarde, los primeros en verificar y tomar la salida lo harán por orden de lista y no al revés. Solo así, se igualarán los tiempos de descanso para los equipos, máxime cuando los participantes viven alejados del lugar. Inclusive la salida en los erróneamente denominados tramo-espectáculo, cuando es un tramo cronometrado más del rallye.

* Facilitar horarios, en la medida de lo posible, para que los equipos foráneos en su retorno puedan usar los transportes marítimos y aéreos el mismo día que finaliza la prueba.

* Es muy difícil de entender tanta reglamentación estricta de seguridad y por contra, no haya un control de lo que en competición es sin duda alguna lo más peligroso, me refiero al cierre de carretera en los tramos cronometrados.
Que con la publicación del itinerario de la prueba, el organizador presente una relación de los accesos que hay en los tramos indicando los medios humanos y materiales que impidan a vehículos particulares irrumpir en el tramo.

Cuando un participante se encuentre un vehículo en tramo, ocurra o no una desgracia, ese organizador sea Federación o no, quede inhabilitado para organizar pruebas durante un año.

* Si, al súper-rallye
Cuando un equipo tiene una avería, lo menos que puede hacer el organizador es facilitar que se reincorpore, si así lo desea y puede.

Lógico, que lo haga en el mismo lugar que ocupaba en la clasificación y de haber ocurrido la avería en el primer tramo, salga en el mismo lugar que tenía en el orden de salida.

* Incluir las gasolineras que haya en el recorrido
Es ilógico que te obliguen a ir a tope de riesgo con tanque lleno.
Ilógico que casi obliguen a los participantes a hacer refueling con las particularidades de riesgo añadido, a hacerlo en una estación diseñada para ello. Quienes lo quieran hacer, o lo requieran por usar gasolina de competición que lo hagan.

* Hay rallies de tierra y de asfalto
No es de recibo, que se hagan tramos en rallies de asfalto que no reúnen las mínimas condiciones del estado de la carretera, destrozan los vehículos y ponen en peligro la seguridad del equipo, como es el caso, por ejemplo, de dos tramos en el último Rallye de Lanzarote.

Dejo para otros compañeros el análisis y medidas sobre las configuraciones de los campeonatos, principalmente en lo que al número de pruebas se refiere y a la carestía sin contrapartidas que supone en algún campeonato, viajar al ritmo de prueba por isla, algo que me parece totalmente desproporcionado y hace, que no más de tres equipos se interesen por seguirlos.

Seguro que muchos niños como yo, tendrán otras aportaciones más validas que estas para mejorar lo que está ocurriendo y les animo, para que paren unos minutos en sus quehaceres diarios y trasladen a sus representantes las inquietudes deportivas, solo así lograremos los cambios necesarios.
www.motor2000.net © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados