COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 29 mayo - 2017 (06:46 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Hyundai IONIQ, tres versiones, un destino: sostenibilidad
La firma coreana atesora un importante bagaje en electrificación del automóvil, disponiendo del mayor centro de investigación de pilas de combustible del mundo, lo que le permite ofrecer la gama de vehículos sostenibles más amplia del mercado tras el lanzamiento de su revolucionario IONIQ.
0 ComentariosEnviarImprimir15-11-2016  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
El Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de la capital grancanaria fue testigo de la presentación de uno de los modelos más esperados del año, el Hyundai IONIQ, una berlina tipo cupé bajo cuya piel se esconde un conglomerado tecnológico que ningún otro fabricante se había atrevido a poner en escena: versión híbrida, eléctrica y enchufable, tres sistemas de propulsión con la electricidad como denominador común, abarcando todas las posibilidades que un “conductor verde” puede demandar.

Uno de los atributos que caracterizan al nuevo Hyundai es su elegante silueta aerodinámica, que le permite alcanzar un valor Cd de 0.24, líder en su categoría, exhibiendo unas formas en consonancia con la eficiencia pero sin descuidar la estética vanguardista.

Por otro lado, la experiencia a bordo del IONIQ viene respaldada por las funciones de conectividad, que incluyen Android Auto, Apple CarPlay,
servicios en tiempo real TomTom y carga inalámbrica para teléfonos inteligentes, apoyándose en el display táctil de 7” sobre el que se refleja toda la información clave para el conductor.

Un paquete de seguridad integral e innovador, que incluye el Sistema autónomo de frenado de emergencia, el Sistema de mantenimiento de carril, la Detección de ángulos muertos, la Alerta de aproximación de tráfico trasero y el Control de crucero inteligente, garantiza un elevado nivel de seguridad para el conductor y los pasajeros.

Todas las versiones del IONIQ están disponibles con un paquete que ofrece la garantía exclusiva de Hyundai de cinco años sin límite de kilometraje para el vehículo, y la garantía de ocho años y 200.000 km para la batería de alta tensión.

IONIQ híbrido: 3,4 litros/100 km
Por tratarse de una tecnología con una implantación que está a punto de cumplir los 20 años, la versión híbrida pura del IONIQ debería ser la más solicitada, pues además se trata de la más accesible económicamente (18.600 euros). Su comercialización en nuestro mercado es inmediata, no así el modelo enchufable, para el que habrá que esperar al próximo verano.

Las dos versiones híbridas se valen del propulsor Kappa GDI 1,6 litros de inyección directa de gasolina, cuatro cilindros y una eficiencia térmica del 40%, líder en su categoría, con 105 CV y 147 Nm de par, que se transmite a las ruedas motrices por medio de un cambio de doble embrague DCT y seis velocidades, específicamente desarrollado para este modelo.

El motor eléctrico acoplado de 43,5 CV posibilita una conducción totalmente eléctrica de unos 3 km y proporciona un par instantáneo de 170 Nm, quedando alimentado por una batería de polímero de iones de litio con una capacidad de 1,56 kWh, situada bajo los asientos traseros.

Ambos propulsores combinados ofrecen una potencia conjunta de 141 CV y hasta 265 Nm de par, acelerando hasta una velocidad máxima de 185 km/h con un consumo de tan solo 3,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 79 g/km

Los conductores que opten por el IONIQ Enchufable pueden disfrutar de una autonomía de conducción totalmente eléctrica estimada superior a 50 kilómetros, gracias a la potente batería de polímero de iones de litio de 8,9 kWh. El motor eléctrico (61 CV), junto con el motor Kappa GDI de 1,6 litros y cuatro cilindros, genera unas emisiones de CO2 de tan solo 32 g/km.

IONIQ Eléctrico: 280 km de autonomía
Exteriormente lo que distingue al IONIQ Eléctrico es su frontal, pues al no precisar refrigeración del motor la parrilla adquiere la forma de una superficie limpia y elegante en color True Gray o Shine Grey con el color exterior Polar White, todo ello enfatizado por los faros delanteros LED y grupos ópticos traseros con un patrón específico. Su precio se cifra en 25.000 euros.

La batería que monta es de polímero de iones de litio de 28 kWh, con una autonomía estimada máxima de 280 km y un consumo eléctrico de 11,5 kWh/100 km. El par máximo de 295 Nm disponible al instante lo suministra el motor eléctrico, cuya potencia es de 120 CV, a través de un cambio reductor de una sola velocidad que le permite alcanzar una punta de 165 km/h, pudiendo seleccionar tres modos de conducción: Sport, Normal y Eco.

En la recarga de batería hasta un nivel del 80% solo se tardan unos 24 minutos utilizando un cargador rápido de 100 kW de corriente continua (DC). Una caja de control cableada (ICCB) también permite a los conductores cargar su IONIQ en una toma de corriente alterna (AC) doméstica compatible.

Como elemento novedoso del IONIQ Eléctrico se encuentra su modo de frenado manual, por medio de unas levas tras el volante, que se encargan de enviar la orden al motor eléctrico de ejercer como freno en cuatro niveles de actuación, sin necesidad de pisar el pedal de freno, lo que supone un incremento en la capacidad para cargar la batería y de ahorro en elementos mecánicos frenantes como pastillas y discos.

Gana el eléctrico: 1,4 €/100 km
Partiendo de la base que una recarga completa de la batería del IONIQ Eléctrico cuesta unos cuatro euros, y que ésta nos permite recorrer 280 km, obtenemos un costo de 1,4 euros cada 100 km en condiciones óptimas de utilización, es decir, vía lo más llana posible y número de pasajeros a bordo no superior a dos.

Tomando como referencia el consumo medio del IONIQ Híbrido: 3,4 litros/100 km y un precio redondeado de la gasolina a 1 euro/litro, obtenemos un costo de 3,4 euros/100 km, o lo que es lo mismo, 2,4 veces más caro el uso del híbrido respecto al eléctrico, a lo que se añade el menor costo de mantenimiento del último, por lo que cabría concluir que todo son ventajas.

Pero no es así, pues la libertad de autonomía ilimitada del híbrido aún sigue pesando muchísimo en un territorio como el nuestro, primeramente por la orografía del terreno, y en segundo lugar, por la precaria infraestructura de recarga que disponemos actualmente.

Otra cosa es si nuestros desplazamientos son preferencialmente urbanos y si, además, tenemos un punto de recarga accesible. Bajo esas circunstancias no cabe la menor duda sobre la idoneidad del eléctrico.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia