COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 25 abril - 2017 (01:56 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
AUDI Q2, benjamín con personalidad
Apertura de una nueva estirpe dentro de la familia Q, en la que se estrena un novedoso sello estético marcado por la rotundidad de las líneas y una posición más elevada de la parrilla. El resultado es un crossover independiente de la manada, distintivo y con su propio estilo.
0 ComentariosEnviarImprimir26-12-2016  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
Audi ha demostrado que una marca premium también tiene su hueco en los estratos inferiores del mercado, caso confirmado con el exitoso A1, el cual ha dado pie a iniciar la aventura en la categoría SUV-C, bajando un escalón por debajo del Q3 -que ahora queda en tierra de nadie- y dar a luz una nueva familia, con un dígito de ingratos recuerdos para la marca: el 2, con aquel A2 que nunca debió ver la luz.

Aparte de otras muchas consideraciones, Q2 se ha encargado de borrar de un plumazo el estigma del guarismo par, poniendo en liza una forma de entender el automóvil con la que muchos se sentirán identificados y que como es norma refleja la personalidad del conductor.

Tal como escribimos el pasado mes de noviembre cuando vimos por primera vez el Q2 al natural, la inspiración del nuevo crossover está marcada por la precisión de las líneas y el propio carácter de éstas, destacando una circunstancia muy particular apuntada por el fotógrafo de este reportaje, el compañero Micael Löfgren, y es que las formas y el reflejo de luces y sombras que dibujan los paneles del Q2 tienen su máximo esplendor sin necesidad de agacharse o buscar un ángulo bajo. Aparecen a la altura de la vista en posición erguida, o incluso un poco desde alto, donde podamos visualizar el plano del techo.

De esa manera aparecen enfatizados los pasos de rueda y la hendidura que recorre la puerta delantera y parte de la trasera formando una forma geométrica de seis lados, encargada de aportar contundencia a la planta del Q2, cuyo coeficiente aerodinámico es el más logrado del segmento: 0.30, aunque no lo parezca, pero lo cierto es que los aerodinamicistas han hecho un esplendoroso trabajo de optimización del flujo de aire, carenando los bajos, extendiendo el alerón del techo, e incluso dotando a los pilotos traseros de unos diminutos ‘flaps’.

Tendencia ‘on-road’
Centrando su experiencia de conducción en el dinamismo, como es usual en Audi, el Q2 se presenta con unas credenciales claramente enfocadas a su uso en carretera, comenzando por su distancia libre el suelo: 14.2 cm, una cota inferior incluso a la de su hermano A3 (16 cm) que deja entrever claramente la tendencia ‘on-road’ del benjamín de la familia Q, rematada con una monta de neumáticos 215/50-18 en la unidad cedida por Audi Canarias para este test (acabado Sport) que desaconseja su utilización en pistas con un estado inferior al “bueno”.

Esta circunstancia, no obstante, propicia que el centro de gravedad se asemeje al de un turismo, por lo que su comportamiento es bastante similar al de un A3, por ejemplo, con la diferencia de que la posición de conducción del Q2 es más alta, con lo que ello conlleva de sensación de control del tráfico que nos antecede y facilidad para acceder a la cabina.

En el peso radica otra de las claves de la agilidad de movimientos del nuevo SUV de los aros, pues su contenida masa (1.205 kg) en la versión de acceso a la gama (1.0 TFSI 3 cilindros, 116 CV), cifra que en la unidad cedida por Audi Canarias para este test (1.4 TFSI COD 150 CV) es de 1.340 kg, se traduce en una significativa reducción de las inercias, especialmente al cambiar de dirección hacia una contracurva, aportando el ‘feeling’ de un turismo, más que un todocamino.

En el tren anterior se recurre a un sistema McPherson, mientras que en el trasero las versiones con tracción delantera montan un eje semirrígido con barra de torsión, que además de ofrecer un comportamiento intachable permite que el maletero disfrute de una anchura entre ruedas de un metro y un volumen total de carga de 405 litros.

Las versiones con tracción quattro incorporan un sistema multilink con el fin de dar cabida al diferencial y los ejes de transmisión, lo cual provoca una merma de 50 litros.

Habitáculo tecnológicamente intuitivo
Estilo Audi de pura cepa es lo que encontramos en el interior del Q2, especialmente en la cabina delantera, donde se concentra todo el arsenal tecnológico implementado en la nueva criatura, además de unas acertadas inserciones que aportan color y desenfado al habitáculo.

Me congratula comprobar un hecho que en ocasiones anteriores había criticado del fabricante alemán, como es el exceso de elementos cromados que adornan sus volantes, recurso que ha sido sustituido por unos ribetes que circundan las partes principales del mismo, haciendo que su aspecto sea más agradable a la vista del conductor.

Confieso que soy un ferviente admirador del Audi virtual cockpit, el cuadro de instrumentos digital de 12,3” situado tras el volante, encargado de ofrecer al conductor un completo repertorio de datos y que además es configurable a la carta, ofreciendo diferentes opciones de pantallas que ofrecen la información requerida en cada situación, ya sea del navegador, el sistema de audio, telefonía, consumos, etc. o dar prioridad a la visualización digital del velocímetro y tacógrafo, pudiendo ser gestionado de forma intuitiva desde los mandos situados en el brazo izquierdo del volante.

Para rematar, la unidad de pruebas de Domingo Alonso incorpora el ‘Head Up Display’, otro opcional junto al ‘virtual cockpit’ que bien merece un esfuerzo en la cuota mensual de financiación del Q2...

Anclada en el centro del tablero se sitúa la pantalla multimedia 8,3” del MMI Navegación Plus, cuya resolución permite visualizar gráficos en máxima calidad, siendo manejada a través del pomo giratorio MMI touch, cuya intuitividad se ha ganado todos los elogios de usuarios y especialistas.

En cuanto a habitabilidad, el Q2 ofrece muy buena capacidad a los ocupantes de las plazas delanteras y un espacio correcto, sin excesos, para las rodillas de los pasajeros posteriores.

Respecto a ayudas a la conducción, disponemos de todos los sistemas comunes actualmente, como es el pre sense con protección predictiva de peatones; el asistente de cambio y mantenimiento de carril; reconocimiento de señales de tráfico; ayuda al aparcamiento y el más llamativo, el control de crucero adaptativo, que además de mantener una velocidad constante programada, nos sitúa a una distancia predeterminada con el vehículo precedente. Este sistema puede ser ampliado con el asistente de atascos, encargado de guiar el Q2 en medio de la circulación lenta y a velocidades inferiores a 65 km/h, asociado al cambio de doble embrague.

150 CV y S tronic 7
Para esta prueba hemos dispuesto de la motorización intermedia en gasolina, el 1.4 TFSI de 150 CV con desactivación selectiva de dos cilindros, un propulsor realmente equilibrado en cuanto a prestaciones y entrega de par (250 Nm), para el que el fabricante anuncia 5,2 litros/100 km, que en condiciones reales de circulación el que firma no ha podido situar por debajo de los 6,8 litros, una cifra bastante aquilatada teniendo en cuenta lo que es capaz de ofrecer.

Destaca el Audi drive select, un conjunto de modos de conducción seleccionables mediante un pulsador en la cornisa intermedia del salpicadero, o bien por medio del MMI. Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual son los programas a escoger que hacen variar las prestaciones del Q2 considerablemente, además de endurecer la dirección, o la suspensión, esta última en caso de montar el sistema adaptativo.

La guinda del pastel viene de la mano del cambio de doble embrague DSG7, rebautizado como S tronic para Audi, y que sin lugar a dudas es el mejor del mercado, por lo que solo caben alabanzas, ya sea funcionando en modo completamente automático o secuencial, aprovechando las levas del volante. Su sobrecosto de 2.000 euros merece un apretoncillo final a la cuota mensual de financiación...
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia