COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Jueves, 23 noviembre - 2017 (22:04 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Abarth 124 Spider: directo al corazón
Los amantes del automovilismo conocen el legado de un nombre como Abarth, símbolo dentro del mundo de la competición, cuya andadura ha ido ligada a Fiat, que una vez más le ha hecho un encargo muy especial: resucitar un modelo emblemático en el mundo de los rallies de los ´70, el 124 Spider.
0 ComentariosEnviarImprimir04-04-2017  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
El Grupo FCA (Fiat Chrysler Automobile) lo tuvo claro desde que puso sobre la mesa el plan de rescate de un mito como el Fiat 124 Spider, recurriendo a la marca que produce el roadster más vendido de la historia: Mazda MX-5, para formar una joint-venture y aprovechar los amplios conocimientos de los japoneses en esta categoría, coincidiendo con que la cuarta generación del exitoso MX-5 se encontraba en el horno.

En la planta Mazda de Hiroshima se ensamblan sobre la plataforma ND tanto el MX-5 como el Fiat 124 Spider, el cual es trasladado una vez llega a Italia hasta las instalaciones de Abarth en Mirafiori, donde se le sustituyen los elementos diferenciadores: suspensión, barras estabilizadoras, escape, pintura de capó y maletero en negro, diferencial posterior, además de elementos decorativos en el habitáculo, saliendo de la ‘Officine Abarth’ vestido de guerra y con un aspecto mucho más fiero, especialmente llamativo por la tonalidad negro mate de capó y maletero.

Este recurso decorativo tiene justificación a partir del requerimiento de algunos pilotos de la marca a principios de los 70, que pidieron les pintaran el capó en negro mate con el fin de evitar el deslumbramiento por el reflejo del sol en la pintura brillante.

Todos los Abarth 124 Spider son probados y certificados por un técnico de la marca, que les adhiere una placa metálica con el número de serie correlativo a fin de certificar su exclusividad. La unidad de pruebas cedida por Icamotor para este test es la número 670.

Motor 1.4T-170 CV
Bajo el capó del Abarth Spider se esconde un propulsor 1.4 MultiAir turboalimentado, cuya potencia es de 170 CV y el par de 250 Nm, gozando de un comportamiento intachable, precisamente por estar dotado de turboalimentación de última generación, cuya elasticidad y capacidad de recuperación resultan encomiables.

Desde 2.500 rpm empuja con decisión hasta llegar al corte a 6.500 rpm, entregando la potencia sin altibajos y de forma continua, resultando relativamente sencillo mantenernos en la zona de par (3.000 rpm) sin apenas esfuerzo, gracias al excelente escalonamiento del cambio manual de seis marchas.

Su tacto es hiperpreciso y el recorrido de la palanca mínimo, lo cual invita a practicar una conducción deportiva, que puede ser llevada hasta los límites en un circuito cerrado como el de Maspalomas, donde hemos exprimido las posibilidades de este divertido vehículo.

Uno de los elementos clave que Abarth se encarga de ensamblar es el diferencial con autoblocante mecánico (D.A.M.), culpable de que la diversión al volante quede garantizada, eso sí, con las máximas precauciones pues desactivar el control de estabilidad por completo lleva aparejado el sobreviraje inmediato.

Tras la palanca de cambios queda ubicado un interruptor tipo ‘toggle’ que selecciona el modo de conducción ‘Normal’ o ‘Sport’. Este último supone disponer de mayor inmediatez de respuesta del acelerador, endurecimiento de la dirección, mayor sonoridad del escape ‘Record Monza’ y retardo en la intervención de las ayudas a la conducción.

En el caso de montar un cambio Secuencial Deportivo ‘Esseesse’, el modo Sport estira más las revoluciones entre marchas.

Bilstein y barras estabilizadoras
Otro de los elementos fundamentales para que la versión deportiva del 124 Spider alcance unas cotas de estabilidad superiores es la incorporación de amortiguadores Bilstein con reglajes más enérgicos, además de barras estabilizadoras más gruesas, tanto en el tren delantero como en el trasero, permitiendo que el vehículo vire más plano, reduciendo el balanceo de la carrocería, y dotando de mayor precisión de guiado al morro en la entrada de las curvas, elevando sustancialmente el límite de estabilidad, pero haciendo más violenta y brusca la pérdida de agarre, por lo que se hace imprescindible guardar suficiente margen de seguridad para no llevarnos un susto en carretera abierta.

En el tren delantero se montan pinzas rojas Brembo de cuatro pistones y discos de 280 mm, necesarios para detener con seguridad al Abarth, que dispone de 30 CV extra respecto a su homónimo de Fiat (140 CV).

Destaca el reparto de pesos, que queda distribuido equitativamente entre ambos ejes, lo cual aporta confianza en la conducción, pues aunque la tendencia es sobreviradora, dado el sistema de propulsión con autoblocante, tenemos la certeza de que el morro va a inscribir la trayectoria con total sumisión. Es de resaltar el peso total del conjunto, que es de tan solo 1.060 kg.

Del mismo modo, la dirección goza de muy buen tacto, tornándose algo más reactiva cuando seleccionamos el modo Sport de conducción, apreciándose la ligereza del tren delantero y la liberación de las ruedas de la labor de traccionar, lo cual se traduce en agilidad de reacciones, rematado con el esquema de suspensión delantera por doble brazo superpuesto, que sustituye al habitual McPherson, y que aporta un grado de finura en la pisada propio de vehículos hiperdeportivos.

Interior racing
El habitáculo del Abarth 124 Spider es una continuación de la filosofía deportiva que impera en su exterior, dando rienda suelta a la imaginación de los volantistas del inicio de la década de los ´70, concretamente a 1972, cuando nació el primer modelo, o a 1975 cuando Maurizio Verini se hizo con el Campeonato de Europa de Rallies.

Traslados al siglo XXI, el Abarth contemporáneo hace un guiño a la deportividad incorporado botón de arranque, asientos tipo bacquet, línea roja de referencia en el volante, etc., respirándose un ambiente racing que queda rematado con la presencia del logo Abarth y su escorpión en el centro del volante y alfombrillas.

La capota de lona se puede plegar con una sola mano en menos de cinco segundos y queda escondida tras los asientos sin restar espacio al maletero, cuya capacidad es de 140 litros. Tras los respaldos emergen dos arcos de seguridad en acero anclados al chasis, que evitan daños mayores en caso de vuelco, y entre éstos un pequeño cofre portaobjetos que es casi el único espacio para almacenar, pues no existe ni guantera ni bolsillos en las puertas, tan solo una diminuta gaveta entre los asientos.

Como elemento opcional dispone del paquete Radio Plus, que incluye pantalla táctil de 7”, mandos en el volante, conectividad Wi-Fi, Bluetooth, dos puertos USB y sistema de sonido Bose, pudiendo ser manejado por medio del mando giratorio situado tras la palanca de cambios. El precio del Abarth 124 Spider es de 36.413 euros.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia