COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 23 octubre - 2017 (21:33 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Land Rover Discovery 5, un lord muy aventurero
Sin perder un ápice del ADN aventurero de Discovery, Land Rover ha sabido dotar a esta nueva edición de su mítico todo terreno con una pátina de lujo, elegancia y exclusividad que lo sitúan al más alto nivel del segmento premium gran lujo.
0 ComentariosEnviarImprimir10-05-2017  |  Aythami Alonso
Esta quinta generación Discovery impresiona, no solo por los 4,97m de todo terreno, sino por la calidad de acabados, de construcción y de elegancia que se percibe con una simple inspección visual externa, antes de adentrarnos en su cabina, que es cuando recibimos el impacto final, el que termina de enamorarnos.

Nuevo Discovery es un enorme paso adelante para el icónico todo terreno, que al ir montado sobre un bastidor monocasco pasaría a definirse como SUV, aunque sus dotes fuera carretera le conceden el beneplácito de conservar el calificativo TT.

Precisamente el chasis es uno de los elementos que aportan un halo de exclusividad al Discovery 5, pues está fabricado en un 85% de aluminio, lo cual le permite ahorrar un peso de 480 kg, robados igualmente mediante el uso de magnesio en el frontal y la barra transversal de refuerzo del salpicadero, dejando el peso en báscula en unos sorprendentes 2.105 kg, que para la voluminosidad y equipamiento de este Land Rover suponen un récord.

Exteriormente, los diseñadores británicos han dado continuidad a los rasgos característicos Discovery, donde el techo escalonado es el principal recurso que lo delata, y culpable, además, de la excepcional habitabilidad que goza, permitiendo acomodar en la tercera fila de asientos a adultos de hasta 1,90m de estatura.

Profundizando en pequeños detalles destaca la mínima tolerancia existente entre los paneles de la carrocería, lo cual da una idea de la calidad de estampación de las prensas de aluminio, a lo que se suma el coeficiente aerodinámico logrado por este mastodonte de las pistas: Cx 0.33, fruto de un diseño que ha dado paso a ciertas redondeces, dejando a lo lejos la cuadratura de la primera generación (1989). Otro detalle que aconsejo comprueben in situ es el diseño y ejecución cinemática del gancho portabolso retráctil ubicado al alcance del copiloto.

Siete verdaderas plazas
Como adelantaba anteriormente, Land Rover anuncia al nuevo Discovery como un siete plazas, y no va de farol, pues la tercera fila de asientos (opcional por 1.365 euros) es capaz de acomodar a dos adultos corpulentos sin problema alguno.

Pero la firma de Solihull ha querido ir un paso más allá, dotando a esta tercera fila de unas sorprendentes funciones de modularidad, pues los respaldos se pueden abatir mediante un pulsador electrónico en la cara interior del pilar C; o a través del display táctil del sistema de infoentretenimiento; o por medio de una app en el móvil.

Otra de las virtudes del nuevo Discovery es la gran cantidad de huecos portaobjetos que dispone, algunos incluso secretos, donde depositar enseres, aparatos electrónicos o cualquier pertenencia resulta muy sencillo, contando además con una espléndida capacidad de carga, comenzando por los 256 litros en versión 7 plazas operativas; 1.231 litros con 5 plazas y 2.500 litros en formato biplaza, beneficiándose de la posibilidad de deslizar 160mm longitudinalmente la segunda fila de asientos.

El portón trasero está construido en una sola pieza, además de incorporar apertura mediante mando de la llave, o control gestual, incorporando una innovación consistente en un apéndice plegable que emerge del plano del maletero con una longitud de 285mm y que sirve de improvisado asiento, con capacidad para soportar hasta 300 kg.

Los propietarios más activos pueden solicitar la ‘Activity Key’, una pulsera de goma que integra el código de apertura del cierre centralizado y que permite desactivar la llave principal y llevarnos puesta la llave en la muñeca a hacer deporte, e incluso sumergirnos hasta 30m de profundidad en el agua.

Capacidad todo terreno
En breve podremos conducir el nuevo Discovery, pero según nos adelantan los miembros de Pelican Motor (concesionario de la marca para Las Palmas) que ya lo han testado, la nueva criatura se mueve fuera carretera como pez en el agua, dando continuidad a la histórica capacidad de Land Rover para abordar obstáculos imposibles.

La electrónica se ha apoderado del Discovery 2017, y sistemas como el ATPC (All-Terrain Progress Control) dan la posibilidad al conductor de fijar una velocidad desde 2 km/h hasta 30 km/h, lo cual le permite concentrarse en la dirección del vehículo cuando se enfrente a terrenos difíciles, mientras la tecnología controla las funciones del motor y de frenado.

Por otro lado, el sistema multimodo ‘Terrain Response 2’ optimiza una gama de ajustes, desde la sensibilidad del acelerador hasta las características del cambio de marchas, para adaptarse a las condiciones de conducción con un simple giro del selector. Incluso, si el conductor no está seguro de la mejor opción, el sistema permite seleccionar el ajuste óptimo automáticamente.

En cuanto a cotas básicas fuera carretera, el nuevo Discovery presenta una impresionante altura libre al suelo de 283mm, que se reduce a 220mm en caso de montar suspensión de espirales y no del tipo neumática. Su ángulo de entrada es de 34º, de salida 30º y ventral 27,5º, con una profundidad de vadeo de 900mm, que puede ser monitorizada mediante unos sensores colocados bajo los retrovisores, que miden con precisión la altura del agua.

Las motorizaciones Td4 y Sd4 montan de serie muelles helicoidales, mientras que el resto de versiones vienen con suspensión neumática electrónica, que es culpable de una calidad de rodadura sin igual, a la vez que permite ajustar la altura de carrocería según las necesidades, como por ejemplo bajar 40mm para acceder o apearse del vehículo, aumentar la altura 75mm en pasos difíciles, o descender 13mm a velocidades de crucero superiores a 105 km/h con el fin de reducir la resistencia al avance.

Cuatro propulsores eficientes
Provisto de motorizaciones de concepción y fabricación propias, nuevo Discovery opta por el refinamiento y la eficiencia, comenzando por la unidad de acceso a la gama, el 2.0 Td4 de 180 CV, cuyo consumo homologado es de 6 litros/100 km.

Le sigue, también turbodiesel de la familia Ingenium, el Sd4, un 2.0-4 cilindros de 240 CV y nada menos que 500 Nm de par, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y obtener una cifra de consumo de 6,3 litros.

Por encima se sitúa el Td6, 3 litros V6 turbodiesel monoturbo, capaz de generar 258 CV, cuyo consumo es de 7,2 litros y su capacidad de aceleración desde parado hasta 100 km/h se cifra en 8,1 segundos.

La pirámide está coronada por el Si6, V6-3 litros gasolina sobrealimentado de 340 CV, cuyo consumo es de 10,9 litros y su capacidad de aceleración 0-100 km/h en 7,1 segundos.

Todos estos motores van acoplados a una caja de cambios ZF automática de ocho marchas, cuyo manejo se ejecuta por medio de un mando giratorio situado en la consola central, o a través de las levas del volante.

El precio del Discovery 5 en su version básica: acabado S con motor turbodiesel de 150 CV arranca en 54.000 euros.

Tracción optimizada, con o sin reductoras
Fiel a su vocación todo terreno, la función motriz del nuevo Discovery está encomendada a un sistema 4x4 permanente e inteligente, comenzando por la versión sin reductora a través de un diferencial Torsen, que distribuye el par entre ambos ejes en relación 42/58 bajo condiciones normales de adherencia, pudiendo llegar a una proporción 62/38 y 22/78 bajo condiciones de sobreviraje o subviraje.

La otra opción consiste en una caja transfer central con velocidades largas y cortas, es decir, con posibilidad de reducir la relación para abordar zonas de muy baja adherencia o pendiente, permitiendo el cambio de largas a cortas sin detener la marcha a velocidades por debajo de 60 km/h y con el simple gesto de pulsar un botón en la consola central.

Al igual que en la versión de una sola velocidad, el sistema con reductora reparte el par entre ambos ejes de forma inteligente, siguiendo las pautas marcadas por los sensores ubicados en los bujes, dirección, pedal de freno, ángulo de mariposa, acelerómetro, etc.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia