COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 22 septiembre - 2019 (03:43 h.)
...y te contaré
AMPLIAR
11-09-2019 | Deporte - Canarias
Roberto Álamo, un histórico nos dice adiós
Hoy 11 de septiembre es un día gris y triste, nos ha dejado Roberto Álamo Igeño, un piloto histórico del inicio de la década de los 70, perteneciente a aquella generación de entusiastas que desde la Escudería Drago empujaban y luchaban por el restablecimiento de las competiciones en la provincia de Las Palmas.

Roberto y su hermano Mario, además de excelentes pilotos y mejores personas, se distinguían por ser unos apasionados de las monturas Mini Cooper, que ellos mismos preparaban, de forma especial y exuberante en el caso de Roberto, con aquellas tomas de admisión que sobresalían del capó y que causaban sensación en las pruebas de montaña, donde ambos competían, y de cuyos resultados cabe resultar la victoria absoluta de Roberto Álamo en la Subida de Moya, el 10 de septiembre de 1972, precisamente ayer se cumplían 47 años de la efeméride.

Independientemente de todo ello, Roberto era un apasionado de la mecánica y de la electricidad, más bien todo un genio, ya que varias de sus patentes fueron premiadas en la Exposición de Bruselas, aunque lamentablemente no obtuvo esa financiación económica indispensable para su producción en serie.

Hoy, 11 de septiembre, sus compañeros y amigos le despiden en el Tanatorio San Miguel. Para su hermano Mario nuestras muestras de condolencia más sentidas y un fuerte abrazo. Los dos fueron, y siguen siendo, genuinos representantes de aquel automovilismo romántico, desinteresado, generador de sólidas amistades… Algo impensable en la actualidad.
 
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2019 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen