COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 25 septiembre - 2018 (05:09 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
El Gobierno criminaliza a los conductores
1 Comentarios07-09-2018  |  Juan José Alonso Prieto
La siniestralidad en las carreteras españolas viene aumentando por quinto año de forma consecutiva, y de forma más concreta los fallecidos por accidentes de tráfico en los pasados meses de julio y agosto se han incrementando en un 15 por ciento respecto a las mismas cifras de este periodo en el año anterior, mientras el incremento acumulado en los ocho primeros meses de este año es del 24 por ciento, que corresponde a 799 víctimas mortales.

El 76 por ciento de estas víctimas se han producido en carreteras convencionales o secundarias, lo que lleva a la Dirección General de Tráfico, de nuevo con Pere Navarro al frente de la misma, a proponer una reducción de la velocidad máxima de 100 a 80 km/hora, como si toda la culpa fuese de los conductores…

Y no es así, porque aún teniendo en cuenta que hay accidentes por imprudencias de los conductores, generalmente derivados del consumo de alcohol y estupefacientes, un alto porcentaje de esa accidentalidad es debida al mal estado de las vías, en muchas ocasiones pésimo estado por falta de inversión en mantenimiento y conservación del firme, de los arcenes, de la señalética horizontal y vertical, de la falta de iluminación en lugares concretos, originando un sinfín de puntos negros.

Pero este neonato Gobierno, tan dado a los globos sonda y a rectificarse a sí mismo un día sí y al otro también, pone en el punto de mira a los automovilistas, incluso al sector en general, con sus amenazas al diésel: “tiene los días contados”, espetó en un ejercicio de pura ignorancia la llamada ministra de Transición Ecológica ¿…? aunque después se desdice -o la desdicen- pero a cambio de subir los impuestos.

Ahora, desde la DGT, nos pintan a todos los conductores como unos kamikazes desenfrenados en carreteras secundarias. Pero nadie hace un estudio de esas carreteras, ni tan siquiera en autovías, donde la inversión es prácticamente nula en los últimos diez años. Estos días estamos viendo como el nuevo Gobierno de España se niega a firmar el convenio de carreteras con el Gobierno canario, que sin el “voto del diputado 175” se ha quedado sin posibilidad de presión ni margen de maniobra ante una administración que quiere solucionar el problema de la siniestralidad rebajando la velocidad de desplazamiento.

Está a punto de llegar la época de lluvias y el deterioro seguirá incrementándose en proporciones geométricas. Pero el Gobierno central es insensible a la magnitud del problema, y en vez de dotar presupuestariamente a las vías de su propiedad, y obligar a otras instituciones a hacer lo propio con las que tienen a su cargo, nos dicen que vayamos más despacio, nos ponen más radares, también drones, helicópteros y todo lo que haga falta para denunciar: ergo multar y recaudar.

Hay que estar muy de acuerdo con la vigilancia, pero una vigilancia efectiva y más intensa en el control de sustancias, en el uso de los teléfonos móviles, navegadores y artilugios varios, en la utilización de los cinturones de seguridad, en las sillitas infantiles…

Pero al mismo tiempo poner en orden de circulación segura innumerables vías, donde los automovilistas y motoristas caen como conejos en las trampas de baches, márgenes destrozados, aquaplaning por cunetas inservibles que no canalizan el agua. No todo se deriva en accidentes, pero sí en llantas destrozadas, amortiguadores rotos, averías en la dirección… efectos que para los motoristas se traducen en graves caídas.

Otro motivo de la accidentalidad radica en un parque móvil antiguo y además con muy poco mantenimiento, fundamentalmente por motivos económicos. Pero por parte del Gobierno no hay planes ni incentivos que ayuden al automovilista a sustituir su coche antiguo, potencialmente más peligroso -y en todo caso más contaminante- por uno nuevo que garantiza seguridad y limpieza medio ambiental.

Pero no, el Gobierno en minoría no está para estos servicios a los ciudadanos, sino para conspirar políticamente y sobrevivir unos meses más en el machito, olvidándose de que ha llegado hasta ahí en base a una moción de censura basada en unas elecciones inmediatas, que han pasado al olvido “y a vivir la vida, que son dos días”.

Con esos antecedentes ya podemos imaginar el futuro que nos espera a los conductores, a los usuarios del automóvil y transportes y al sector de la automoción en general.
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · guardian del faro 09-09-2018 09:39 h.
La DGT no es mas que un apéndice "fiscal" y de terror economico, via multas, del "mierdogobierno" que desgobierna y hunde España. La denominacionn real de la DGT debiera ser la "DGCM" es decir Direccción General de Cuenta Muertos, esa y no otra, además de la de esquilmar y robar del bolsillo de los ciudadanos es su funcion desade hace muchos años. Achacar los accidentes y fallecimientos a los conductores y en base a esa impericia o imprudencia que les achaca justificar su inane existencia y sueldos de miles de ¿funcionarios? aunque NO FUNCIONEN NI HAYAN FUNCIONADO NUNCA, a la par que basar sus opiniones en estadisticas manipuladas e inciertas y de dudoda credibilidad por su trabajo de campo. Es decir es un organismoINOPERATIVO que solo vale para sangrar aún mas al exhausto contribuyente.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada