COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Miércoles, 15 julio - 2020 (03:11 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
José Carlos Mauricio: vergüenza y decepción tardía
10 Comentarios04-02-2011  |  Juan José Alonso Prieto
Independientemente de su denso y variado currículo político, transitando con mayor o menor éxito por diversos partidos y su macedonia de siglas, hasta ahora había tenido una sincera admiración por la figura pública de José Carlos Mauricio Rodríguez, de quien siempre me ha fascinado su talento y capacidad como orador, especialmente en su época de parlamentario en el Congreso de los Diputados.

Aunque se le recuerda únicamente por su faceta política, Mauricio es Licenciado en Periodismo, profesión que ejerció durante pocos años en su época de joven inquieto y contestatario contra la dictadura franquista.

Coincidí con José Carlos en la redacción de la Revista Sansofé, donde empezó a tratar temas relacionados con la agricultura, que pronto se transformaron en prédicas comunistas, y donde yo también me afanaba - bajo el seudónimo de “Tazio Nuvolari”- reclamando a las autoridades civiles de la provincia el permiso para reanudar las competiciones automovilísticas, suspendidas “a piedra y barro” tras el luctuoso accidente acaecido en aquel circuito urbano que se celebraba en la Avenida de Escaleritas.

Recuerdo aquella cuarta planta de la calle Torres, a dos pasos de Triana, y las visitas policiales en busca de elementos socialistas, comunistas o de Comisiones Obreras, que por allí se dejaban caer. Los expedientes sancionadores saldados con multas que se hacían imposibles de pagar, el secuestro de alguna edición, y por fin la clausura y cierre de la publicación dictaminada por orden administrativa -ay, ay Fraga- del Consejo de Ministros con la consiguiente tristeza de las buenas gentes que desde sus páginas se rebelaban contra el autoritarismo de la época a base de actitudes personales sumamente comprometidas, que no era mi caso, pues mis argumentos eran casi de inocencia deportiva, comparados con las proclamas de Mauricio, o las de Pepe Alemán, Julio Pérez, Tristán Pimienta, Andrés Ojeda, Antonio Cabral, Julián Ayala, Juan Cruz, Pepe Rivero, Rafael González Morera, Antonio González Vieitez, Faustino García Márquez, “Pastino” con su corrosivo humor gráfico, y hasta el profesor Jerónimo Saavedra, enormemente ilusionado con sus postulados socialistas, y que llegaría a ser Presidente del Consejo de Administración.

Pero volvamos al protagonista de este blog, a José Carlos Mauricio, que estos días ha vuelto a ocupar importantes espacios informativos y no por su antigua profesión periodística.


Desmantelada la Revista Sansofé -y vaya aquí mi infausto recuerdo para Antonio Cillero, el censor gubernamental en la provincia de Las Palmas- cada uno tiró por su lado. Para varios Sansofé fue una verdadera escuela profesional y tomaron el camino de la información, en el cual algunos aún sobrevivimos. Ya en los estertores del tardo franquismo, Mauricio se implicó a fondo con el partido comunista, después fue Consejero de Comercio en la Junta Preautonómica de Canarias, más tarde le entró la vena nacionalista de izquierdas y fundó Iniciativa Canaria (ICAN) formación con la que fue concejal en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y Diputado en el Parlamento Nacional, sin duda su época más brillante y que le fue refrendada con varios premios y distinciones por la capacidad argumental de su brillantísima oratoria sin apoyarse en un mínimo apunte.

En tiempos recientes, entre 2003 y 2007, Mauricio fue Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, presentándose a las elecciones de 2007 como candidato a la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria. El batacazo fue de tal calibre que, en la misma noche electoral, Mauricio anunciaba su radical abandono de la política.

Sin entrar en sus credos políticos, que cada uno tiene los suyos, siempre he tenido la curiosidad de seguir la trayectoria de quien en tiempos pasados había sido ocasional compañero de redacción. Nos saludábamos cuando coincidíamos en algún lugar, normalmente en aeropuertos, y ya en tiempos más cercanos Mauricio trasladó su residencia -no sé si como primera o segunda, ya que también tiene casa en la zona de Las Canteras- al municipio de Santa Brígida y casualmente a poco más de un kilómetro de mi domicilio, por lo cual nos hemos cruzado infinidad de veces, casi siempre él en coche y yo caminando por este entorno talayero. Un adiós rápido o un gesto con la cabeza mantenía vivo el recuerdo de tiempos casi olvidados de puro viejos.

Lo que nunca podría haber imaginado es que el prohombre Mauricio, el látigo de la oratoria con su crítica acerva y cortante como un afilado naife canario, el terror de sus opositores cuando se ponían en el punto de mira de su despiadada ironía, el responsable -casi un dios- de las finanzas del Gobierno Canario en toda una legislatura... ese José Carlos “del Gran Poder” que yo veía al volante, carecía del preceptivo permiso para esta función. Es más, nunca lo había tenido. Ha estado toda su vida cometiendo este fraude administrativo, que si es imperdonable para un ciudadano corriente, resulta absolutamente injustificable para un representante público de tan alto nivel, para “un padre de la patria”, como dice el manoseado tópico.

Mi admiración por el diputado Mauricio, y por su oratoria más propia de un predicador jesuíta de la Orden de San Ignacio de Loyola, se me ha caído a los pies y me siento avergonzado por su conducta cuando ha salido a la luz pública que recientemente ha sido juzgado y condenado tras una simple y corriente denuncia de tráfico, a raíz de la cual se destapó el escándalo de esa carencia de permiso que, encima, nunca había tenido.

Pero es más, el que era brillante espejo de José Carlos se ha roto en miles de pedazos, como si se hubiera precipitado desde un décimo piso. Apenas tres días después de saltar a la luz pública esa falta casi vitalicia, un equipo de Antena 3 Televisión -enhorabuena compañeros- realizaba ayer un seguimiento a José Carlos ¡¡conduciendo de nuevo... insistiendo en la ilegalidad!! desde La Atalaya hasta Las Canteras.

A la vergüenza que ya sentía, se ha sumado desde ayer también la decepción tardía hacia un personaje por la reincidencia machacona de su ilegalidad, tirando alegremente al aire ese resto de honorabilidad que le daba su condición de político jubilado.

Dentro de mi decepción, aún tengo un poso de confianza en aquel Mauricio que predicaba rectitud e integridad, para que pida disculpas a los que, de una forma u otra, fuimos seguidores del personaje. Porque si todo queda así, con un nuevo expediente más propio de un joven y airado poligonero, que de un respetable ex diputado, a la muerte -virtual, of course- del político, habrá que sumar también su sepelio social.

Me has decepcionado José Carlos. Tardía, pero totalmente decepcionado. Al menos espero no verte de nuevo al volante, y hasta voy a evitar transitar por los alrededores de tu casona, ya sabes “ojos que no ven....”
Página 1 de 1   
Comentarios · 10
10 · María de Jinámar 04-06-2013 16:25 h.
Buén político este hombre ,aunque no apruebo su conducta,debió de respetar el derecho de los demás.
9 · Charly 08-02-2011 22:15 h.
Nada, lo dicho, que al final no le ha pasado nada, pagar otra multa, esta vez más elevada, pero qué serán 5000euros para ellos, me pregunto si no es injusta o al menos insuficiente la condena
8 · Valentino 06-02-2011 14:29 h.
Moraleja, los políticos no pierden sus formas ni cuando estan retirados. Son el reflejo de la situación actual de nuestra pobre región y de nuestro apaleado país. Seguiremos sufriendo, no hay otra.
7 · Camarada Proletariado 06-02-2011 08:27 h.
Si se entera de lo sucedido, el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas y el Ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, me gustaría oír sus opiniones. Seguro que más de uno se tomarían en serio este tema al escuchar lo que dirían...
6 · Rötring C. 06-02-2011 08:26 h.
Si esto es lo que podemos llegar a conocer de nuestros políticos, ¿qué será lo que nunca sabremos? Gracias Juan José por atreverte a llamar a las cosas por su nombre, aún sabiendo que ambos se conocen. La clase política debería tomar nota de este artículo y pronunciarse en lugar de protegerse unos a otros. Todavía no ha habido nadie de su casta que salga al trapo. Felicidades Juan José.
5 · V. Avila 05-02-2011 20:35 h.
Solamente los ingenuos son capaces de creer en la integridad moral de los políticos.
4 · car 05-02-2011 14:03 h.
Charly , si vas legal no te puedes comer las multas de 2 en 2 , la actitud de Jose Carlos Mauricio es una verguenza para nuestra sociedad . Sería muy positivo el reconocimiento publico de su error y que se le aplicara una sanción de ayuda social en temas de seguridad vial
3 · Lucía y Pachico 05-02-2011 13:33 h.
Felicitación D. Juan José por como ha sabido mezclar sentimiento humano y profesionalidad, como dice David A.C. usted es un lujo para los que sabemos apreciar literatura de verdad. Una lástima que no se prodigue más con artículos de este tipo, y en cambio esté malgastando su tiempo y trabajo con un deporte lleno de desagradecidos y hasta de mala gente.
2 · David A.C. 05-02-2011 11:14 h.
Excelente articulo Sr. Alonso es un lujo que alguien como usted siga en activo
1 · Charly 04-02-2011 19:45 h.
Y no le pasará nada... España es así, luego los que vamos legales como somos unos desgraciados sin apoyos en altas esferas son comemos las multas de 2 en 2,y cuidado con que te pase algo más gordo, que tengas carnet, seguro en vigor o itv cómprate un pijama de rayas.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada