COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Sábado, 26 septiembre - 2020 (13:03 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Reflexionando, que es gerundio
El mayor triunfo, la peor derrota
1 Comentarios14-03-2011  |  El Guardián del Faro
En principio, felicitamos sinceramente a FACONAUTO por la, a nuestro criterio, excelente gestión realizada para llevar al convencimiento de una gran parte de los grupos políticos del parlamento español la necesidad de introducir algunas modificaciones, con las cuales intentar resolver la anterior situación jurídica de indefensión de los concesionarios en sus relaciones mercantiles con los proveedores.

El culmen de tan exitosa gestión llegó con la aprobación mayoritaria del Senado (09.02.2011) y el posterior refrendo, asimismo mayoritario, del Congreso (15.02.2011) de la disposición adicional 16ª-Contrato de Agencia- incorporada a la Ley 12/1992 de 27 de Mayo, de Economía Sostenible (LES) –pendiente de firma por S.M. el Rey y publicación en el BOE- lleva 20 días de retraso en su publicación, ¡Inaudito!
(Para ver texto integro pinchar aquí)

Por otra parte, la norma aprobada resultaba coherente con lo indicado en el punto 11 de la Resolución 81457/2010 del Parlamento Europeo de 6 de mayo de 2010,(anexo 1) por la que instaba a la Comisión a “velar por que los distribuidores, incluidos los del sector del automóvil, gocen del mismo nivel de protección contractual en toda la UE del que disponen actualmente los agentes comerciales, ampliando el ámbito de aplicación de la Directiva 86/653/CEE a los acuerdos de distribución”.

Ya en Marzo de 2009 la Dirección General de Política Comercial, dependiente del Ministerio de Industria, elaboró un informe en respuesta al encargo dado al Gobierno por el Congreso de los Diputados (Comisión de Industria, Turismo y Comercio en su sesión del día 20 de marzo de 2007 (“BOCG. Congreso de los Diputados”, serie D, núm. 533, de 29 de marzo de 2007).(anexo 2) “El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a analizar, con audiencia de los sectores interesados, la problemática de los contratos de distribución comercial y a proponer en su caso las modificaciones legislativas pertinentes, con el fin de evitar situaciones contractuales de abuso y de promover la seguridad jurídica de los operadores económicos en el mercado de distribución de bienes y servicios, con especial atención a la naturaleza de pequeñas y medianas empresas que intervienen en el mismo”.

En su informe y en el apartado de análisis jurídico, la Dirección General de Política Comercial refleja la problemática que afectaba al sector recogiendo las manifestaciones de FACONAUTO que, en líneas generales consistían en:
• Los contratos no se negocian individualmente sino que sus cláusulas se imponen
unilateralmente por una de las partes, los fabricantes o proveedores, por lo que se trata
de contratos de adhesión.
• Las relaciones contractuales en este ámbito son de tracto sucesivo, pero no se tiene
en cuenta la existencia de un vínculo contractual anterior, en el nuevo contrato que se
celebra. Se entiende que comienza una nueva relación comercial.
• La relación contractual se califica como “intuitu personae” y esto provoca que la
selección y el nombramiento del distribuidor se realice en base a criterios o
estándares cualitativos. Criterios o estándares de calidad que son impuestos
unilateralmente por el proveedor que se reserva, a su vez, la facultad de modificarlos
unilateralmente cuando lo considere necesario.
• Los proveedores ejercen un intenso control de la actividad comercial que llevan a
cabo sus distribuidores, control que articulan fundamentalmente de dos maneras: En
primer lugar, se reservan el acceso a documentación como las facturas, las cuentas o
los datos comerciales.
En segundo lugar, los distribuidores se obligan en el contrato a utilizar los sistemas
informáticos del proveedor. El acceso a los datos personales de la clientela del
distribuidor que se produce con la gestión diaria de su negocio a través del sistema
informático del proveedor, en el que se va introduciendo toda la información sobre
actuales o potenciales clientes, preocupa especialmente a los distribuidores dado que
entienden que es una forma de posible apropiación de su fondo de comercio.
• Los objetivos de venta se imponen, nunca se negocian.
• Los proveedores se reservan, en el contrato, el derecho a vender directamente a
terceros.
• Los contratos de distribución establecen indemnizaciones a favor del proveedor en el
caso de incumplimientos por parte del distribuidor, y, sin embargo, no contemplan el
mismo tratamiento para los incumplimientos por parte del proveedor.
• El contrato de concesión tampoco reconoce al distribuidor el derecho a una
indemnización o compensación en caso de resolución unilateral del contrato por
parte del proveedor. Por otra parte, la resolución del contrato de distribución suele
conllevar el traspaso de los pedidos realizados con anterioridad a la misma.
• Finalmente, los contratos de adhesión suelen contemplar como sistemas de
resolución extrajudicial de controversias el arbitraje y la mediación y, en caso de
controversia judicial, se determina como tribunal competente el del domicilio del
proveedor en lugar del previsto en la legislación de enjuiciamiento civil.

El “desgobierno” de España recibió un mandato de las Cortes Generales hace 4 años (2007) tardó dos años en elaborar un informe que identificaba el problema y dos años más tarde continuaba sin adoptar ninguna medida y sin presentar a las Cortes iniciativas o propuestas de Ley al respecto, ha tenido que ser un partido minoritario (nacionalista) quien presentase la propuesta al amparo de la discusión de una Ley que en absoluto tiene algo que ver con la problemática del sector, eso si, se alarman cuando reciben la presión de los fabricantes haciéndoles ver el “disparate” para sus intereses que han cometido, “traicionando” además lo que, al parecer, el “desgobierno” y los fabricantes y/o importadores habían pactado previamente, al margen, por completo, del resto de actores afectados (concesionarios y/o vendedores). Recordemos la expresión del máximo dirigente de ANFAC “Nos han traicionado”. Una autentica vergüenza y una autentico disparate ¿Quién va a confiar y creer en un País con semejante “banda” de ineptos e inútiles al frente?. Así nos va. FACONAUTO lleva más de 15 años, intentado negociar con ANFAC un marco jurídico equilibrado que viniese a regular las relaciones mercantiles entre proveedores y distribuidores. ANFAC se ha negado sistemáticamente esa negociación, llegando, inclusive, a rechazar la mediación de la Dirección General de Comercio del MITYC que propuso un Código Ético, mediación que FACONAUTO sí aceptó.

El pueblo soberano, a través de sus representantes y por mayoría absoluta, han sancionado y aprobado una Ley que daba satisfacción a las inquietudes y sinsabores que varios miles de concesionarios de automóviles venían soportando desde hace bastantes años. Lógicamente, otros actores involucrados (fabricantes e importadores) se vieron en la necesidad de reaccionar y ejercer la máxima presión, recurriendo a la amenaza verbal, rozando, nos atreveríamos a decir, posiciones cercanas al chantaje puro y duro, tanto al partido en el gobierno como a los partidos de la oposición. El tercer actor “que siempre se entera por la prensa”, el Gobierno Español (o mejor debiéramos decir el desgobierno), se amedrentó ante la presión de los productores e importadores y no encontró otra formula más apropiada que la de retrasar “sine die” la publicación de la Ley en el BOE, para, en el ínterin, convocar reuniones urgentísimas con las partes implicadas, buscando un acuerdo en el cual apoyar la anulación de la referida y aprobada disposición adicional 16ª. Es decir el desgobierno de España intenta enmendar una CHAPUZA con otra CHAPUZA aún mayor, incorporando una nueva disposición adicional a una ley que, por estar en tramitación actual en las Cortes, aunque no tenga en absoluto que ver con el tema distribución de automóviles, permita su aprobación en las próximas semanas. El colmo de la desfachatez y de la ignominia, eso es cachondearse de ese pueblo, al que llaman “soberano”, en sus propias narices, eso si, nos dirán que actúan, siempre, en nuestro nombre. Resultan difícilmente creíbles actuaciones semejantes en Parlamentos Democráticos verdaderos y consolidados (Inglaterra, Alemania, EE.UU, etc), esto solo pasa en esta España de nuestros pecados y nuestros pesares. ¿Que habremos hecho los ciudadanos de verdad para merecer una “CASTA POLITICA” tan nefasta y trincona?

Resulta vergonzante que una Ley transcendente, como la que nos ocupa, se presente a las Cortes de “tapadillo” y se pretenda anular, de forma chapucera, tras ser aprobada legalmente, a través de maniobras “oscurantistas”.

A nuestro entender FACONAUTO había jugado el mejor partido de su vida y ganaba 1-0 en el minuto 90, pero el árbitro, en ese momento, decretó una prórroga indefinida y al comienzo de la misma ANULÓ el gol de FACONAUTO, dejando el partido igualado, transmitiendo, claramente, su absoluta parcialidad hacía uno de los contendientes. La simulación de un “saque neutral envenenado” hará que el balón caiga, casi con total seguridad, del lado del equipo que había perdido el partido en el tiempo de juego real y legal.

Resultado, el equipos originariamente “perdedor” resultará el gran vencedor. Quisiéramos equivocarnos.

Aún no siendo juristas, mostramos nuestra opinión, respecto a la normativa aprobada por las Cortes:
1. Resulta absolutamente necesaria y urgente la aprobación de una ley general de contratos de distribución o Agencia.
2. Tienen que ser los fabricantes, y solo ellos, quienes financien los excesos de stocks que generan a causa de su propia (y posiblemente erróneas) programación de producción y ventas. Considerando que los stocks son muy costosos y que las ventas sobre stock son menos rentables, la tendencia natural es impulsar el sistema “built-to-order”, es decir, fabricar bajo pedido. El sistema BTO requiere una gran flexibilidad en las fábricas y en sus relaciones con los proveedores ya que el vehículo debe ser entregado en un plazo inferior al mes desde su pedido para que sea aceptable por el cliente.
3. Tienen que ser los fabricantes quienes ante situaciones de cancelación de contratos asuman y corran con el coste de los stocks de vehículos nuevos y recambios no vendidos así como del utillaje específico no amortizado.
4. Asimismo los fabricantes tendrían afrontar las indemnizaciones por inversiones específicas, por ellos exigidas en los estándares y pendientes de amortizar a la fecha de resolución del contrato.
5. Resultaría necesario determinar, en forma clara, ante resoluciones unilaterales de contratos, las causas que obligarían al fabricante y/o importador a afrontar indemnizaciones por el obligado despido del personal.
6. En cuanto al Fondo de Comercio creemos que se trata una cuestión difícilmente
evaluable.

A nuestro entender y a la vista del documento de acuerdo definitivo firmado en el MITYC con fecha 02.03.2011 (anexo 3) por las cuatro asociaciones afectadas y, salvo que existan otros documentos de compromiso anexos, que no hayan sido dados a conocer, nuestra felicitación previa se torna en una clara crítica hacia FACONAUTO en base a:
• Se insta y urge al Gobierno la presentación de una enmienda con cuya aprobación se
vaciará de efectos jurídicos la disposición adicional 16ª de la Ley de Economía
Sostenible, aprobada y refrendada por mayoría absoluta de los representantes del
pueblo soberano (C.G.) con fecha 16.02.2.011.
• Condicionan a los representantes del pueblo español (actitud discordante con l
legalidad democrática) a enmendarse a si mismos mediante la aprobación de esa nueva
disposición adicional a introducir en un proyecto de ley (al parecer resulta indistinto en
cual).
• Se acepta un “status quo” (es decir mantener la desequilibrada situación actual) hasta
la entrada en vigor de una nueva Ley de contratos de distribución comercial, que el
desgobierno se compromete (punto 2) a aprobar y remitir a las Cortes Generales (CG) en
el plazo de seis meses. Esta nueva Ley será dictada de conformidad con los previsto en
la disposición adicional 11ª de la Ley 7/1996 de 15 de enero de Ordenación del Comercio
Minorista.

o ¿Cuál será la situación ante los siguientes avatares que pueden acontecer?:
• Disolución de las CG por convocatoria de proceso electoral.
• Preaviso generalizado de resolución de contratos por parte de los Fabricantes.
• Profundización de la crisis económica del sector en particular y de España en
general.
• Imposibilidad real para algunas Concesiones de soportar la presión de las Marcas y
de los costes financieros (sobrestocks, amortizaciones, Ere’s, etc).

En el punto 3 del acuerdo firmado se establece que el Desgobierno, hasta la entrada en vigor de la nueva Ley de contratos de distribución comercial, presentará a las partes un código de buenas prácticas en el cual se contemplará la constitución de un comité de seguimiento y resolución de conflictos. Y nosotros le decimos a FACONAUTO:
•¿Qué grado de credibilidad le merece un gobierno que lleva 4 años sin articular la
referida Ley?
• ¿Qué le dirá a sus asociados cuando tengan algún problema con sus Marcas y el
indicado comité se muestre inoperante, cuando no parcial, en sus resoluciones?
• ¿Qué nivel de confianza le merecen unos fabricantes que al parecer tenían “pactada” y
“arreglada” la susodicha Ley sin haber contado, en ningún momento con los
Concesionarios?.
• ¿Qué les van a decir a sus asociados cuando las Marcas les presionen para que
incrementen de forma incoherente sus stocks o para que eleven el volumen mensual de
unidades a automatricular?
• Y si a alguna Marca se le ocurriese, en momentos tan inoportunos como los presentes,
llevar a cabo un cambio de imagen corporativa (identificación, instalaciones, vestuario,
documentación, etc), ¿Cuáles serían sus consejos en cuanto a la actuación y defensa a
sus asociados?

Los Fabricantes establecidos en España han utilizado argumentos de presión lógicos para sus intereses, pero no del todo realistas, como:
1. Que procederían a la anulación al 100% de contratos con sus distribuidores.
2. Que ello conllevaría la pérdida de puesto de trabajo de las plantillas actuales en
Concesionarios.
3. Que procederían a establecer Redes propias de distribución.

Por cuanto respecta al punto 1, la anulación de contratos es perfectamente factible, inclusive pudiera resultar obligado antes del 1 de Junio de 2.013 ante la desaparición del Reglamento 1400/2002 de la CEE. Pero a nadie se le oculta que una Marca sin Red de Comercialización no tiene ninguna probabilidad de subsistencia hoy por hoy, ni siquiera con la potenciación de las ventas online se puede compensar.

El punto 2 tiene una vinculación directa con la explicación del punto 1 dada en el párrafo anterior, por lo tanto en la “necesaria y obligada” existencia de Redes de Distribución se incluye la coexistencia de puestos de trabajo en las Concesiones, indistintamente del abanderamiento de las mismas con una u otra Marca. Si podría cuestionarse la cuantificación de puestos de trabajo, que estaría condicionada, lógicamente, en base al volumen de unidades a comercializar en función de la Marca a la que represente. De no producirse la recuperación del mercado español hasta los volúmenes considerados como mínimamente aceptables (1,2 millones/año) la reducción de puestos de trabajo que se viene registrando desde hace algunos años podría mostrar una tendencia alcista.

Nuestra opinión en relación al punto 3 es de total incredulidad pues, de resultar sencillo, barato y viable, comercial y económicamente hablando, ya lo habrían hecho hace mucho tiempo ¿no opinan ustedes así?.

Nuestra experiencia al respecto nos dice que las Marcas generalistas que disponen de Concesiones propias, bajo la denominación de Empresas Participadas, Sucursales, Filiales o similares han intentado, intentan e intentarán traspasarlas a empresarios privados, pues la realidad de dichas “Participadas” no es otro que el siguiente:
• Solo se establecen en aquellas Plazas donde no se encuentran inversores privados.
• Los resultados comerciales que ofrece esta Red propia, generalmente, es inferior al
obtenido por la media del conjunto de la Red Comercial.
• Carecen de una estrategia empresarial clara y, de forma generalizada, están dirigidas
por personas del establishment de la Marca con escasa o nula experiencia empresarial e
inclusive gerencial.
• No pueden ejercer, sobre ellas, la misma presión que con el resto de la Red en cuanto
a inversiones, sobrestocks, personal, etc.
• La calidad asistencial que ofrecen suele resultar, a criterio de los clientes, bastante
insatisfactoria y, desde luego, menos satisfactoria que la que los clientes aprecian y
valoran en el resto de la Red.
• Estos puntos propios de Red suelen situar su cuenta de resultados, de forma bastante
generalizada, bordeando el break-even point como resultado gestional más óptimo.
• Montar una Red Comercial eficiente y eficaz representa un coste elevadísimo que la
practica totalidad de las Marcas (en España y en todo el mundo) hacen descansar sobre
empresarios privados y parece lógico hacerlo así para que los fabricantes puedan
dedicar sus recursos propios al desarrollo de la base de su negocio, que no es otro que
la I+D+I y la producción.

Cuando se siente en la mesa de negociación para elaborar la futura Ley de contratos de distribución comercial FACONAUTO continuará cargada de razones, pero habrá perdido argumentos, y sobre habrá perdido un elemento de peso decisorio, como es el haber renunciado, previa, voluntaria y gratuitamente, a la vigencia de la disposición adicional 16ª de la Ley de Economía Sostenible, que habría hecho inclinar la balanza a su favor en los momentos difíciles que siempre surgen en todo proceso de negociación, salvo que, en previsión, hayan exigido la firma de un documento de compromiso anexo que incluya una cláusula de salvaguarda y blindaje de la disposición adicional 16ª ante posibles rupturas y/o desacuerdos en las fase de negociación.

De todo ello el titulo de nuestro blog, FACONAUTO tenía en sus manos un gran éxito, una oportunidad única, inmejorable para conseguir un equilibrio real y de futuro en las relaciones Distribuidores vs Productores y/o Importadores y lo ha dilapidado, se ha arrugado ante el éxito, ha sucumbido a presiones que rozaban el chantaje del clan Productores+Importadores apoyados por el Desgobierno. Nunca, jamás, le darán otra oportunidad semejante.
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · Concesionario acongojado 16-03-2011 14:28 h.
Un gran trabajo y de total clarividencia para el sector. Merece ser divulgado al máximo y todos los que entren en él deben reenviarselo a sus contactos. Merece la pena.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada