COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Viernes, 5 junio - 2020 (01:32 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Ocurrencias, globos sonda... tinta de calamar
4 Comentarios07-07-2011  |  Juan José Alonso Prieto
El desgobierno poco socialista que tenemos la desgracia de padecer, nos bombardea un día sí y al otro también con sus ocurrencias varias, diversos globos sonda y declaraciones de ministros y ministras que se contradicen entre sí como mejor muestra de un gallinero alborotado por la crisis económica, por la incapacidad para aplicar verdaderos ajustes económicos y, por encima de todo, utilizar aquella vieja táctica de la tinta del calamar para tapar los verdaderos y graves problemas de los ciudadanos españoles, de los que unos cinco millones se encuentran en la miseria absoluta por falta de trabajo y cuyo mejor exponente es ese dato de que entre 2007 y 2011 se ha incrementado en un 50 por ciento las personas socorridas en Cáritas.

Todo vale, desde marcha atrás en los 110 km/h en las autopistas y pasarlo al 120 anterior, como organizar el antiestético despelote playero -sin cartera, of course- de una ministra, que es utilizado tanto para un fregado como para un barrido, es decir, para proporcionar carnaza a los gacetilleros y a las diversas tertulias radiofónicas y televisivas, éstas con el soporte gráfico de los ebúrneos cuartos traseros y otros etcéteras de la señora en cuestión.

Todo vale. Que un ministro diga que van a crujir a los banqueros vía impuestos millonarios y paralelos a ellos mismos, como que al cabo de un rato salga otra ministra -me ahorro los nombres ¡qué más da!- desmintiendo la ocurrencia anterior.

Por último sale el que mantiene la cartera de Fomento, es decir que la cartera le mantiene a él, lanzando sus campanudos dardos contra los automovilistas, evidentemente vía impuestos: sobre los combustibles, bajo el pretexto de poder soportar el mantenimiento de las carreteras, y sobre los camiones -o camioneros- para lo mismo, es decir, a estos últimos les duplican el saqueo.

Y aquí nadie dice nada. Ni los “indignaditos” del 15M, tan felices ellos porque se les rifan el partido del gobierno y el de la oposición. Votos son votos, al precio que sea, aunque éste consista en enmierdar las plazas más emblemáticas de cada ciudad, villa o villorrio. Cualquier día de éstos les regalan a cada uno un piso de esos casi 600.000 que forman la burbuja inmobiliaria de este país, y ¡mire usté! ahí sí que estaría bien empleado el doble impuestazo a los combustibles.

Es más que evidente, este gobierno da bandazos como una gallina a la que acaban de cortar la cabeza. Fíjense si la gallina se va dando contra las esquinas, que al impuesto a los transportistas le llaman la “Euroviñeta”, ¡cabe mayor soplapollez! como dice el sindicalista ugetista Cándido Méndez, que después de muñir tan excelso discurso perdió 50 miligramos de masa cerebral y unos 5 kg de masa corporal.

Sin un euro para arreglar los baches del pésimo asfalto, colocado mediante temerarios presupuestos a la baja, el galaico don Blanco alimenta sin que esté respaldado por partida presupuestaria alguna, los trenes de Canarias, esa cosa con la que sueñan los políticos, sus concuños y arrimados varios por la lluvia de millonarias comisiones -también llamadas convolutos- que pueden terminar con su miseria familiar en varias generaciones, por mal que las administren.

Menos mal que eso de los ferrocarriles insulares es como el disco de la risa, por lo menos mueve a la carcajada la forma con que el gobierno mesetario engaña a los gobernantes naif de estas asirocadas ínsulas mostrándoles la zanahoria del tren amarrada al palo del engaño, y así que nuestra lagunera representante parlamentaria le babosee a don Rodríguez esas loas parlamentarias, incluso contraindicadas para los diabéticos por su asquerosa melosidad, y todo por si algún día toca la lotería, o al menos la pedrea, de los trenes. Mientras en la “peni” clausuran líneas de larga distancia al ser deficitarias por la casi total ausencia de viajeros, aquí queremos poner líneas de 50 km para ir de la nada a ningún sitio, pero eso sí, con seis paradas intermedias. Tengo que parar de reir porque se me descarrila la mandíbula.

Y estos tíos y tías, los de aquí y los de allí, juegan a ser gobernantes, como cuando éramos niños jugábamos a los médicos y los enfermos. O sea, a ver qué trincábamos de la parte contraria, la mayormente prohibida por el ayuno eclesial. Así son éstos, pero su objetivo no es el tántrico, sino el más carnal de los euros, o los dólares en escondidos paraísos fiscales.

Hay que fastidiarse también con ese tren de largo alcance que es el desgobierno, que en poco tiempos nos ha llevado desde los 2.500 eurillos por acertar en la diana fabricando un guayete, hasta cobrarnos más del 50 por ciento en cada buchito de gasolina que se traga nuestro troncomóvil, según los cálculos de Álvaro Mazarrasa, aquel brillante gerente que tuvimos en Shell Canarias y que actualmente es el director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), y voy a respirar aliviado, porque hasta ahora pensaba que la mordida del fisco era mucho mayor.

Gracias don Álvaro, me siento optimista y ahora mismo salgo huyendo a 120 por hora de esta desmoralizante “panzaburro” de La Atalaya para ponerme al cálido sol de Maspalomas, por carretera y non stop, mientras pienso cómo sería ese viaje con seis estaciones intermedias y teniendo que tomar un taxi para poder iniciar y concluir el viaje de destino a destino.

Este último párrafo daría pie para divagar también sobre el cambio climático. Pero lo aparco de momento, porque seguro que no tardando mucho será otra de las muletillas de esa grey poco socialista como soporte de ocurrencias, globos sonda... tinta de calamar, en definitiva. Eso que los padres de la patria en sus delirios llaman pomposamente reflexiones.
Página 1 de 1   
Comentarios · 4
4 · Marta Ruiz 09-07-2011 07:23 h.
Los datos que se indican de Cáritas (por desgracia) no son exactos, según la última memoria de esta ONG, el incremento de socorros es del 100% y por falta de recursos las atenciones a esa gran masa de necesitados es cada vez mas complicada. Ya que el Gobierno no entiende ni atiende esta gran tragedia, hagámoslo nosotros.
3 · Adrián 09-07-2011 07:23 h.
En Canarias tenemos nuestra particular tinta de calara, o de pulpo, es la lamentable televisión ATInomica.
2 · Susana W. 08-07-2011 07:20 h.
Tinta de calamar también el fútbol y la fórmula 1.
1 · Perucho Conde 07-07-2011 17:10 h.
Completamente de acuerdo con usted Sr. Alonso. Yo no cambio mi coche con aire acondicionado y mi música con mi libertad de movimiento por un mega-tren. Y gracias por recordar a todos que son los gobiernos los que inflan el precio de los carburantes a base de impuestos para compensar sus caprichos presupuestarios. El Gobierno regional dorando la píldora al central; y el Gobierno central aprovechándose de nuestra ignorancia.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada