COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 7 julio - 2020 (00:16 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Campeonatos Autonómicos, puro eufemismo
17 Comentarios23-01-2012  |  Juan José Alonso Prieto
Después del desenlace de las propuestas debatidas y aprobadas en la Asamblea de la FCA, estamos asistiendo a las distintas reacciones derivadas, mayormente en desacuerdo como se puede comprobar en la cascada de Post que se han recibido como apostillas a la crónica que hemos publicado sobre el cónclave asambleario del sábado en La Palma, de cuyos resultados muy pocos parecen haber quedado satisfechos.

Como primera valoración que me sugiere el nuevo nombre de los certámenes regionales, es que se trata de simple y puro eufemismo para enmascarar una reducción de las pruebas puntuables muy mal planificada y peor ejecutada, ya que se perjudica a todos los actores, desde los deportistas hasta los organizadores, pues el mapa resultante ha derivado en un desequilibrio notable perjudicando en general a los pilotos lanzaroteños y a los organizadores palmeros de Montaña, que han pasado de tres subidas a solo una en el ámbito regional. Por otra parte, la supresión de las clases y los puntos que antes se atribuían en este apartado, discrimina de forma absoluta a los participantes con monturas modestas al quedar estar excluidas de facto en sus opciones, y por lo tanto sin motivación para aspirar a puestos más o menos honorables como necesario argumento ante sus patrocinadores.

Esta reducción de las pruebas valederas para los campeonatos empezó a ser manejado por Carlos Gaztañaga desde hace varias temporadas, cuando el exceso de participantes en montaña y rallies amenazaba con “morir de éxito” a algunas modalidades. Hay que recordar los 180 inscritos en la Subida a Tamaimo, o los 160 en el Rallye de Adeje, como ejemplos más significativos. Se trató de frenar esta expansión “capando” los grupos T y la creación de los grupos TA y TB, cuyos efectos en términos numéricos no fueron los deseados.

En vista de lo anterior, en 2008 se empezó a manejar desde La Palma el “Campeonato Autonómico” y la idea de atacar la reducción de pruebas. Pero la ejecución fue dilatándose temporada tras temporada, al mismo tiempo que la economía iba debilitándose en la región con más paro de España, que alcanza al 50 por ciento de los jóvenes y con una destrucción alarmante del tejido comercial, industrial y profesional, con el consiguiente descenso de participantes, tanto en términos numéricos -del 50 al 60 por ciento- como en calidad de monturas. En Canarias se llegaron a contabilizar 13 WRC activos, de los cuales han quedado dos o tres con programas muy restrictivos.

Lo que era viable y recomendable hace media docena de años, hoy no tiene sentido. Más aún si se tiene en cuenta que las condiciones para puntuar en los campeonatos de rallies y montaña se han endurecido al exigirse cuatro resultados en islas distintas, cuando un piloto tenga dos resultados en una sola isla, el peor de ellos no bloquea, con lo cual la elaboración de los campeonatos se convierte en un galimatías del que compadezco al responsable de elaborar las clasificaciones por el sudoku que le cae encima. y ¡más madera! en el Campeonato de Montaña se retendrán los siete resultados, para “abaratarlo” aun más....

Hasta ahora, un deportista podía aspirar a primeros puestos con un par de salidas, eligiendo islas y escenarios cercanos por su mayor economía. Ahora nos podemos imaginar a los pilotos de Lanzarote viajando a La Palma y a los palmeros desplazándose a Gran Canaria y Lanzarote, por ejemplo. Y es que los iluminados muñidores de los Campeonatos Autonómicos se han colgado una medalla de cartón piedra, porque deberían haber empezado por dotarlos económicamente de forma que existiera al menos una motivación, ya que hace tiempo desaparecieron aquellas suculentas bolsas de premios en metálico que se repartían incluso en el rallye más modesto.

Con esta tremenda y cara logística en desplazamientos, resulta más barato desplazarse a la península que hacerlo entre islas periféricas...

Por si todo esto no fuera bastante, tenemos un calendario de rallies sobre asfalto que parece diseñado por el mayor enemigo de la especialidad. Empieza en el Rallye Islas Canarias-El Corte Inglés, donde el año pasado ya se vio que no tuvo respuesta participativa, a pesar del coeficiente 12 que tenía, ahora se le intentó mantener de forma proporcional con el 1,2 pero no se aprobó, a cambio de limitar la clasificación autonómica a la primera etapa. Medida absurda, pues ya se ha demostrado con la especialidad modesta del Trofeo de Promoción, que todos sus participantes no resisten la tentación de seguir en la segunda etapa y aspirar a la clasificación final.

Después del euro-rallye en el mes de marzo, el campeonato “descansa” hasta el mes de julio que se va a La Palma, para terminar en un acelerón brutal de cinco pruebas entre 15 de septiembre y el 10 de noviembre. Una acumulación imposible de asumir por el más acaudalado de nuestros pilotos. Lo que podía ser medianamente factible en los tiempos felices de los generosos patrocinios de las tabaqueras, las telefónicas y varios etcéteras, en la actualidad es una utopía absolutamente irrealizable.

Y es que los organizadores en la actualidad no disponen de otra percha económica que la de los ayuntamientos, proponiéndoles el rallye como un atractivo número en el programa de las fiestas de la localidad, en lugar de reivindicar la importancia que aún sigue teniendo el automovilismo como ente singular en cualquier época del año, en lugar de equipararlo a una escala en hi-fi, por ejemplo. Y mucho cuidado con los patrocinios institucionales, porque también estamos en la pendiente de las vacas flacas y todos los días asistimos a diversas muestras de las penurias económicas de las arcas municipales, desde los ERE para su personal hasta el cierre de centros asistenciales y clausura de programas sociales. De seguir en esa línea, y estamos ante la perspectiva de dos años más en creciente recesión nacional, el maná de los consistorios está a punto de agotarse. Esto lo saben bien algunos organizadores, que tienen pendiente de cobro subvenciones de 2010 y 2011.

La Federación Canaria de Automovilismo ha visto reducida la subvención de la Dirección General de Deportes en un 42%, pero ni este ejemplo les ha servido como reflexión de que NO HAY DINERO, que se debe recortar, pero no disminuyendo el número de pruebas, sino el presupuesto necesario para seguir los campeonatos, que con la nueva fórmula se ha encarecido considerablemente.

Esta situación viene en gran parte derivada de las improvisaciones, de los acuerdos de última hora, pasando de cuatro a siete los rallies del Campeonato Regional o Autonómico, en una Asamblea que ha perdido aquella cohesión que la caracterizaba en tiempos pasados y que ahora se ha convertido en un reino de taifas, donde se defienden posturas personales y no de interés regional, donde se pasa factura a las diferencias entre los asambleístas. En definitiva, donde el deporte ha perdido su peso específico para ser objeto de trueque en los pírricos triunfos personalistas.

Con el invento del eufemismo “autonómico” todo sigue igual, pero con la excepción de que el apartado económico se ha endurecido notablemente para los deportistas, siendo contadísimos los afortunados que tendrán a su alcance los presupuestos económicos para seguir unos programas que parecen elaborados por una agencia de viajes promoviendo campañas turísticas en el mejor estilo de aquel slogan “canario conoce tu tierra”.

Y lo comentado para los rallies de asfalto, es igualmente valedero para la montaña, los rallies sobre tierra y los slaloms.

La consecuencia final será el reforzamiento de los campeonatos provinciales, e incluso insulares, ante la imposibilidad de cubrir unos capítulos económicos prohibitivos en las circunstancias actuales. Por otra parte, se da el caso de que algunos de los pocos afortunados que tienen esta posibilidad, con toda lógica han elegido la opción de seguir certámenes nacionales, que no salen más caros que los regionales, ahora llamados “autonómicos”, cuya nueva definición parece tener menos entidad que la anterior “regional”.

El tiempo dará y quitará razones. Por el bien de nuestro automovilismo, ojalá mis pesimistas impresiones no se cumplan. Prefiero perder mi valoración personal antes que asistir al desmoronamiento deportivo.

Página 1 de 2    Siguientes »
Comentarios · 17
17 · salsa rosa 28-01-2012 10:50 h.
Cuando en la Asamblea de la FCA tenían la mayoría los camnariones, todo bien, ahora que la tienen los Chicharreros y los Palmeros, todo mal.
16 · J.S.M. 25-01-2012 14:57 h.
La veteranía es experiencia, no me quito el sombrero, sino que hasta ¡¡me arranco el cráneo!! con los razonamientos de J.J. Alonso y Narciso Pérez. Mientras los conocidos magos y el sochantre Luis Carlos trotan con los ojos cerrados hacia el abismo, pero arrastrando también el deporte que deberían velar y salvaguardar.
15 · Lodero 25-01-2012 14:53 h.
Madalú, en tu locura te has cargado el I. Bonita poniendolo entre el Teror y el Tenerife, de ese modo aquí no vendra nadie, esta en el medio de cinco rallys separados entre si por dos semanas. Te has ganado el titulo de enterrador del mejor rally de tu isla.
14 · Perico Palotes 25-01-2012 09:20 h.
Según he podido escuchar a varios federativos, entrevistados por el afín en nómina, están encantados con la fórmula turística-autonómica, ya que les permite seguir viajando de gratis y disfrutar de sus comilonas mientras los pilotos se parten el alma corriendo. Todo ello pagado con la tarjeta de su Federación, es decir: con nuestro dinerito. Si tuvieran que pagar de su bolsillo, ya se lo pensarían de otra manera. ¿Saben que hay equipos que cuado van a entrenar un rallye llevan un saco de dormir y se alimentan a base de bocatas...? Pero ellos en hotel de lujo a mesa y mantel y otros extras...
13 · José Juan Hernández 25-01-2012 07:22 h.
Chapó Narciso, has visto la jugada como nadie: el único que no tiene que repetir un rallye, ES EL QUE LO HA GANADO, los demás que tengan posibilidades de victoria a pasar por caja. Aunque otra pregunta es ¿Cuántos equipos tendremos en 2012 luchando con posibilidades de optar a esas victorias y al título? ¿uno, quizá dos...? y no te olvides de la Montaña: 7 subidas en 7 islas ¡¡¡Y SE RETIENEN LOS 7 RESULTADOS!!! Antetodo esto cabe una reflexión: QUÉ ATREVIDA ES LA IGNORANCIA
12 · ESCUDEDERIA VALLE 24-01-2012 21:39 h.
ESCUDERIA VALLE. – Pague DOS y llévese UNO ¿Dónde tenían las cabecitas los pilotos de La Palma, Tenerife y Las Palmas en la Asamblea de la FCA? Los dirigentes federativos les vendieron dos por uno y un campeonato mas barato, es decir, si el piloto no tiene la suerte de ser primero en todos los rallyes, tendrá que pagar y participar en las dos pruebas de cada isla buscando un mejor resultado para puntuar solo en uno. ¿Dónde está el ahorro y la ventaja del autonómico?
11 · Pacorro 24-01-2012 16:34 h.
eso pa que digan que los magos son tontos, pero se pasan de listos, en especial al Benito y al Magolú hay que ponerlos de comer aparte, porque no te dejan ni las raspas
10 · PJ 24-01-2012 15:59 h.
JJ, lo has bordado..........ni mas ni menos, ahí queda eso.
9 · Ni-kito Ni-Pongo 24-01-2012 14:09 h.
Aquí lo que ocurre es que la Fede de La Palma utiliza ese mismo "efecto bisagra" que le sirve a Coalición para Canaria para gobernar siedo el tercer partido en votos. Y Gaztañaga asiente y consiente, porque en ello le va el cargo y sus prebendas regionales y nacionales. Los resultados a la vista están: los pilotos desconcertados y la gran mayoría de los organizadores descontentos. Punto y aparte para Lanzarote, pues sus pilotos han sido masacrados por estos que han hecho del deporte la política para sus beneficios. Todo para los socios palmeros, los demás a llorar al barranco.
8 · NARCISO PEREZ 24-01-2012 13:29 h.
ESCUDERIA VALLE - ¿Por qué no asistimos a la Asamblea?, pues para no tirar piedras en nuestro propio tejado votando a favor del autonómico. Si votábamos en contra, nos declaran en rebeldía, porque todo estaba previamente atado y pactado entre las cuatro federaciones. En la creación del autonómico la FCA se olvidó de lo más importante, haber consultado a los clubes, que son los que hacen las pruebas y no la FCA. El resultado hubiese sido otro.
Página 1 de 2    Siguientes »
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada