COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 2 junio - 2020 (16:18 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Delirium ciclostorum in consistorium grancanariensis
14 Comentarios14-05-2013  |  Juan José Alonso Prieto
“Dadles pan y toros”,
es la frase atribuida a Isabel de Borbón “La Chata”, dos veces princesa de Asturias, aunque nunca llegó al trono, para distraer al pueblo de las tribulaciones e incluso de la hambruna de la época.

Por estos lares el espectáculo taurino fracasó, pese a los encendidos panegíricos del cronista Lorenzo Olarte Cullen en el periódico La Provincia, y al desmedido valor del afamado novillero “Gordito de Vecindario” en el coso de El Goro, donde el mayor enemigo de la fiesta y de los toreros era el persistente viento, que levantaba el percal dejándoles a merced del instinto asesino de los cornúpetas.

Éstas son historias del pasado, actualmente los regidores del Consistorio de Las Palmas de Gran Canaria, tratan de convertir a sus pobres y empobrecidos ciudadanos para que se agarren a los “cuernos” de las bicicletas y así sobrevivan a sus múltiples penalidades, pretendiendo que todos y cada uno de los días las calles y paseos de la ciudad se conviertan en una permanente “Fiesta de la bicicleta”. Es decir, estamos ante la versión posmoderna de la borbónica idea del “pan y toros”.

Vaya por delante que no tengo nada contra el regidor y sus corregidores, ni me interesa el color de su partido. Obviando lo accesorio, lo que realmente preocupa son las ideas, en este caso las ideas persecutorias y exterminadoras del automóvil a favor de los biciclos, como si éstos pudieran ser utilizados en todo momento y por todos los ciudadanos, independientemente de su edad, estado físico y mental, porque si hay algo peligroso es un loco en bicicleta disputando espacios a los ciudadanos.

Ni tampoco la gran mayoría de los habitantes capitalinos están en condiciones físicas, laborales, profesionales y etcéteras varios, de darle a la pedalina para llegar a su destino sudorosos, rociándose de desodorante y cambiándose de camiseta cual Contador o Purito Rodríguez tras la sufrida escalada a los Lagos de Covadonga.

Cierto que en los años 60, antes del despegue económico, la bicicleta era un instrumento de transporte, pero ¡ojo! en ciudades totalmente planas y con clima apropiado –por ejemplo Valladolid- con aquella imagen de miles de estudiantes o trabajadores desplazándose sin mayor esfuerzo sobre la planicie castellana. Hoy, de aquello no queda nada. Solamente los ciclistas domingueros que salen a la carretera disfrazados como si estuvieran compitiendo en la Vuelta Ciclista a España o en el Tour de Francia.

También, algún político centroeuropeo se ha promocionado cabalgando en su bici con el portafolios a bordo. Una imagen que por aquí tratan de imitar, pero los días de fiesta, porque nuestros prohombres no están para estas sudorosas barbaridades los días de trabajo, necesitan aprovechar el tiempo hablando por teléfono mientras son trasladados en la gran berlina con aire acondicionado y el servicial chauffeur.

En su delirium ciclostorum, los ediles santaneros, pretenden habilitar rutas de kilómetros y más kilómetros para los velocípedos. Con el plano ciudadano sobre la mesa, dibujaban “de aquí hasta allí y de allí hasta acullá”.

Hasta que alguien, haciendo uso de una pequeña dosis de sentido común, se dio cuenta que el municipio grancanriensis solo tiene plana la zona costera, donde reside más o menos el 15 por ciento de la población, el resto ronea sus penas por la muy propiamente llamada “Ciudad Alta” –Schamann, Escaleritas, Siete Palmas- o los “riscos” de San Nicolás, San Bernardo, San Francisco, San Juan, San José, etc, etc.

Si Roma, Lisboa o Jerusalén están rodeadas por sus famosas siete colinas, aquí no somos menos, y cuando miramos la ciudad desde el mar, no vemos siete colinas, sino un muro o farallón inaccesible a golpe de pedal, salvo en el caso de algún excepcional atleta.

Y como desgraciadamente aún quedan muchos bloques de viviendas sin ascensor, la próxima campanada consistorial puede estar dedicada a dotar de montacargas para bicis a todos estos edificios para que los ciudadanos puedan aparcar su amada bicicleta debajo de la cama.

Pero el delirium ciclostorum de los patricios grancanariensis no conoce límites y se lanzan a luchar contra esa naturaleza tan contraria al uso de la bici. ¿Solución? Rápida y al momento: las guaguas municipales admitirán bicicletas, gratis si fuera preciso. Es más, como si se hubieran quedado sin freno y perdido el oremus, proponen una batería de cinco o seis ascensores distribuidos por las laderas para convencer a los ciudadanos de las alturas que pueden bajar a la costa en punto muerto y sin esfuerzo, pero retornar después en magníficos ascensores panorámicos decorados con fotografías de los ases del momento y un hilo musical con la sintonía que esa temporada acompañe a la Vuelta Ciclista a España.

Por cierto, la Vuelta Ciclista a España tuvo su gran y resonante fracaso cuando en abril de 1988 se disputaron dos etapas en estas asirocadas ínsulas atlánticas ante la total indiferencia del público canario, que ni quiso saber nada de toros, ni después de ciclismo, y si quieren hacer la prueba pregunten a alguien si recuerdan a un tal Laudelino Cubino, el líder inicial de la vuelta en sus jornadas canariensis que creía estar perdido en la ruta porque no veía a un alma en las carreteras. Incluso, el 27 de abril podía leerse en el periódico El País: “.. porque en Canarias no debe disputarse la Vuelta a España, sino a Africa”. En referencia al boicot que tuvo cuando algún exaltado nacionalista sembró la etapa tinerfeña de tachas.

Vale que las bicicletas sirvan para ese folclore dominguero, mitad verbena, mitad mitin politiquero. Pero de ahí a sustituir al automóvil como medio de transporte, hay una distancia tan grande que solo los locos se atreven a desafiar, además malgastando en esa aventura unos recursos económicos que son vitales para una población a la que se le acaba de anunciar la imposibilidad de abrir los comedores escolares en verano “por falta de presupuesto”.

Y este ejemplo no es un tópico, sino un botón de muestra del desequilibrio mental y moral de los que nos desgobiernan.

En su delirio, en su fobia sociopolítica, los inquilinos de la casa Palacio de Santa Ana no se han enterado aún que los carruajes tirados por caballos, y después las bicicletas, fueron barridos por el automóvil, la mayor revolución y conquista social de la humanidad, el signo de libertad, de movimiento individual y colectivo para el ocio, el trabajo y la cultura, la primera opción de compra por las familias y por los individuos.

Señores ediles: seamos serios y demos a cada cosa su verdadero valor.

Página 1 de 2    Siguientes »
Comentarios · 14
14 · Slullydew 14-07-2013 12:41 h.
I am so happy to read this. This is the kind of manual that needs to be given and not the accidental misinformation that's at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.
13 · Uno ahí 26-05-2013 17:51 h.
Algunos no entienden que los que utilizan bicicletas -yo no las utilizo, por cierto- pagan sus impuestos igual que los usuarios de coches y motocicletas y por lo tanto tienen el mismo derecho a tener VÍAS PROPIAS, que es lo que les está dando el ayuntamiento de LPGC. Otro dato objetivo es que Las Palmas es la cuarta ciudad del estado con más atascos -noticia publicada hace mes y medio en La Provincia- y por lo tanto NECESITA de medios de transporte alternativos a los de siempre. Pero claro, esos medios de transporte alternativos les chafa al negocio a LOS DE SIEMPRE y eso no gusta nada de nada.
12 · Usuario de la vía 25-05-2013 20:44 h.
Si los ciclistas usan una vía pública y quieren que se les respete, han de cumplir las normas de tráfico. Algunos ciclistas, cuando quieren son peatones, otras veces vehículos, no paran en los semáforos o pasos de peatones, van por la acera y cruzan por el paso de peatones, sí "PEATONES" montados en la bici y exigiendo a los demás vehículos que se detengan para ellos usar un paso exclusivo para peatones. ¿Se imaginan un coche o moto por las aceras, cruzando el paso de peatones junto a los peatones y exigiendo que se les respete? Esto es lo que veo yo a diario. Para circular con un vehículo por una vía pública es necesario disponer de permiso de conducir y seguro, sin embargo un ciclista para usar una vía pública no necesita tener ni permiso ni seguro y si tienes u
11 · pepe 24-05-2013 23:30 h.
Aqui no hay mentalidad para el uso de la bici ni espacio para ello.Esta la avenida maritima acondicionada para su uso y con una mano se cuentan las bicis q circulan. Q se dejen de fotos y payasadas
10 · Hasta los webs 21-05-2013 09:34 h.
Bajo mi punto de vista la saturación del tráfico es un grave problema, pero la solución no está en poner más carril bici si no en mejorar el transporte público. Lo del ascensor para subir a la parte alta de la ciudad es una parida y una forma de malversar fondos como el aeropuerto de Castellón o el Circuito de Formula 1 urbano de Valencia. Yo obligaría a los políticos iluminados como el Sr. Cardona a avalar este tipo de obras y si resulta que es un fracaso los ciudadanos nos cobramos de su aval, porque yo por lo menos estoy hasta los mismísimos de que hagan y deshagan con mi dinero lo que les de la gana.
9 · Naty Herrera 20-05-2013 09:55 h.
Al contrarío que el comentarío número tres yo si comparto las palabras escritas por el Sr.Alonso... El ritmo de vida actual, las necesidades, la inmediates etc , impiden el querer ahora imponer como el mejor de los metodos para movernos en ciudad la bici!!yo creo que se trata de uno más de los tantos desvarios de los políticos que nos representan. Saludos.
8 · Carlos Santana 18-05-2013 16:26 h.
Bueno equus y galeon, tampoco es pa ponerse asi hombre el es amigo de niño Lucas, chaquetero, vividor, descarado, y un largo etc de cosas y yo que se a joderse cargo d econfiansa de Lucas Bravo 4000 euracos mas las dietas y ahora a montar en bicicleta, fijate que de repente fue coche cero en el G.C. Historic y subio en la pasadilla y el carnet de coinducir lo tenia retirado por ir entortado, pero en fin a joderse toca, a Galeon si que estoy de acuerdo contigo director de que ese D. Pepe Marin
7 · Galeón 17-05-2013 17:12 h.
Este Kitito después de viejo se ha hecho justiciero, sin embargo no protestó el sábado cuando le pusieron ilelgamente 10º en La Pasadilla, y encima anda presumiendo en las redes sociales de su hazaña ilegal, que no culpa suya, hay que decirlo, sino del inepto de Pepe Marin, director de carrera, ¿director de qué....?, ¡venga ya!
6 · EQUUS 17-05-2013 13:01 h.
¿El ecologista redomado que firma como PACO ORTIZ KITITO es el mismo al que condenaron y le tiraron la casa que fabricó en un paraje rural protegido en El Gamonal? Muchacho, o eres un cínico o un idiota.
5 · paco ortiz kitito 17-05-2013 10:53 h.
No voy a ser un ecologista redomado a pesar de mi profesión, e impedir que los vehiculos continuen expulsando contaminación por sus escapes, es el precio que debemos pagar hasta no se cuando. Pero si soy un ciclista eventual al que no le gusta molestar a los automovilistas, por cierto que a algunos habria que "echarles de comer aparte" pues no nos respetan, por tanto que en una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria con tantos kilometros en llano, merece la pena salir en bicicleta, dicho esto aplaudo el que el Ayuntamiento capitalino, ponga mas carriles bici, para no molestar a los que nos tratan como indeseables, sin animarversión, no me gusta!
Página 1 de 2    Siguientes »
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada