Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Velocidad en circuito: Luis Ramos, 2 – Iván Alemán, 1
Carreras inaugurales del Campeonato de Velocidad en Circuito con algunas incorporaciones que han deparado un nuevo interés en las posiciones de cabeza, donde el pluricampeón Luis Jorge Ramos se ha anotado dos victorias con la Radical SR3 y parece predestinado a un cuarto título. Iván Alemán, debutando en la especialidad con su nuevo Porsche 911 997 GT3, ganó la Carrera-1, pero en las dos siguientes, acuciado por desfallecimiento de los neumáticos, se veía superado por Luis Ramos.
15-07-2018  |  Juan J. Alonso / Fotos: José Orlando Yánez
Precisamente las citadas monturas ganadoras, junto con el BMW M3 de Cristian Alemán, eran las novedades de mayor importancia que se veían este domingo en el Circuito de Maspalomas. Y desde los entrenamientos oficiales para conformar la parrilla de salida, ya se vivía en las gradas, y sobre todo en el pit-lane ese run-run de la emoción por lo que se había visto sobre la pista con dos súper cronos: Luis Ramos 2’04”898 y a solo 272 milésimas Iván Alemán. Es decir, virtualmente igualdad total, y quedó en el aire lo que pudo haber ocurrido de no haber hecho un gran trompo Iván Alemán, justo en el curvón de meta de la vuelta final.

Muy distanciados, Cristian Alemán (BMW M3) 2’14”733; Gregorio Fontanilla 2’17”404 y quejándose ya de problemas con el embrague del MK Indy R; Juany Jorge (Seat León Supercopa) 2’19”900; Julio Martínez, 2’21”076, reapareciendo con el Toyota Celica 1.8 tras dos temporadas ausente y llevándose un buen susto cuando se le abría el capó dañando el parabrisas. Manuel Acosta, incombustible y siempre sobre un Toyota, marcaba 2’21”722 con el MR2 1.8. Cerrando los diez primeros Daniel Cortés, bautizo circuitero con BMW M3; Reinaldo Fernández (Renault Mégane Cpupé) 2’22”022 y Carmelo García (BMW M3) 2’22”370. Aparte de la igualdad entre los dos favoritos, del sexto al décimo estaban en poco más de un segundo, como promesa de unas carreras con dosis de interés.

Carrera-1
Apenas iniciada la Carrera-1 ya se producen dos bajas: en la misma arrancada, en el BMW M3 de Cristian Alemán se rompe el soporte del diferencial y debe abandonar. También toma el camino de boxes Luis Ramos, cuando en la Radical SR3 se afloja totalmente el colector de escape del bloque motor. En cabeza se queda solo Iván Alemán, y rueda tan tranquilo que su mejor tiempo de vuelta rápida 2’09”384 está a algo más de 5 segundos del crono para la formación de parrilla.


Fontanilla se pone segundo, y logra mantener la posición pese a que desde la tercera vuelta se queda totalmente sin frenos en la MK Indy R. Detrás rodaban bastante agrupados, incluso intercambiando alguna posición, Juany Jorge, hasta que tenía una salida de pista que le descolgaba varios puestos, pasando a ser tercero Carmelo García, con poco más de dos segundos sobre Reinaldo, que tenía problemas con la cuarta velocidad y estuvo a punto de ser superado por Manuel Acosta, que pasaba por meta a poco más de un segundo, ambos en el duelo de la categoría CSS2, mientras el tercero en discordia, Julio Martínez, abandonaba al quedarse con solo dos marchas en el cambio del Toyota Celica.

En las siguientes posiciones: Marcos Sena, con problemas en las presiones de los neumáticos del Hyundai Coupé V6; Daniel Cortés, retrasado por un trompo; Juan Cesar Mendoza, remontando, ya que arrancaba desde el pite-lane por problemas de último momento en el Fórmula F Solution. Y en el puesto décimo, Agustín Rodríguez, otro novato en el circuito con su habitual Honda Civic VTi de rallies, único clasificado en categoría CS. Dado que Jonathan González abandonaba por avería en la quinta vuelta.

Carrera-3
Carrera-2
Vuelve a utilizarse la fórmula de invertir las primeras seis posiciones de la parrilla, algo absolutamente inocuo, porque dada la gran diferencia en prestaciones, al término de la primera vuelta se había restablecido el orden “normal”. Incluso Luis Ramos, que por su abandono anterior partía en el último puesto, ya era segundo cuando pasaba por primera vez sobre la línea de meta, y a partir de aquí empezaba su labor de dar caza al líder Iván Alemán, lo que iba a conseguir con más facilidad de la prevista cuando los neumáticos del Porsche perdían su efectividad de forma tan radical, como la Radical que se le echaba encima en la gran recta a dos vueltas del final, venciendo con una ventaja de 3”305. Es de hacer notar que Ramos había bajado su tiempo de vuelta rápida hasta 2’04”272, mientras Alemán se quedaba en 2’07”577, muy lejos de su crono de calificación.

Muy lejos de los dos primeros, como es lógico, Juany Jorge lograba su primer podio de la jornada un poco en tierra de nadie, ya que 15 segundos por detrás finalizaban Marcos Sena y Daniel Cortés, separados por menos de medio segundo; Carmelo García, que había perdido varias posiciones por un trompo. Detrás, Juan César Mendoza, Manuel Acosta, que había estado tercero, pero sufría dos bajones súbitos de potencia- y superviviente en CSS2 ante el abandono de Reinaldo Fernández con los problemas del cambio; Agustín Rodríguez, noveno, y Marcos Sánchez como primero entre los varios Hyundai 1.5 CRDi.

Gregorio Fontanilla, que había partido desde el pit-lane en el intento baldío de reparar los frenos, abandonaba en la tercera vuelta por súbita parada de motor. De modo que en una sola jornada añadía tres averías a su particular y amplia colección de sufrimientos mecánicos, eso si sobrellevados con ejemplar resignación (no sé si cristiana) como se suele decir en estos casos. Y si fuese cristiano, sería cuestión de apostasía.


La última confrontación era una copia de la segunda, calcándose las cuatro primeras posiciones, con Luis Ramos adelantando a Iván Alemán cuando se iniciaba el último giro, dejando el mejor tiempo de vuelta rápida en 2’05”707, por los 2’08”191 del Porsche, unos cronos que son la nueva referencia para próximas carreras, sobre todo de cara a esas mejoras de neumáticos para el Porsche.

Juany Jorge, tercero, seguido a poco más de dos segundos por Marcos Sena que iba claramente de menos a más. Reinaldo Fernández se desquitaba de los infortunios anteriores con un quinto puesto, primero en CSS2, seguido por Juan César Mendoza que mejoraba claramente en cada carrera, Agustín Rodríguez con su Honda Civic. Los demás clasificados terminaban a una vuelta, o más, con diversos problemas.

En el caso de Manuel Acosta abandonaba tras la vuelta de formación al recrudecerse las paradas de motor en el Toyota MR2.

Como puede observarse, carreras algo más animadas de las vistas en los últimos tiempos, al menos con algo de competencia para que Luis Ramos gane un nuevo campeonato con más oposición, que visto lo visto así será: de momento ya ha empezado con este 2-1 y “dominando el partido”.

Por otra parte el público ha tenido el divertimento de unas series de drifting, programadas de cara a hacer una prueba en “formato Campeonato de España” en el último meeting de la temporada.

Y por si fuera poco, Modesto Martín también rodó con el Porsche 918 “Réplica”, propiedad del coleccionista alemán Walter Schewe, que aún bajo esa condición de réplica, es una verdadera joya para la vista y para el deleite de los aficionados.

Gracias, Mosan Motor
Es algo básico y elemental en cualquier libro de estilo que “el periodista nunca debe ser protagonista de la noticia”. Sin embargo, en este caso tengo que saltarme dicha norma profesional, porque es de justicia dejar constancia al final de esta crónica mi agradecimiento a Modesto, Martín, su hermano José y el grupo de mecánicos de la asistencia de Mosan Motor, gracias a los cuales no me quedé tirado en el Circuito de Maspalomas.

A la hora de partir, mi coche no arrancaba, y además derramaba abundante combustible. Fue cuestión de pedir ayuda y al momento tenía toda una asistencia trabajando afanosamente en solucionar un problema con el filtro de combustible, que era el causante del problema. Y contra reloj, tal cual es su forma de trabajar en la competición.

Gracias amigos, porque encontrarlos en el sitio justo y en el momento adecuado, fue milagroso para sacarme del apuro con un ingenioso arreglo, gracias al cual el motor del Alfa Romeo arrancó de inmediato y me evitó el engorro de la grúa, el tiempo perdido, etc, etc.











www.motor2000.net © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados