Imprimir  Imprimir
Motor 2000
X Rallye Norte-Villa de Los Realejos. 21 de mayo 1994
Luis Monzón-Nazer Ghuneim, implacables
Parece que fue ayer, pero ya han transcurrido más de 25 años desde que se celebrara la décima edición del Rallye Norte-Villa de Los Realejos “Trofeo Palma Canaria”, bajo organización de la Escudería Daute Realejos, entonces presidida por Benito Rodríguez.
21-05-1994  |  Juan J. Alonso
En el rutómetro se incluían seis tramos distintos que se disputaban a doble pasada: “La Tabona-La Guancha” 6,35 km; “El Tanque” 4,6 km; “Erjos-Tierra del Trigo” 10,3 km; “Santa Catalina-San Juan” 5,0 km; “Icod El Alto-Los Realejos” 5,5 km y “Benijos-Aguamansa” con 5,65 km.

Luis Monzón y Nazer Ghuneim ejercían un dominio implacable con el Ford Escort RS Cosworth, haciéndose con once scratchs de las doce posibles y dejando los récords de todos los tramos, excepto en “El Tanque” donde no pudieron con la marca que tenía Ricardo Avero, y es que -según Monzón- “no había tenido necesidad de emplearse a fondo para controlar el liderato”.

Carlos Alonso-Lamberti, copilotado por José Carlos Déniz, se mostraba más que satisfecho con la segunda plaza, ya que después de mucho tiempo el Nissan Pulsar GTI-R le permitía hacer un rallye sin ningún tipo de problema. Todo lo contrario le ocurría a Antonio Ponce, que cuando luchaba por el segundo puesto sufría una importante avería en la caja de cambios del Mitsubishi Galant VR4 que le llevaba al abandono.

Después de haberse descolgado al sufrir un pinchazo en “Erjos”, José María Ponce-Gaspar León se anotaban el último scratch del rallye en “Benijos-”Aguamansa” y finalizaban terceros con el BMW M3. Un resultado que daba a Ponce el título tinerfeño de rallies, mientras en el regional mandaba Goyo Picar, que sumaba otra victoria en Grupo N, esta vez con 29 segundos de diferencia sobre Nicolás Mesa que tenía algunos problemas con la válvula del turbo, ambos sobre respectivos Ford Escort RS Cosworth, que en la época era el coche de moda. Tercero en este apartado era Manuel Mesa con el menos competitivo Sierra Cosworth. Juan Luis Cruz se retiraba mediado el rallye con problemas eléctricos en el Subaru Impreza.

José Luis Rivero-Miguel Dávila reaparecían con el Escort Cosworth de grupo A, sufriendo problemas de embrague y temperatura de motor, quedando cuartos de la general y antecediendo a los primeros turismos de serie.

Cerrando las diez primeras posiciones aparecían vehículos de tracción delantera, donde Miguel Ángel Cruz lograba una importante ventaja con el Opel Astra sobre el Peugeot 309 GTI pilotado por José Ángel Figueroa, que a su vez era el destacado vencedor dentro del Desafío Peugeot, acercándose en el certamen al líder Carlos Álvarez, que en esta ocasión perdía más de un minuto a causa de una avería eléctrica.

Igualadísimo duelo en el Trofeo Toyota Starlet, venciendo Tomás González por sólo tres segundos sobre Carlos Padilla, conservando éste con amplia diferencia el liderato de la monomarca.



www.motor2000.net © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados