Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Tecnología e-4ORCE de Nissan: eléctrico de tracción integral
La firma nipona ha desarrollado una tecnología de tracción a las cuatro ruedas para eléctricos que mejora la dirección, la frenada y la trazada en curva, obteniendo un gran beneficio en el control del vehículo.
09-06-2020  |  
El nuevo mundo de los vehículos eléctricos generalistas, un ámbito en el que Nissan fue pionera con el LEAF hace una década, cuenta con una tendencia creciente a centrarse en el rendimiento puro. La combinación de motor eléctrico y paquete de baterías ofrece unos niveles de aceleración y par que antes solo estaban reservados a los súpercoches o a los trenes bala.

Aunque la euforia resulta innegable, Nissan está adoptando un enfoque equilibrado y centrado en el cliente, más allá de la pura velocidad, gracias a su más reciente tecnología de motorización eléctrica.

Tecnología e-4ORCE


Ha sido bautizada como e-4ORCE, una nueva y revolucionaria tecnología de control de las cuatro ruedas que ayuda y otorga confianza a los conductores de cualquier nivel de habilidad al generar un par instantáneo a las cuatro ruedas y transmitir una potencia equilibrada y predecible en cualquier situación.

La «e» de e-4ORcE hace referencia al sistema de tracción del motor eléctrico de Nissan. «4ORCE» (se pronuncia force) se refiere a la potencia física y a la energía del vehículo, mientras que el «4» representa el control de las cuatro ruedas.

La tecnología de control de las cuatro ruedas e-4ORCE de Nissan se encuentra actualmente en las etapas finales de desarrollo y genera equilibrio entre un rendimiento potente y un control sin precedentes, ofreciendo así emoción pura al pisar el acelerador, pero sin renunciar al confort de todos los ocupantes del coche.

La tecnología e-4ORCE gestiona la potencia de salida y el rendimiento de frenada para maximizar la suavidad y estabilidad de la conducción, además de mejorar la confianza del conductor al trazar fielmente la línea de conducción prevista sobre diferentes superficies, sin que el conductor tenga que cambiar su estilo de conducción.

En el marco del Salón del Automóvil de Tokio en 2019 y el CES de Las Vegas de este mismo año, Nissan realizó una demostración privada de la tecnología e-4ORCE mediante un coche de prueba fabricado específicamente para la ocasión y que estaba basado en el LEAF e+. El objetivo era que los conductores pudieran experimentar el potencial de esta tecnología. De acuerdo con el tema del «control de las cuatro ruedas», la tecnología e-4ORCE ayuda al conductor de cuatro maneras diferentes:

1. Sistema eléctrico:
En pocas palabras, e-4ORCE es un sistema avanzado creado alrededor de motores eléctricos dobles. Hasta ahora, los VE de Nissan habían montado siempre un único motor eléctrico, normalmente para conseguir tracción delantera. Nissan pretende diversificar su gama de VE, por lo que un sistema de tracción a las cuatro ruedas resulta un paso lógico, especialmente cuando el prototipo Ariya apunta claramente a un futuro de crossovers eléctricos.

La tecnología de control de la motorización eléctrica de Nissan en el coche de prueba de e-4ORCE reacciona a las acciones del conductor mediante un control ultra-preciso que es tres veces más rápido que un parpadeo humano. Esta tecnología no solo proporciona al conductor una aceleración instantánea y suave, sino que también garantiza que la tecnología de control pueda gestionar una amplia gama de situaciones.

Aunque también incluye la aceleración fuera de línea, la tecnología e-4ORCE brilla realmente cuando el conductor debe reaccionar repentinamente para evitar un obstáculo en la carretera, ya sea un animal u objeto. El sistema gestiona y se anticipa a las intenciones y expectativas del conductor de manera suave y eficiente.

Los ingenieros de Nissan se basaron en los conocimientos adquiridos tanto del sistema de división de par ATTESSA E-TS del Nissan GT-R, como del sistema 4x4 inteligente del Nissan Patrol para maximizar la potencia de salida, la frenada y el control del chasis. La dilatada trayectoria de desarrollo de la empresa tanto para vehículos eléctricos como para sistemas avanzados de tracción total garantizará que la tecnología e-4ORCE sea uno de los sistemas más robustos disponibles actualmente en el mercado.

2. Máxima agilidad:
La tecnología de control e-4ORCE ofrece un gran equilibrio entre control del chasis, trazado de línea y precisión de la dirección en todo momento, manteniendo el comportamiento del vehículo siempre predecible, incluso durante maniobras repentinas. El sistema modula constantemente la potencia de cada motor eléctrico doble, así como el control de los frenos de cada rueda, con el objetivo de generar un control fiable para el conductor.

Normalmente, cuando gira, un vehículo tiende a virar hacia fuera de la curva durante la aceleración, lo que obliga al conductor a mover más el volante o a reducir la velocidad (subviraje). La tecnología e-4ORCE distribuye el par a las ruedas delanteras y traseras del vehículo para maximizar la fricción (agarre) de los neumáticos según las condiciones de la superficie de la carretera y la situación del vehículo.

El reparto de la tracción total del sistema e-4ORCE tiene una distribución predeterminada de 50/50, pero también puede transferir hasta el 100 % de la potencia a las ruedas delanteras o traseras, o una combinación intermedia, en función de diversas condiciones de carretera y conducción. La fuerza de desaceleración se controla de manera óptima en cada una de las cuatro ruedas, a través de una combinación de frenada regenerativa y frenada hidráulica, lo cual mejora el rendimiento de giro y la desaceleración.

3. Confort fiable para todo el mundo:
Desde el principio, el equipo de ingeniería avanzada encargado del desarrollo del sistema e-4ORCE fijó el confort como su prioridad. El reto era garantizar un rendimiento de VE impresionante y una calidad de conducción suave para todos los ocupantes en diferentes situaciones de conducción.

La frenada regenerativa es una de las características principales de un VE. Esta tecnología permite recuperar la energía cuando el coche desacelera, y luego envía dicha electricidad de vuelta a la batería. Dado que el sistema e-4ORCE gestiona la frenada y la potencia de cada rueda, cuando se activa la frenada regenerativa en los motores eléctricos delanteros y traseros, el sistema trabaja para reducir el cabeceo y la inclinación del vehículo.

Esta función contribuye a mantener el habitáculo, y a los pasajeros que van en ella, más nivelados, lo que a su vez contribuye a prevenir el mareo, como puede suceder en situaciones de tráfico denso en las que hay que parar y reanudar la marcha muchas veces.

4. Mayor confianza en carretera:
Conducir sobre superficies difíciles, como pueden ser carreteras mojadas, heladas o nevadas, puede resultar estresante incluso para el conductor más experimentado. El control preciso de la motorización eléctrica y del sistema de frenos que ofrece la tecnología e-4ORCE garantiza que la potencia se transmita a las ruedas con mayor agarre al mismo tiempo que estabiliza el movimiento del vehículo para mantener el control de la conducción y la trazabilidad de la trayectoria.

Si el conductor acelera demasiado, el sistema gestiona la potencia para garantizar que se mantiene el control y la trazada, incluso sobre superficies resbaladizas, como se muestra en este vídeo.
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados