Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Nacional de Rallies 2021: un Supercampeonato mixto y dos copas específicas
La RFEdA trabaja ya intensamente en el diseño de la próxima temporada que, en la especialidad de rallies, va a contar con interesantes novedades que vienen a confirmar la línea de trabajo implementada en su día con la creación del Supercampeonato de España de Rallies, quedando como certamen único y principal, con el complemento de dos copas, una en asfalto y otra para los rallies en tierra.
13-11-2020  |  Redacción
El S-CER contará con un patrocinio principal, que se desvelará próximamente y se complementará con otros dos certámenes de ámbito nacional de nuevo cuño, la Copa de España de Rallies sobre Asfalto – Recalvi (CERA Recalvi) y la Copa de España de Rallies sobre Tierra (CERT).

En consecuencia, la temporada 2021 pasará a la historia del automovilismo español por ser aquella en la que se producirá la definitiva consolidación del Supercampeonato de España de Rallyes (S-CER), que se disputará sobre dos superficies, tierra y asfalto, imprescindibles para la formación y posterior progresión internacional de los jóvenes pilotos, en un modelo de campeonato que ya está funcionando con éxito en la mayoría de países europeos.

Por su parte, la Copa de España de Rallyes sobre Asfalto-Recalvi nace con todo el empuje propio y habitual de la marca patrocinadora que dará nombre al certamen y contará con un calendario de una decena de pruebas repartidas por todo el territorio nacional. En estos días se está trabajando para configurar una propuesta atractiva de certamen que, junto con la Copa de España de Rallies sobre Tierra, contribuya decididamente a que la temporada, con la nueva configuración planteada, se convierta en un rotundo éxito deportivo.

Una vez diseñado este nuevo escenario de competiciones, serán sometidas a la aprobación por parte de los órganos de gobierno de la RFEdA.

Todo ello representa la supremacía absoluta de un solo campeonato de rallies en términos absolutos, S-CER, recurriendo a la fórmula de la antigua Copa de los años 80, para agrupar en este subcertamen una serie de rallies que podrían calificarse de segunda división, una fórmula muy acertada, dado el evidente défict técnico de los equipos españoles cuando participan en pruebas sobre tierra de campeonatos internacionales como el ERC o el WRC. Lógicamente se producirá el desencanto, o claro enfado, de aquellos organizadores cuyos rallies se caen a esa "segunda división", pero no queda otro remedio que adaptar el automovilismo español al ritmo que marcan los tiempos.

Una idea que debería ser copiada de facto por la Federación Canaria para equilibrar su certamen regional de rallies y fomentar la dualidad asfalto-tierra de sus pilotos para cuando lleguen al S-CER, porque las copas nacionales no parece que vayan a tener rallies más importantes y competitivos que los propios rallies canarios.
www.motor2000.net © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados