Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Rallye de Portugal (final)
Ogier-Ingrassia, triunfo consumado
La tercera y última etapa del rallye portugués no ha ofrecido novedades relevantes. Con el pacto de “no agresión” entre los escuderos del equipo oficial Citroën, estaba cantado que ocuparían los dos primeros puestos de la clasificación: 1 Ogier y 2 Loeb, además este ha completado la operación son los 3 puntos de la “power stage”.
28-03-2011  |  Redacción
La última etapa de hoy domingo arrancaba con los 21,39 km del TC14 “Silves - 1”, especial muy difícil con una gran cantidad de cuestas y tierra suelta, un verdadero desafío con algunos lugares rápidos, pero el ritmo siempre se ve cortado por zonas estrechas y técnicas. Es un clásico de Portugal. La zona más famosa es el salto que hay sin visibilidad seguido de un cruce a la derecha.

Mikko Hirvonen ha marcado el scratch, con el líder Sébastien Ogier tranquilo y conservando su ventaja al frente de la clasificación.

Hirvonen ha sido 18 segundos más rápido que Ogier en este tamo de Silves, superando a Matthew Wilson en la general y ahora el finlandés de Ford es cuarto. "Ha ido bien, el coche está funcionando bien," dice Hirvonen. "Me estoy concentrando para poder acabar cuarto."

El compañero de Hirvonen, Jari-Matti Latvala ha sido el segundo más rápido en el tramo con su Fiesta. "Los de Citroën están conservando", dice Latvala. "Había mucho agarre y he disfrutado pilotando. No he tomado ningún riesgo, sólo hay que mantener un buen ritmo."

Sebastien Loeb reconoce que la victoria será para su compañero Ogier, después de admitir al final de la jornada de ayer que no quería poner ninguna presión a su compañero. "Decidimos no atacar, yo no quiero poner presión", asegura Loeb.

Ogier, que empezaba el día primero con 37,6 segundos de ventaja sobre su compañero Loeb, decía al final del tramo: "No ha habido ningún problema, he comenzando con mucho cuidado porque no hay ninguna razón para tomar riesgos. Es igual para todos, no hay diferencia por ser el primero en la pista."

Matthew Wilson informó haber dado un golpe contra una roca en la rueda delantera izquierda de su Ford Fiesta, pero ha podido completar el tramo sin demasiados problemas en la quinta posición. Su compañero en Stobart M-Sport, Henning Solberg, comenta que se le han reproducido los problemas de dirección asistida que le afectaron el segundo día del rallye.

Segundo tramo de hoy domingo el largo (31,04 km) de “Santana da Serra-1”, sumamente complicado con un falso sentido de seguridad. Arranca con una pista buena, rápida pero de repente se vuelve más estrecha y muy sinuosa entre árboles. En la segunda pasada será escenario de la “Power Stage” transmitida en directo por televisión y con el interés añadido de los tres puntos para el equipo que logre el scratch.

Mikko Hirvonen ha bajado de nuevo a la quinta posición después de que su Ford Fiesta RS WRC haya sufrido la rotura de un palier a 10 kilómetros de la meta del tramo. El finlandés se había colocado cuarto por delante de Matthew Wilson al ganar la especial anterior, plaza que ha perdido por 27,9 segundos respecto al británico.

Jari-Matti Latvala, ha sido el segundo más rápido en el tramo, por detrás de Petter Solberg. Mads Ostberg ha sido tercero y Sébastien Loeb cuarto. “Estaba muy resbaladizo en algunos sitios, muy húmedo y complicado", dijo el pluricampeón mundial. "Teníamos un ritmo bueno pero ya estamos en la parte final del rallye."

Sébastien Ogier continúa liderando con su Citroën DS3 WRC después de una carrera sin incidentes. Con dos tramos para finalizar su ventaja es de 36,9 segundos sobre su compañero Loeb. "Ha sido largo y lento", dijo el líder. "No he tomado ningún riesgo, simplemente validar las notas para esta tarde. No es fácil pilotar así, se necesita ritmo para mantener la concentración ".

El mejor crono de Solberg le supone acercarse al octavo puesto, ahora está a 34,6 segundos del octavo clasificado, Federico Villagra. "Tengo pequeñas mejoras que hacer en el coche por lo que será todavía mejor después", dijo el noruego.

En la asistencia de mediodía en Faro, Sébastien Loeb, comentaba que es segundo en el Rallye de Portugal debido a que su compañero de equipo, Sébastien Ogier, está demostrando ser muy rápido sobre estos tramos de tierra, comentando al respecto: "Tomé la decisión de no atacar porque sabía que no tenía ya ninguna opción de darle alcance. La única forma sería presionarle a tope, pero la diferencia es tan grande que no sería prudente correr riesgos. Estamos en el mismo equipo, trabajando para Citroën y no voy a atacar."

Loeb también añadió que no arriesgará más de la cuenta en el Power Stage. "Por supuesto me gustaría ganar puntos extras, pero no quiero perder lo que tenemos seguro. No sé qué voy a hacer en este tramo, pero si Ogier gana, creo que la pelea por el campeonato se va a poner muy bonita. Será una temporada interesante. "
 
Problemas para Hayden Paddon y Benito Guerra
El neozelandés comenzó la parte final del rallye con una ventaja de seis minutos y 35 segundos en el PWRC con respecto al mejicano Benito Guerra. Sin embargo a los 10 kilómetros del TC15 el coche de Paddon sufrió una rotura en el brazo de suspensión trasera.

"No puedo sonreír, pero por suerte tenemos la asistencia ahora, aunque la cosa se mantiene interesante", dijo Paddon. "No toque nada en absoluto, estaba conservando. Es un desastre, pero esto mantiene el interés."

Afortunadamente para Paddon, el segundo clasificado, Benito Guerra también ha sufrido un duro revés cuando a su Mitsubishi Lancer se le ha roto el turbo en la salida del tramo y ha cedido más de cuatro minutos. Como resultado de todo esto, Jukka Ketomaki (Mitsubishi Evo X) sube al segundo lugar con el líder del campeonato Martin Semerad, pasa a la tercera posición con el Evo IX.

Petter Solberg bajo el diluvio
Segunda pasada a los 21,39 km de “Silves-2”, sumamente complicada por culpa de un intensa lluvia. Los veinte primeros equipos han salido en orden inverso para establecer el orden de salida en la Power Stage.

Petter Solberg, se ha anotado otro scratch 11,4 segundos más rápido que el noruego Mads Otsberg, Mikko Hirvonen ha sido tercero por delante de Matthew Wilson.

Hirvonen ha comentado: “Estoy bien, aunque en algunos lugares es como ir sobre hielo”.

Sebastien Ogier mantiene una cómoda y quizá decisiva ventaja de 35,9 segundos respecto a Loeb. “La lluvia lo complica todo”, afirma Ogier. “Me ha costado mucho mantener mi posición”.

Henning Solberg ha bajado a noveno después que su Fiesta RS WRC sufriera un problema en el turbo.

El último tramo “Santana da Serra-2” con 31,04 km, transmitido en directo -aunque no para España, que en nuevo fiasco “nitrótico” lo ha pasado en diferido y con más de dos horas de retraso- Sébastien Loeb se ha aplicado para obtener los tres puntos extra del scratch, seguido a sólo 1”7 por un desesperado Latvala, mientras Ogier, satisfecho con su segunda victoria, ha tratado de no interferir a su compañero Loeb, que finalmente ha quedado a 31,8 segundos del vencedor.

Con diferencias escalonadas y en márgenes de varios minutos, se han clasificado los Ford Fiesta RS de Latvala, Hirvonen y Matthew Wilson. Finalmente, en una gran segunda etapa, Petter Solberg ha remontado hasta la sexta plaza con su Citroën WRC privado. Kimi Räikkönen por fin ha sido consecuente y con una táctica de prudencia ha tratado de adaptarse al pilotaje del Citroën DS3. El argentino Federico Villagra, Henning Solberg y Dennis Kuipers han completado el ”top 10” con sus respectivos Ford Fiesta WRC, justo por delante de Hayden Paddon, undécimo y neto ganador en la categoría de Producción con el Subaru Impreza, seguido a 7”39’0 Jukka Ketomäki, a 9’12”6 el checo Martin Semerad, y a 13’39”3 el mejicano Benito Guerra, todos ellos Mitsubishi Lancer Evo X.

El ucraniano Velery Gorban ha sido quinto con su Lancer de Montos Ascania Racing, una plaza por delante de su compañero Oleksandr Saliuk.

Michal Kosciuszko finalizó séptimo después de recuperarse del abandono el primer dia en lo que ha sido su debut en la categoría. Los pilotos de Team Abu Dhabi Majed Al Shamsi y Bader Al Jabri ha terminado octavo y noveno, respectivamente. Patrik Flodin logró el último punto después de un rallye tórrido, con un accidente el primer día.

El británico Harry Hunt ganó la Copa Producción con su Citroën DS3 R3.

Después del hundimiento de Armando Araújo y Bernardo Sousa, el mejor portugués ha sido Bruno Magalhaes, 12º con el Peugeot S2000.

Los españoles A Villanueva-Oscar Sánchez han terminado en el puesto 17º con el Mitsubishi Evo X de Grupo N. Los gallegos José Martínez-Manolo Campos han terminado en el puesto 25º con otra unidad Lancer Evo X.

La próxima cita del WRC tendría que ser el Rallye de Jordania -coincidente en fechas con el Rallye Islas Canarias- pero dada la inestabilidad política que se vive en los países del Africa Oriental, su celebración es más que dudosa. En este caso habría que esperar hasta el Rallye de Italia-Cerdeña (5-8 de mayo) donde se produciría el debut oficial de los MINI John Cooper Works 2000 y con ello la esperada reaparición de Dani Sordo.



www.motor2000.net © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados