Imprimir  Imprimir
Motor 2000
La historia más breve jamás contada
Velocidad Maspalomas (1ª cita 2011)
La carrera inaugural de la temporada 2011 de Velocidad ha batido el récord negativo de participación: 13 inscritos, 8 salidos, tres roturas de motor, una de caja de cambios y manga final con cuatro coches en pista. Podio repetido en las dos carreras con Juan Francisco Alonso, Roberto López y el novel Gregorio Fontanilla.
01-05-2011  |  Juan J. Alonso
Y casi podríamos decir “colorín colorao... este cuento se ha acabao”. Pero en lugar del retruécano infantil, prefiero echar mano de aquella narración de intriga y misterio de la británica Agatha Christie titulada “Diez negritos” donde en cada capítulo iba siendo asesinado uno, y otro...

Por supuesto, el deporte del automóvil es una actividad incruenta, solo en algunos casos los ánimos se alteran. Lo que no ocurrió esta vez, porque los caprichos de la mecánica “son tan inexcrutables como los caminos del Señor” (Profeta Isaías) y en los entrenos oficiales ya abandonaba Néstor Guillén por desintegración de la caja de cambios del Renault Clio.

Novedades en el paddock
Por fin los aficionados podían ver la espectacular Silueta BMW de Roberto López, un cañón demasiado grande para una guerra tan pequeña, porque el “monstruito” con su chasis tubular y motor V8 situado en la parte trasera, transmitiendo una potencia de 560 CV, es algo así como una “fiera enjaulada” a la que es preciso domesticar en cada movimiento. Enhorabuena Roberto, por haberte hecho con esa joya de la mecánica, y además podérsela ofrecer a la afición en estas reuniones circuiteras, porque es un lujo, sobre todo cuando le vayas perdiendo respeto, te sueltes el pelo y des rienda libre a la caballería...

Otra montura singular venía desde Lanzarote, el biplaza abierto MK Indy R, una originalidad súper ligera con la cuna tubular, carrocería de fibra, motor de 1.300 cc y 220 CV (Suzuki Hayabusa) para un peso de 450 kg. Una extraordinaria relación peso/potencia en manos del novel Gregorio Fontanilla, un atento madurito con su vocación tardía por esto de las carreras, aunque con la experiencia de poder rodar libremente por la calle con tal bicho, y es que el aparato está homologado y matriculado ¡... Dito sea Dios!!!.

Voy comentando el prólogo, porque el nudo de la carrera no me dura ni dos negritos christianos.

Después de no sé cuántas carreras se dejaba ver un tinerfeño por Maspalomas. Esta vez fue José F. Torres de Vera, un sus tiempos jóvenes activo piloto de karting, y que ahora con la veteranía ha vuelto a sentir la llamada circuitera, para ello se ha dado el gustazo de prepararse él mismo un BMW M3, y está dispuesto a seguir el Regional de Velocidad, y de paso practicar el turismo interinsular, porque si tiene que esperar a que se haga realidad el circuito tinerfeño -también llamado “disco de la risa”- tendrá que correr en la categoría de “jubilados ilustres”.

Los demás, los de siempre, el joven Carmelo Medina, ya cada vez más galletón y menos Carmelito, con su maqueado BMW M3, y también José Martín, tocando diana musical a los turistas del entorno con los decibelios en cascada del súper prestacional Toyota Corolla 1.6 20V.

“Pole” para Juan Francisco Alonso

Novedad parcial la de Juan Francisco Alonso, inactivo desde que en diciembre del 2009 se dio aquel indeseado baño en la marea cercana con su BMW 320 ST y que ahora reaparece con otra unidad -también 320 ST pero con motor 2.5 litros- alquilada por Roberto López.

El satauteño, excampeón de la especialidad, no ha perdido la forma y fue el dominador sobre la escasa tropa, tanto en los entrenamientos libres como en los privados, con un crono de 2’09”761, sacando 795 milésimas a Roberto y su Silueta y 2”981 a un Carmelo Medina más lento de lo habitual, debe ser que no le ha sentado bien el inicio de curso en el “Día del Trabajador”. El novel Fontanilla daba la sorpresa y se situaba en el centro de la parrilla por delante del resto.

Alonso, López, Fontanilla: podio bis
Primera carrera, Juan F. Alonso se adelanta en la salida y toma la delantera, rápidamente es sancionado con un “drive through”, alargando el paso por el pit-lane hasta la tercera vuelta reglamentaria mientras se entretenía tapando huecos a Roberto; pero resultó que el López de la Silueta quería salsa y prácticamente le esperó en su retorno a la pista para dar un poco de espectáculo, además de estudiar “de visu” el comportamiento del 320 ST y ver la forma de traducirlo a su prototipo, y es que en esto del automovilismo cada día aprendemos algo nuevo....

Carmelo Medina apenas duraba una vuelta en carrera, porque el motor del BMW M3 se negó a seguir trabajando y dijo basta. Ojalá la avería no sea tan gorda como traslucía el rostro del cariacontecido y preocupado piloto.

A una distancia respetable se daba una lucha, esta sí de verdad “juraíto por Dios” entre Fontanilla y José Martín, este picadísimo porque no tenía forma de pasar al “coche-araña” del novel conejero, hasta que exprimió al máximo el multiválvulas japonés, logró el objetivo y acto seguido el motor hizo “clac-clac-clac”, rápida parada de motor y a ver si hay suerte y la reparación consiste en solo un juego de tapillas.

El tinerfeño José F. Torres terminaba quinto, con una vuelta perdida y el motor herido... si no de muerte, al menos con lesiones graves y decidió dejarlo descansar para un estudiar su patología con calma a la sombra del padrecito Teide.

José A. Marrero cerraba clasificación con su BMW 325 en clara fase de aprendizaje.

La segunda carrera, nada que contar. Una mini parrilla de cuatro coches, con Roberto jugando al gato y al ratón con Alonso, porque es cuestión de “cuidar al cliente”, pues si se ve líder absoluto del Campeonato seguirá feliz alquilando mi auto. Y tiene razón Roberto, porque con tal “pepino” hasta se va a aburrir de ganar carreras en el futuro.

Fontanilla y Marrero perdidos en los 4,4 km de asfalto. Y es que con tan pocos comensales, no se entiende como no se utilizó el comedor pequeño para que al menos se vieran las caras de vez en cuando. Quiero decir el trazado corto.

En fin, esperemos que la próxima carrera, el 6 de junio, fecha que está bajo la advocación de santos tan preclaros como San Hilarión de Constantinopla, San Marcelino Champagnat y San Norberto de Magdeburgo, las cosas se pongan en su sitio y salgamos de estas estrecheces. De momento vimos a don Pedro Estévez espiando el BMW de Roberto y avisando de que corre en la próxima ¡a ver si es verdad! se runrrunea de un alemán -piloto de rallies- que tiene un Porsche 911 GT3 en Maspalomas con el propósito de alquilarlo, y que si hay clientes, tiene otros dos en su casa de Renania Westfalia dispuestos para su embarque. Los hermanos Montesdeoca, que ya han terminado de curar los quesos en Montaña Alta, también nos comentaban que en la próxima estarán con sus Toyota MR2 de distintas series...Parece que poco a poco esto se animará, porque en caso contrario habrá que primar a los clásicos para que además de entretenernos, como han hecho, pasen a mayores.

Perdón, se me ha ido la mano. Iba a contar la historia más corta, pero al final la leche se salió del cántaro y se desparramó por el teclado. Será por influencias de las novelas-crucigrama de doña Agatha.
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados