Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Aprobado el nuevo Reglamento
Reacción de los Centros
08-03-2010  |  Redacción
Afirman que los "coladeros son "cuatro listos" quer dañan al resto

Tras conocerse la nueva normativa, la Asociación Española de Centros Médicos-Psicotécnicos (Asecemp), a través de su vicepresidente Angel Pingarrón, manifesto que la fama de que pasar el examen psicotécnico es un mero trámite para presentarse al examen de conducir o renovar el carné que todo el mundo supera y, aunque reconoció que hay algunos centros que son "un coladero", aseguró que "son cuatro listos".

"Hay cuatro listos que se llevan mucho dinero y que no cumplen ni la función personal que deben al usuario en contrapartida por el dinero que paga ni la función social que tienen confiada de vigilar que quien conduzca lo haga en las mejores condiciones", señaló Pingarrón.

También indicó que con la modificación del reglamento, a Tráfico se le quiten los "complejos" y "salga a inspeccionar "a saco"" para acabar con este tipo de centros, que dan el apto a los que se examinan sin casi realizar pruebas o incluso, sin hacerlas en absoluto.

En este sentido, explicó que, hasta ahora la DGT se estaba "inhibiendo" de realizar inspecciones a los centros, ya que el anterior reglamento establecía que todos los centros debían disponer de un oftalmólogo todo el tiempo que estuvieran abiertos, un requisito que al ser "muy caro", "muy pocos podían cumplir", por lo que cada vez que Tráfico realizaba una inspección "encontraba que la mayoría incumplía".

Sin embargo, como el nuevo reglamento elimina este requisito, y además establece un nuevo sistema informático que va a dejar libres a algunos funcionarios de Tráfico para realizar otro trabajo, el vicepresidente de Asecemp señaló que la DGT ya "no tiene pretexto" para no salir a inspeccionar y debe "castigar con dureza" a los centros que no cumplan la ley. "No sólo lo vemos positivo, sino que hemos estado tres años persiguiendo esto", indicó Pingarrón.
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados