Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Vilariño y Juan Luis Cruz, reyes en la gran fiesta de Tamaimo
Tamaimo es Tamaimo, es esa fiesta en la que todos los aficionados quieren estar, todos los pilotos quieren correr -y hasta alguno de ellos ganar- pero por encima de cualquier concepto es algo más que una subida, es un auténtico rito convertido en fiesta del motor tinerfeño, sin tener que pagar el peaje abusivo y absurdo de un Campeonato de España. Los grandes protagonistas: Juan Luis Cruz, una vez más ganador en Turismos, y Andrés Vilariño, que exhibió su vitola de gran campeón montañero con un récord que puede estas vigente por muchos años.
03-10-2011  |  Juan J. Alonso / Fotos Toño Luis
Amanece con el trayecto de 5,550 km entre el Acantilado de los Gigantes y Tamaimo a tope, ya no cabía un alma desde la tarde-noche anterior, sin embargo siguen llegando coches en caravanas interminables, y espectadores como si fuera la peregrinación de una romería multitudinaria.

Amanece y todo el mundo madruga, los miles de espectadores que habían hecho de Tamaimo su morada durante dos o tres días, con las cafeteras del desayuno a tope, o ya calentando el cuerpo con un oloroso asadero de rigor. La Policía Local de Santiago del Teide no madruga, simplemente no ha dormido, porque ha estado la noche guardando el orden en el recorrido de la subida, vigilando el respeto a las zonas prohibidas y a los aparcamientos reservados para la propia prueba y para la prensa -ojo organizadores, para la prensa, y en tal cantidad que sobraron- por supuesto madrugan los organizadores dando los últimos toques, y también la Guardia Civil de Tráfico, que hora y media antes del comienzo de los entrenamientos ya había cortado la carretera. A las nueve de la mañana sobrevolaba el abarrotado escenario el helicóptero de la Guardia Civil. Todo el mundo volcado en Tamaimo, santo y seña de la Montaña en Canarias en todos los aspectos.

Para abrir boca, un desfile de clásicos Seat, con varias unidades 600, 127 y 124 en distintas versiones.

En la caravana de Coansa-Seat, dos ilustres pilotos tinerfeños, en el Coche 00 Melchor Dávila, copilotado por el cura párroco de Santiago del Teide, reverendo Silvestre Gorrín Rivero, por cierto gran aficionado y conocedor del automovilismo, y en el Coche 0 nada menos que Ricardo Avero, el piloto más laureado de Tamaimo con siete victorias en su palmarés.

La puntualidad impecable de la prueba se demora un minuto, el coche número 1 parte a las 10.01, un minuto más tarde del previsto, porque fue el que en silencio se guardó en memoria del piloto tinerfeño Mauro García González, y también en el recuerdo de muchos estuvo el nombre de otro piloto, Raúl de León Ramos, que perdió la vida en este trazado la temporada 2006 pilotando un Citroën ZX. Y es que el automovilismo jamás olvidará a los suyos.

Comienzan abriendo carrera Julio González González con el número 1 en las puertas de su Peugeot 205 Rallye, y con el número 2, su hijo Julio González Díaz, al volante de un Peugeot 205 GTX, y que no eran los únicos en hacer el doblete paterno-filial, porque también estaban los Miguel Morales con sus respectivos BMW M3.

Ausencias destacadas, la del líder del Campeonato Regional en Turismos, el palmero Juan Lorenzo Fernández, simplemente porque no se había inscrito, y Eduardo Quintero (Honda Civic Type R3) porque había sido objeto de ingreso hospitalario por motivos de salud, deseándole al buen piloto tinerfeño, y gran persona, una rápida y feliz recuperación.

Se realiza la manga de un tirón, sin una sola incidencia, salvo el abandono de Nauzet Brito por rotura de palier en el BMW R+ y la fémina Candelaria Pagés que no toma la salida por una pérdida de aceite en el motor de su Opel Corsa.

También estuvo a punto de no tomar la salida José María Ponce, porque en el trayecto del parque cerrado al parque de pre-salida se rompían el piñón y la corona en el diferencial del BMW. Los asistencias se esmeraron en el cambio de este elemento en tiempo récord, pero con el inconveniente de que su desarrollo era excesivamente largo para Tamaimo, cuya recta más larga no llega a 300 metros.

Asfalto muy deslizante, como es habitual en esta prueba por el denso tráfico de camiones que soporta, tapizando su asfalto de millones y millones de partículas de gasoil.

Resultados tan previstos como poco significativos, Vilariño ya marcaba un 2’54”575, más de 4 segundos por debajo del récord. José Antonio Aznar empezaba el que iba a ser su calvario de todo el día con paradas de motor en la Osella PA20, presumiblemente por suciedad en el depósito y circuito de combustible. En las CM mandaban José Manuel y González y Julián Falcón, mientras en turismos hacían lo propio Ángel Bello (Audi A4 quattro ST) y Juan Luis Cruz (Subaru Impreza), muy por delante de José María Ponce, Nicolás Mesa (Ford Escort WRC), Félix Ramón García, (Alfa Romeo 156 Twin Spark) y el piloto de Tamaimo Antonio Gorrín, Citroën C2, pasando una vez más por su carretera de todos los días.

Primera subida oficial

Ahora ya las cosas se ponen serias, el asfalto desliza más, porque esta ascensión se inicia justo a las doce del mediodía. En turismos hay sorpresas, porque el gran duelo entre Bello y Cruz se deshace al hacer Juan Luis un semitrompo con el Subaru WRC, marcando el mejor tiempo de forma destacada Ángel Bello, a 363 milésimas de su propio registro del 2010, montando en el Audi gomas superblandas para vuelta rápida de calificación en circuito. Juan Luis no se quedaba atrás, porque en este duelo deportivo, decidía conectar por primera vez el PTS (un plus de potencia adicional en el motor) y que quizá fue el causante de la comentada incidencia.

Con todo esto, segunda posición para Félix Ramón García, el veterano “Monchi”, superviviente del Tamaimo de 1974, cuando debutaba aquí con el número 1 pegado a las puertas de su Seat 127 calzado con gomas de calle, y parece que fue ayer....

Nicolás Mesa era tercero a 189 milésimas encabezando un Grupo TA donde José Mari Ponce le seguía a 389 milésimas, y solo 73 milésimas por detrás, Angelo Padrón con su M3, perseguido a 319 milésimas por Eduardo Alonso con otro M3. Muy cerca, en séptima posición el palmero José Francisco Acosta “don Chicho” tanteando las posibilidades del Porsche 911 GT3. Y entre toda esta jauría, colocaba Jonathan García su afinado Renault Mégane, antecediendo a los BMW M3 del reaparecido Cristofer Reyes, con algunas actualizaciones en la montura, y de Cristo Padilla, feliz porque hoy le funcionaba el coche a la perfección.

En el casi desierto Grupo N, Octavio Hernández Cañamero se daba a la tarea de batir el récord de Grupo N que tenía Rubén Jonay Martin con Mitsubishi Evo V, se quedaba a una décima, pero contento, porque Octavio es hombre de segundas partes y lo veía factible.

También sin gran competencia en Grupo H., Miguel Ángel Toledo se dejaba ir con el BMW 2002 y quedaba a algo más de 5 segundos de su propio récord en este apartado, donde el segundo clasificado era Jesús Ildefonso Lastra con BMW M3 a 4 segundos del veterano grancanario.

En el duelo de féminas, la grancanaria Elizabeth Santana ponía su sello personal con el Renault 5 GT Turbo y se imponía por casi 5 segundos a la tinerfeña Naira González con Opel Corsa.

Dentro de los R+ mandaba el grancanario Modesto Martín, que tras el “modesto” tiempo de entrenamientos cambiaba la centralita del BMW M5 y así podía imponerse por solo 112 milésimas a Toni Díaz y en 42 milésimas más a Néstor Torres, ambos sobre sendos Volkswagen Golf GTI.

En el apartado de barquetas Grupo C, Andrés Vilariño dejaba un inalcanzable 2’52”1043, mientras los problemas de Aznar seguían siendo los mismos. El herreño Sergio Febles no desentonaba con la Merlin MP40 y José Ángel Figueroa no atacaba con la Royale MP-38, que al parecer tiene vendida.

Dentro de las CM, José Manuel González no daba opciones pese a quejarse de que tenía un problema en el selector del cambio entre 2ª y 3ª, quedando a menos de un segundo del récord de Lauren García en esta categoría. Detrás, en apenas medio segundo, Javi Afonso, Benito Martín, Julián Falcón -quejándose de que el motor llegaba a desconectarse- y Jonathan Morales. Muchos problemas con el cambio de marchas para José Benito Rodríguez, por lo que renunciaba a continuar en la siguiente manga.

Segunda manga, la de Juan Luis Cruz

Con los miles de aficionados colapsando la carretera para saludar a los pilotos, hacerse una foto, o simplemente tocar los coches con las manos, las bajadas a la linea de salida duraban más que las propias subidas. De este modo la segunda y definitiva manga se iniciaba al filo de las 14.30. es decir con el asfalto casi en el punto de fusión. Por lo tanto no se esperaba que hubiera demasiadas bajadas de tiempo, pero en cambio algunas si hubo, sobre todo en las primeras posiciones de turismos.

Quedaba la duda de si Juan Luis Cruz vería su moral tocada por el incidente anterior, porque el coche apenas había tenido un raspón en el ángulo izquierdo del parachoques. Está claro que la veteranía y la raza montañera de un subcampeón de España prevalecieron sin ninguna merma de rendimiento y así marcaba un tiempo de 3’08”467, a 179 milésimas de su récord absoluto en turismos, batiendo en 235 milésimas a un Ángel Bello cuya ascensión era tan a tope que solo lograba bajar ¡3 milésimas! a su registro anterior; su decepción era palpable, como le ocurría a cualquier piloto que había estado tocando materialmente la victoria con su gran tiempo anterior, y el rival más directo afectado por un trompo. La otra cara e la moneda, que simplemente con clasificarse en la Subida a Guía de Isora tiene en sus manos el título regional de montaña en turismos.

Detrás había también revolución de tiempos, terminando con el sueño de “Monchi” García y su segunda plaza. En menos de un segundo se agrupaban cuatro pilotos encabezados por “don Chicho” con el Porsche, que en su progresión se hacía con el tercer puesto del podio, seguido a 54 milésimas por Eduardo Alonso, que quedaba cuarto, primero y nuevo récord de Grupo TA, aventajando en 447 milésimas a un José María Ponce, que aparte de los tema del diferencial, manifestaba que ante la avalancha de público en los márgenes de la carretera, se había quedado sin las referencias de los reconocimientos. Félix Ramón García se mejoraba a si mismo 67 milésimas, insuficientes para mantener a raya a sus adversarios. Nicolás Mesa y Ángelo Padrón eran de los que empeoraban tiempos, bajando a los puestos 7º y 8º por delante de Cristofer Reyes. Jonathan García, Antonio Gorrín y Octavio Hernández que, efectivamente, limaba su tiempo anterior en 1”652 y por fin lograba hacerse con el récord de Grupo N que tanto tiempo llevaba ahí, y además de un Mitsubishi Evo.

Miguel Angel Toledo sentenciaba el Grupo H y Elizabeth Santana, hacía lo propio en el el Trofeo de Damas, porque volvía a bajar su tiempo, ahora en 3’”373 y además se quedaba a poco más de 2 segundos del mejor Renault 5 GT Turbo, el de Airam Hernández, y todo ello la primera vez que pisa Tamaimo. Para el próximo año la chica de Moya ya tiene un nuevo coche en garaje.

Dentro de los R+ se mantenía delante Modesto Martín, pues Toni Díaz no tomaba la salida por problemas con el cambio y Néstor Martín quedaba a más de un segundo del grancanario.

En barquetas, Vilariño se bajó a sí mismo 610 milésimas, dejando un crono de 2’52”494 como nuevo récord absoluto en Tamaimo. Idénticos problemas para José Antonio Aznar, sin que por ello perdiera la moral ni las ganas de volver a Tamaimo... pero con uno de sus dos Audi A4 ST.

En CM, con ligeras variaciones en los tiempos se mantuvo el mismo orden de la manga anterior en las cinco primeras posiciones, es decir con victoria de José Manuel González, que ahora si quedó satisfecho de la manga, aunque le faltaron 471 milésimas para igualar el récord de Lauren García. El próximo año, seguro que lo consigue, sobre todo si no hace tanto calor.

Como únicas incidencias en esta manga, que no tomaba la salida Jorge Dorta con un problema en el diferencial del Citroën Saxo S1600, y el único accidente de la carrera, solo con ligeros desperfectos de chapa, en el Citroën Saxo VTS de José Luis Méndez.

Este es el resumen de una carrera fantástica, para mi con ese inmenso placer del reencuentro con viejos amigos, y es que en Tamaimo no falta nadie, entre ellos Juan Pedro Escobar, actualmente piloto de regularidad, y Luis de Cobo aficionado de toda la vida, responsables de ese paraíso rural llamado Hotel Señorío del Valle, en Santiago del Teide, donde ambos me hicieron disfrutar de una sobremesa interminable y llena de tantos y tantos recuerdos como tiene la ya densa y rica historia del automovilismo canario, y como añadido el placer de esos 15ºC en las primeras horas de la mañana. Gracias amigos, y hasta pronto.

La organización de la carrera, rayando la perfección, junto a otros aspectos de la prueba se tratan en apartados independientes a esta crónica.

BALANCE DE RÉCORDS


Absoluto
ANTERIOR
Lauren García Estévez (BRC Suzuki 05) 2’58”909
ACTUAL
Andrés Vilariño (Norma E20 E2) 2’52”494
Gr. C
ANTERIOR
Carlos Alonso-Lamberti (Osella PA9 90) 3’02’’615
ACTUAL
Andrés Vilariño (Norma E20 E2) 2’52”494
Grupo CM
ANTERIOR
Lauren García Estévez (BRC Suzuki 05) 2’58’’909
ACTUAL
El mismo
Gr. A
ANTERIOR
Juan Luis Cruz Cabrera (Subaru Impreza WRC) 3’08”288
ACTUAL
El mismo
Gr. A2
ANTERIOR
Ángel Bello Trujillo (Audi A4 quattro ST) 3’08’’342
ACTUAL
El mismo
Gr. GT
ANTERIOR
Santiago Concepción Acosta (Porsche 911 GT3) 3’09”943
ACTUAL
El mismo
Gr. N
ANTERIOR
Rubén Jonay Martín (Mitsubishi Lancer Evo V) 3’26’’973
ACTUAL
Octavio Hernández (Honda Civic Type R) 3’25”168
Gr. R3
ANTERIOR
Eduardo Quintero (Honda Civic Type R3) 3’27”792
El mismo
Gr.R2
ANTERIOR
Alexis Dorta (Citroën C2) 3’43”421
ACTUAL
Alexis Dorta (Citroën C2) 3’39”086
Gr. TA
ANTERIOR
Walter Delgado Dorta (Mitsubishi Galant VR4) 3’20’’086
ACTUAL
Eduardo Alonso (BMW M3) 3’21”870
Gr. H
ANTERIOR
Miguel Ángel Toledo Rodríguez (BMW 2002 Alpina) 3’36’’756
ACTUAL
El mismo
Grupo R+
ANTERIOR
Vacante
ACTUAL
Modesto Martín (BMW M5) 3’35”818
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados