Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Miguel A. Rodríguez, virtual campeón autonómico
Marcos González ¡ha nacido una estrella!
La segunda jornada del Rallye Gran Canaria ha tenido un desarrollo intenso, duro y largo, movido, con diversos cambios de líder, abandonos importantes y el triunfo del jovencísimo piloto lanzaroteño Marcos González (veinte años y tercera vez pilotando el Mitsubishi) mientras el tinerfeño Miguel Rodríguez se dejaba la victoria al trompear en el último tramo.
27-07-2013  |  Juan J. Alonso
Nada más comenzar la etapa sabatina con el TC3, accedía al liderato Gustavo Sosa (Mitsubishi Lancer Evo IX) y con tres scratchs consecutivos lo mantenía hasta el TC6 (segunda pasada al Circuito Islas Canarias con una ventaja de 7”1 sobre Juani Santana (Mitsubishi Evo IX), pero llegaba a la meta con rotura de diferencial delantero, y ahí terminaba el rallye para Gustavo y Rogelio.

Juan José Santana volvía a tomar el liderato y lo mantenía hasta el TC9, primera pasada por el tramo largo de 10,7 km “Pozo Izquierdo-Sardina”, pero lamentablemente abandonaba tras pasar la meta con el cárter del motor tocado. De nuevo el tinerfeño Miguel Ángel Rodríguez (Subaru Impreza) se veía encabezando el rallye en el TC10, el penúltimo tramo, pero en el siguiente, la bajada de “Sardina-Pozo Izquierdo”, también con 10,7 km, trompeaba, perdía unos 20 segundos y cedía la posición de honor ante Marcos González (Mitsubishi Lancer Evo IX) que había progresado, con una extraordinaria adaptación y un desparpajo increíble, hasta la segunda posición de la general, se hacía con el scratch de este último tramo (el tercero de la jornada) y una histórica victoria por 6”6 sobre el tinerfeño Rodríguez, que se consolaba con una segunda posición que le sabe a título regional (merecido, perseguido y trabajado a lo largo de muchas temporadas) porque virtualmente nadie puede igualar su puntuación; el rival más cercano era otro joven lanzaroteño, Jeffrey Hernández, que podría haber terminado quinto, pero en el último tramo sufría una avería de motor en el Mitsubishi Evo IX, seguida de incendio, que pudo ser sofocado con ayuda de los participantes que llegaban detrás de él y vaciaban los extintores. Es la otra ingrata cara de los rallies, porque el lanzaroteño había marcado dos terceros puestos en los tramos anteriores.

En total se habían producido nada menos que seis cambios de líder, y los scratchs de los once tramos se los repartieron: Gustavo Sosa, 4; Marcos González, 3; Juan José Santana,2; Miguel Ángel Rodríguez, 1 y Juan Carlos Quintana, 1.

Precisamente Juan Carlos Quintana, ejemplo de regularidad a lo largo de todo el rallye con el Mitsubishi Evo IX, finalizaba en el tercer escalón del podio a solo 18”3 de Miguel Ángel Rodríguez.

Cuarto de la general Alejandro Jiménez, al que se le volvieron a reproducir los graves problemas de calentamiento de motor que sufría el viernes noche en el Mitsubishi Lancer Evo VIII.

En cuarta y quinta posición otros dos Evo VIII que tenían su particular calvario en el TC4, segundo de la mañana, en el caso de Paco Romero por rotura de un palier trasero, mientras el majorero Sergio González sufría un pinchazo que también la hacía perder bastante tiempo. En el TC9 Romero tenía fallos de alimentación, pero sin afectarle en la posicición dada la gran ventaja que llevaba a Sergio, quien a partir del citado pinchazo se tomó las cosas con bastante tranquilidad.

Como ocurre en los rallies sobre tierra, los pinchazos estuvieron a la orden del día, y el récord lo estableció el palmero Pedro David Martín, campeón regional de slaloms, que tuvo el infortunio de pinchar cuatro veces, de forma doble en el TC9, y se quedó sin gomas de repuesto para terminar el rallye, así que en los dos últimos tramos se limitó a circular prudentemente con el Citroën AX 4x4. La otra unidad similar, pilotada por el grancanario Raúl Quesada, no tomaba la salida en la jornada de hoy al terminar anoche con la caja de cambios rota.

En las siguientes posiciones: Rafael Pérez, regular y efectivo con el VW Golf 4Motion, seguido por Rayco Hernández, que también sumaba un pinchazo en el Mazda 323 GT-R; detrás, a solo 2”9, Pablo Suárez (BMW 325 IX) que se había llevado un susto en el segundo tramo de la mañana y en el TC9 sufría una salida sin más consecuencias que un mínimo toque frontal y un chorro de segundos perdidos.

Armide Martín, que marchaba décimo, abandonaba tras pasar la meta del TC9 por una averíamecánica en el Toyota RAV4,

Ayose Marrero vencedor en 2RM
En este apartado seguía el duelo entre los majoreros Daniel Guerra (Toyota Corolla GT-i) y José Jesey Rodríguez (VW Polo 20 Classic) el primero había abierto un hueco de 4”8, pero en el TC4 debía abandonar por rotura de palier. Se reincorporaba como SuperRally, pero en la primera pasada del Circuito Islas Canarias volcaba en la curva de la palmera.

El que era tercer clasificado, Heriberto Santana, sufría un demoledor vuelco en los badenes finales del TC3, dejando el Seat Ibiza muy maltrecho.

José Jesey se mantenía en cabeza, pero cada vez más acosado por Ayose Marrero, que con su Toyota Yaris se le había acercado a solo 13, segundos. Bajo esa presión, en el largo TC9 pinchaba el majorero y además rompía la barra de la dirección, abandonando tras pasar el control stop.

De este modo Ayose se resarcía de su mala suerte en el pasado Rallye Isla de los Volcanes, cuando volcaba en el primero tramo “los rallies son así” y además de vencer en 2RM era el primero de Clase 4. A bastante distancia, Segundo en 2RM y primero de Clase 5, Esteban Santana, recogiendo el fruto correspondiente al trabajo de sus asistencias que estuvieron hasta las tres de la madrugada trabajando para reparar dos averías mecánicas en el Volkswagen Golf GTI. En tercera posición, Juan Manuel Viera (Toyota Corolla 1.6), copilotado por el entusiasta Vicente Arencibia, que fue el encargado de “dibujar” el rallye por el laberinto de pistas que surcan el anchísimo cauce del Barranco de Tirajana, diseñando un rutómetro sin tener que pasar por el mortífero tramo de “Bahía Feliz”.

Cal y arena para Ariel Navarro, que sigue sin encontrar los fallos electrónicos en el VW golf GTI turbo, que incluso le llevaron al abandono. Se reincorporó al SuperRallye para seguir probando, y parece que al final los tiempos ya l empezaban a salir.

Concurso de saltos: fracaso total
Sin embargo, donde no acertó Vicente Arencibia fue en la elaboración del salto artificial, que como ya habíamos adelantado en la crónica de ayer estaba llamado al fracaso. Y así fue, nadie se atrevió a romper su coche abordando una especie de pirámide en una zona rapidísima y bordeada de piedras berroqueñas.

El concurso, yu el jamón del Sitio Ibérico, lo ganó Rafa Perez con el Mercedes 190, quien no tenía nada que ganar ni perder, ya que se había retirado. Los demás... se limitaron a subir y bajar con sumo cuidado

Fue uno de los pocos lunares que tuvo el rallye, muy bien trabajado por la Federación, con toda su junta directiva en peso, la labor efectiva de los equipos de organización con su gran experiencia y la colaboración de otras escuderías, como Aterura y Telde.

La inclusión de las cuatro pasadas al Circuito Islas Canarias fue un éxito total, especialmente para el público, registrando un llenazo como hacía muchas temporadas no se veía en el recinto teldense, y es que a los aficionados del automovilismo se sumaron aquí los del motociclismo, dado el atractivo complementario que suponía la presencia de una veintena de participantes sobre dos ruedas.

Miguel Brito triunfador en motocicletas

El tinerfeño “Migue” Brito, expiloto de automovilismo -y de los buenos- ha demostrado su polivalencia imponiénndose en el apartado de motos con su KTM 35 EXC, y con una notable ventaja de 1’38”7 a la montura similar de Isaac Melián. En tercer puesto el “dakariano” Pedro Manuel Peñate, a 3’12”6 del líder con una KTM 450 EXC Rally, pesada y poco apropiada para velocidad pura.

El único participante en quads, José Carreño, muy espectacular todo el rallye con el Suzuki LTR 450, se accidentó en el TC10, requiriendo la intervención de la ambulancia y servicios médicos, afortunadamente sin que las lesiones revistieran mayor importancia.

Al final, satisfacción entre los participantes de dos y cuatro ruedas, independientemente de la suerte que tuvieron, pues la inmensa mayoría comentaba que “un rallye al año es poco”, y les gustaría poder competir una vez más, en especial los tinerfeños, que lamentablemente están huérfanos de esta especialidad.

Con respecto al Campeonato Autonómico, resta una sola prueba, el Rallye de La Oliva el 9 de noviembre en la isla de Fuerteventura.

CAMPEONATO AUTONÓMICO DE RALLIES
Clasificación provisional Pilotos

1º Miguel Ángel Rodríguez, 92 puntos
2º Marcos González, 57
3º Jeffrey José Hernández, 53
4º Juan Carlos Quintana, 52
5º Pedro D. Martín, 45
6º Alejandro Jiménez, 45
7º Francisco Romerp, 42
8º Gustavo Sosa, 35
9º Sergio López, 34
10º Armide Martín, 27







www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados