Imprimir  Imprimir
Motor 2000
WRC: 71 equipos en el 71º Rallye de Polonia
El rallye polaco regresa a la máxima categoría este fin de semana con el patrocinio de la petrolera Lotos, compañía que también apoya a los pilotos nacionales Robert Kubica y Kajetan Kajetanowicz. La prueba estaba ausente del WRC desde la temporada 2009.
24-06-2014  |  Redacción
La lista de inscritos contiene 71 equipos, entre ellos 15 con vehículos WRC, encabezados por los oficiales de Volkswagen (Sébastien Ogier, Andreas Mikkelsen y Jari-Matti Latvala), Citroën (Kris Meeke y Mads Ostberg), M-Sport (Mikko Hirvonen y Elfyn Evans), Hyundai (Thierry Neuville, Juho Hänninen y Hayden Paddon). Además pilotarán unidades WRC los polacos Robert Kubica, Michal Solowow y Krzysztof Hołowczyc con sendos Ford Fiesta RS, mismo tipo de vehículo que utilizarán Martin Prokop y Henning Solberg.

En la categoría WRC2, con un total de 17 inscritos, predominan los Ford Fiesta R5 (Jari Ketomaa, Ott Tanak, Bernardo Sousa, el peruano Nicolás Fuchs, Martin Kangur y Jaroslaw Koltun), además de los Ford Fiesta RRC S2000 (Yazeed Ala Rajhi), Peugot 208 T16 R5 (Karl Kruuda), Mini JWRC S2000 (Valery Gorban), Citroën DS3 R5 (Sébastien Chardonnet) y los Mitsubisli Lancer Evo X de la Copa de Producción pilotados por Max Rendina, el argentino Juan Carlos Alonso y el chileno Ramón Fuertes.

La Copa FIA Júnior WRC, para pilotos menores de 28 años compitiendo todos con Citroën DS3 R3T, recoge una docena de participantes, entre los que destacan Simone Tempestini, Christian Riedemann, Quentin Giordano, Martin Koci, Stéphane Lefebre, la australiana Moly Taylor, Alastair Fisher y Simone Campedelli.

Aunque no están adscritos a ninguna de las categorías anteriores hay que mencionar la presencia de Bryan Bouffier y Maciej Oleksowicz con sendos Ford Fiesta R5; Marco Tempestini con Subaru Impreza R4 y el equipo español Juan Carlos Aguado-Mario González tripulando un Ford Fiesta R5 de Roberto Méndez.

Entre los 12 inscritos en la Drive DMACK Fiesta Trophy se encuentran tres equipos españoles: José Antonio Suárez-Pablo Marcos (terceros con 17 puntos); Yeray Lemes-Rogelio Peñate (quintos con 14 puntos) y Nil Solans-Miguel Ibáñez, los que tratarán de acortar distancias con el estonio Sander Pärn, líder con una renta de 25 puntos y el británico Tom Cave, que es segundo con 18 puntos.

Junto a ellos destacan hombres como Quentin Gilbert (ganador del Citroën Racing Trophy de Francia), el finlandés Max Vatanen (hijo de Ari Vatanen, campeón del mundo de rallies 1981) y el belga Ghislan de Mevius, hijo de otro gran piloto como fue Grégoire de Mevius,.

Hay otro equipo español con un Fiesta R2, José María López-Cándido Carrera, pero no compiten en la Fiesta DMACK.

Polonia, un rallye histórico
El Rallye de Polonia, cuya primera edición se celebró el año 1921, solo había formado parte del calendario del Campeonato del Mundo de Rallies en una ocasión antes de 2009, ocurrió en 1973, siendo una de las pruebas que tuvo la suerte de ser incluida en la primera edición del Campeonato del Mundo de Rallies. Los equipos participantes en el Rallye de Polonia de aquel año tuvieron que afrontar hasta un total de 55 tramos, tanto en tierra como en asfalto.

Achim Warmbold y Jean Todt se llevaron la victoria con un Fiat Abarth 124 Rallye con casi tres horas de ventaja sobre el segundo clasificado. De los 62 equipos que comenzaron el rallye, solo tres lograron alcanzar la meta, un récord que se mantiene vigente a día de hoy.

El Rallye de Polonia tiene un significado muy especial para el automovilismo español, ya que fue ganado tres veces consecutivas por el equipo Antonio Zanini-Juan Petisco, las temporadas 1978 y 1979 con Fiat 131 Abarth y la siguiente con Porsche 911 SC, cuando el piloto catalán obtuvo el subcampeonato y campeonato de Europa.

Unos cuantos de los competidores habituales del WRC estuvieron ya presentes en el Rallye de Polonia de 2009, pero esa experiencia previa no les servirá de mucho en esta edición. Solo uno de los 24 tramos que se disputarán este año coincide con los de 2009. Varios tramos son completamente nuevos y el trazado de algunos de ellos se ha modificado desde que se emplearon por última vez en el WRC de 2009, incluso varios tramos salen de la frontera polaca para disputarse en Letonia, con suelos blandos y arenosos que esconden piedras puntiagudas. Por tanto, con todos estos cambios, el Rallye de Polonia va a resultar este año un “viaje a lo desconocido”, lo que podría influir significativamente en el equipo que reciba los honores de ganador en la tarde del domingo.

Después de la ceremonia de salida del jueves en la plaza de Mikolajki, los participantes afrontarán esa misma tarde dos especiales de escasa longitud al noreste, antes de disputar la primera pasada por la súperespecial.

La etapa del viernes dará comienza con un tramo en Polonia, antes de que la caravana se dirija al este, hacia Letonia, para disputar otras dos especiales cerca de la frontera con Bielorrusia. Esa sección se repetirá después de la asistencia remota de Druskininkai. La jornada finalizará con otros dos tramos en suelo polaco.

El rutómetro del sábado se encaminará de nuevo hacia las provincias de Warmia y Mazury, al noreste de Mikolajki. Por la mañana se disputarán cinco especiales, incluida la de Goldap, de 35,17 kilómetros, la más larga de todo el rallye, y, precisamente, inédita hasta ahora. Cuatro de eso cinco tramos se repetirán durante la tarde.

La última etapa será idéntica a la del jueves, salvo la Power Stage televisada, que tendrá lugar sobre el tramo de Baranowo, con 14,9 kilómetros.

El recorrido total es larguísimo: 1.671,3 kilómetros de los que 362,4 corresponden a los 24 tramos cronometrados.
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados