COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 27 septiembre - 2021 (11:16 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Audi A4, tiempos pasados no fueron mejores...
La quinta generación del modelo más exitoso de Audi irrumpe con el objetivo de reverdecer los laureles, para lo cual la marca de los cuatro aros ha puesto todo su empeño, dotándolo de tecnología innovadora y una estética cautivadora.
0 ComentariosImprimir01-02-2016  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
Diseño y tecnología son los pilares de Audi, siendo el nuevo A4 el exponente más claro sobre el que se dan cita ambos factores, los cuales han servido a los ingenieros de Ingolstadt como inspiración para dar forma a uno de los modelos más completos que ha salido de sus instalaciones.

Exteriormente el nuevo A4 es algo más grande que su predecesor: la longitud es de 4.726 mm (+25 mm más que en el modelo anterior). Su anchura ha crecido 16 mm, hasta 1.842 mm y la altura no varía (1.427 mm). Su distancia entre ejes ha crecido 12 mm, hasta 2.820 mm, a pesar de lo cual el nuevo modelo es hasta 120 kg más ligero gracias al sistema de construcción ligera de Audi, que afecta al chasis, paneles de carrocería, asientos, sistema de climatización, etc.

La estética de la nueva berlina, sin ser rompedora o trasgresora, deja huella pues combina a la perfección elegancia y deportividad, apoyándose en la conocida parrilla singlefame, ahora más ancha y baja, flanqueada por unos grupos ópticos que dan forma a un grafismo luminoso con sus bordes inferiores dentados, incorporando de serie Xenon y como opción LED o Matrix LED.

El capó se apoya sobre las aletas, al igual que el TT, enfatizando la anchura visual del morro, rematado todo ello con cuatro discretas nervaduras que recorren el capó aportándole carácter. El portón del maletero queda rematado por un borde claramente definido. Esta morfología de la nueva Serie 4 le permite alcanzar el mejor coeficiente aerodinámico del segmento D, con un Cx de 0,23.

Experiencia ‘high tech’
Dejando a un lado la subjetividad de la estética exterior, en el habitáculo del nuevo A4 podemos vivir una experiencia muy recomendable, que se hace más patente aún en el caso de la unidad de pruebas cedida por Audi Canarias, versión Sport con paquete S-line, en la que destaca la cantidad de sistemas de ayuda a la conducción que convierten al A4 en un vehículo teóricamente invulnerable, con el único hándicap de que lleva algo de tiempo ser capaz de configurar y controlar con fluidez todos los elementos que incorpora.

El corazón del sistema se encuentra en el MMI y su pomo rotatorio situado en la consola central, a través del cual accedemos a todos los menús de Audio, Navegación, Telefonía y Multimedia de forma intuitiva, muy parecida al manejo de un smartphone, visualizando los grafismos sobre el display de 8 pulgadas que emerge sobre el centro del tablero, cuya única salvedad estriba en su posición fija, no escamoteable.

Junto al pomo del MMI se encuentra otro pequeño mando giratorio, enfocado hacia el acompañante, con el que éste puede controlar el volumen de la radio. No obstante, el conductor puede acceder por medio del volante multifunción a la práctica totalidad de los comandos principales del vehículo, incluyendo la configuración de uno de los elementos más destacados del nuevo A4, el Audi virtual cockpit (opcional), estrenado recientemente en el TT, y que por medio de una pantalla de 12,3” ubicada frente a la vista del conductor, recrea virtualmente el cuadro de instrumentos con gran realismo y precisión, si bien su punto más valorado radica en la configurabilidad de la información que aparece sobre la misma, pudiendo dar prioridad a las esferas del velocímetro y tacómetro, o al mapa del navegador, por ejemplo. Por el sobrecosto de 300 euros, el ‘virtual cockpit’ es un extra muy recomendable.

Como equipo de serie para las motorizaciones de más de 190 CV, el nuevo A4 incorpora el Audi drive select, el cual permite configurar a la carta el comportamiento del vehículo, o más concretamente la respuesta del pedal del acelerador, de la caja de cambios automática, de la dirección, del control de crucero y del aire acondicionado, seleccionando los diferentes modos preprogramados: Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency, o una selección personalizada de las diferentes opciones a través del modo Individual.

Además de los conocidos asistentes de carril y asistente lateral, el nuevo A4 puede incorporar el Control Adaptativo de Crucero y su novedoso asistente para la conducción en atascos, que puede hacerse cargo del manejo del volante a velocidades de hasta 65 km/h y sobre pavimentos con señalización horizontal en buen estado, cuando el tráfico está congestionado.

El sistema se basa en los sensores de radar y ultrasonidos, así como en la cámara frontal, guiando el coche a base de suaves correcciones de dirección y siguiendo al tráfico de delante dentro de los límites del sistema.

Otros gadgets que opcionalmente incorpora este modelo son el ‘head up display’, con la particularidad de que se puede regular la altura de la imagen reflejada en el parabrisas. El cofre central, a su vez apoyabrazos, puede incluir un cajetín ‘phonebox’ que utiliza tecnología inductiva para recargar sin cable la batería del móvil. También como opción se puede solicitar la Audi tablet de 10”, que permite a los pasajeros posteriores acceder a lo menús radio, media, navegación y funciones del coche.

Comportamiento sobresaliente
Uno de los mayores avances del nuevo A4 respecto a la generación anterior radica en la suspensión, comenzando por su diseño, basado en un desarrollo de cinco brazos, tanto delante como detrás, además de los sub-bastidores sobre los que van montados, propiciando que el filtrado de la carretera se haya optimizado de forma soberbia, y consecuentemente la reducción de ruidos en el habitáculo haya descendido de forma notoria.

Otro acierto es el montaje de una dirección electromecánica, que ayuda a reducir el consumo de combustible, y cuyo nivel de servoasistencia disminuye según aumenta la velocidad, permitiéndonos callejear con agilidad y tener precisión de guiado en ritmos altos de conducción.

La guinda al pastel viene de la mano de un opcional, la suspensión adaptativa, que a través del ‘drive select’ cambia su tarado en milésimas de segundo, pasando del confort de una berlina de representación al agarre de un modelo Sport. Su precio: 1.225 euros, muy bien empleados por los conductores que disfrutan de la conducción viva en carreteras de montaña, igualmente agraciados con la comentada reducción de 120 kg de peso total.

El motor 2.0 TDI de 150 CV probado cumple con las expectativas, al igual que la caja de cambios manual de seis marchas que ha recibido unos retoques con el fin de reducir su masa en unos 16 kg.

Otras posibilidades en cuanto a caja de cambios pasan por la S tronic (doble embrague) de 7 velocidades, o la tiptronic (convertidor de par) de 8 marchas, mientras que en sistemas de tracción se puede optar por el más convencional y adaptado a nuestra orografía, como es la tracción delantera, o acceder al escalón superior que es el sofisticado quattro.

Una recomendación final a los melómanos: el sistema de sonido Bang & Olufsen (1.405 eur). ¡Un espectáculo...!
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia