COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 8 agosto - 2022 (22:49 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Isla de los Volcanes: Pons-Peláez-Basols, podio de un súper-rallye
El Campeonato de España de Rallies sobre tierra ha regresado a Lanzarote por la puerta grande: escenario singular, competición apasionante y un gran espectáculo ofrecido por los mejores pilotos del nacional y el regional de la especialidad, aunque los canarios no hayan tenido demasiada suerte. Xevi Pons-Diego Sanjuan, José Luis Peláez-Rodolfo del Barrio y Josep Basols-Xavier Amigo, configuraron un podio final en el que, de modo provisional estuvieron los grancanarios Juan Carlos Quintana-Eduardo González.
0 ComentariosImprimir29-04-2018  |  Juan J. Alonso / Fotos: Orlando Yánez
El arranque del rallye tenía un prólogo que podría considerarse decisivo, cuando en la tarde-noche del viernes los ochos pilotos prioritarios elegían su orden de salida. Yeray Lemes, que era el primero en disfrutar de ese privilegio, optaba por la primera posición, mientras los habituales del Campeonato de España, como es lógico, preferían que otros les hicieron el trabajo de barrer y limpiar las trazadas.

Seguramente, y como es comprensible, el lanzaroteño quiso mostrar ante su afición el honor -dudoso sobre la tierra- de abrir carrera. Y en el TC1, el impecable tramo de “Tinajo-Las Betancoras”, tan cuidado que había sido regado generosamente, se encontraba con un firme en exceso deslizante, tanto que Lemes-Bonilla trompeaban y calaban el motor, cediendo ya de entrada 12,2 segundos ante los líderes del certamen nacional, Pons-Sanjuan Peugeot 208 T16 R5) y aunque en el complejo y difícil TC2, “La Santa-Tinajo”, los lanzaroteños se resarcían con el scratch y ponían en pie a la afición al situarse líderes con solo 7 décimas de José Luis Peláez-Rodolfo del Barrio (Skoda Fabia R5) y 2”2 sobre Pons-Sanjuan.

En la segunda pasada al bucle, los equipos visitantes ya le habían cogido el aire a los citados tramos, entregándose particularmente en el TC-Plus, “Tinajo-Las Betancoras – 2” donde Pons y Peláez demostraron porqué son actualmente los números uno y dos del Campeonato de España. Resultado, Lemes-Bonilla retrocedían a la tercera posición para situarse de nuevo segundos tras otro gran tiempo en “La Santa-Tinajo”, pese a que debían moderar el ritmo cuando se encendía la luz de alarma del aceite motor del Mitsubishi, quedando en la general a 6”2 de Pons-Sanjuan, pero distanciando con una cierta comodidad a Peláez-Del Barrio, Josep Basols-Xavier Amigo (Citroën DS3 R5), Javier Pardo-Adrián Pérez , con algunos problemas de juventud en el Suzuki Swift R+, y Juan Carlos Quintana-Eduardo González (Mitsubishi Evo X), que habían perdido unos 15 segundos al hacer un gran “recto” en el TC2. Al término de los cuatro primeros tramos, que por kilometraje estaban lejos de constituir el ecuador del rallye, había ocurrido de todo, y en general nada bueno, especialmente para los equipos canarios.

Eduard Pons-Dani Muntadas, séptimos con el Skoda Fabia R5, ya estaban a más de un minuto del equipo; les seguían Jorge del Cid-Nerea Odriolzola, con problemas de rendimiento en el Mitsubishi Lancer Evo IX; Benjamín Avella-Agustín Alemán, falta de potencia y exceso de temperatura en el motor del Ford Fiesta N5; Eduard Forés-Davis Usón, un poco a ver las venir sobre el Citroën CS3 R5; Marcos González-Borja Odriozola, que se veían acosados por unos fallos de motor (valvula de descarga del turbo en el Peugeot 208 T16 R5) que aparecían y desaparecían caprichosamente; Juan Pablo Castro copilotado por el grancanario Pedro Viera en el Evo X, y a 52 segundos de estos Gustavo Sosa-Víctor Pérez (Mitsubishi Evo X), que mandaban tranquilamente en Grupo N tras el abandono de Rodolfo Suárez-Samuel Bermúdez, que con Evo N llegaban a Lanzarote como líderes nacionales en esta categoría.

A esas alturas ya habían abandonado Aníbal Hernández-Daniel Quintana por avería mecánica en el veterano Mitsubishi Evo VI; Alexis Romero-Martín Domínguez al reproducirse la fuga de aceite que en el Shakedown había originado un incendio en el motor del Ford Fiesta N5; Javier Fránquiz-Pepo Batista, por rotura de una rótula de suspensión en el Mitsubishi Space Star Proto, tras el cabreo que tenían al haber alcanzando en elTC1 al vehículo que les precedía, el Subaru Impreza Grupo N de Josè Luis Toril-Carlos Chamorro. El tinerfeño Pepe Trujillo y la lanzaroteña Patricia Guillen sufrían un vuelco limpio y a “cámara lenta”, dañando la suspensión del Mitsubishi Evo VIII. Oliver Rodríguez-Iván Rodríguez coleccionaban incidencias con el Evo IX; pinchazo perdiendo 6 minutos, trompo y finalmente un golpe delantero que les dejaba fuera de carrera. Cristóbal García-David Vázquez, perdían más de 12 minutos en el TC3 con problemas mecánicos en el Ford Fiesta R5, Roberto Rozada-Adrián Varela (Ford Fiesta N5) abandonaban en el enlace al TC2; Paco Romero-Samuel Tejera habían tenido problemas para poder arrancar el motor del Mitsubishi Evo VIII…

En la cara opuesta estaban los equipos mal llamados modestos, porque estaban haciendo maravillas con coches de medina potencia, o totalmente inadecuados, como el Porsche 911 997 Gt3 de los hermanos Vllejo, que pese a la rotura de una rótula de suspensión estaban en puesto 14º de la general, y además divirtiéndose a lo grande. Les seguían Kevin Guerra-Dani Sosa, como intocables líderes en 2RM con el Skoda Fabía 1.2 TSi (no compitiendo en la monomarca), Pedro Cuarental-Donovan Suárez, estrenando satisfactoriamente un Mitsubishi Evo X, los tinerfeños Gustavo Fumero-José A. Vargas, superando problemas varios en el Subaru Impreza; Dani Santana y su padre Alexis Santana como líderes intocables de la Copa Skoda Fabia y nada menos que Cristian Calderín-Verónica Tejera, con su veterano pero prestacional Volkswahen Golf GTI, segundos en 2RM y primeros en el Trofeo Nacional de Históricos. Iván Medina-Yeray Mujica mandaban en la R2 con el Peugeot 208 VTI.

La segunda parte del rallye, con el tramo rey para unos y tramo coco para otros, los 21 km de “Tabayesco-El Mojón”, con el espectacular salto de Las Nieves sobre la carretera Teguise-Haría abarrotado en todo su amplio entorno por una multitud de aficionados, iba a mantener las posiciones de cabeza, aunque el scratch de Pons-Sanjuan abría una brecha de casi medio minuto sobre Lemes-Bonilla, que sufrían rotura de un palier trasero en el Mitsubishi, mientras Peláez-DFel Barrio pinchaban una rueda y Cristóbal García-David Vázquez rompían la caja de cambios en un excesivo sobre el gran salto antes citado. Jorge del Cid-Nerea Odriozola abandonaban al salirse; también Paco Romero-Samuel hacían una excursión ladera abajo, pinchando una rueda y perdiendo un gran tiempo para volver el vehículo hasta la pista, finalizando el rallye a pesar de todo y de una fuerte penalización. Avella-Alemán abandonaban en el enlace, lo mismo que Cuarental-Suárez, y Fumero-Vargas, que rompían la caja de cambios quedando el vehículo bloqueando el trazado, lo que iba a llevar a la neutralización, con alivio para unos y desencanto para otros, como suele ocurrir en estos casos.

En el TC6 “La Machacadora-Tías”, nuevo scratch de Pons-Sanjuan, que ya empiezan a ver como cierta la victoria, mientras Yeray-Ariday, con el Mitsubishi tocado en la transmisión defendían como buenamente podían el segundo puesto ante la presión de Peláez del Barrio, que estaban a solo 4,6 segundos. Mientras Juan Carlos Quintana-Eduardo González luchaban con eu Evo X frente a los R5 de Basols-Amigo- y Pons Muntadas.

Última pasada por los 21 km del tramazo “Tabayesco-Las Nieves” y ocurren cosas importantes. La primera que al aterrizar en el tremendo salto sobre la carretera general, el Mitsubishi de Lemes-Bonilla cae muy de morro y rompe el radiador de agua, abandonando en el recorrido por el propio casco de Teseguite y dejando a Peláez del Barrio muy tranquilos en la segunda plaza de la general y a Basols-Amigo y Juan Carlos Quintana-Eduardo González, jugándose la tercera plaza del podio separados por solo 2,9 segundos a falta del último tramo.

Ante la posibilidad de todo un podio absoluto en el nacional de rallies, Juan Carlos Quintana y Eduardo González se lanzan a tumba abierta en la gran bajada de casi diez km y marcan su primer scratch en el Campeonato de España, que ante una penalización de 5 segundos por parte de Basols-Amigo en una chicanne, les dejaba en posición de podio. Un podio visto y no visto, porque ante las numerosas penalizaciones que se daban en ese mismo punto, los comisarios deportivos estimaron que no eran normales tantos errores, incluido el de un experto como Xavi Pons. Anularon todas las penalizaciones, y Quintana González vieron su gozo en un pozo, pero que no afecta en nada al gran rallye que hicieron, demostrando que actualmente son, con gran diferencia, los referentes canarios en el nacional de rallies, siendo además primeros en la EVO Cup.

En el enlace a este último tramo, también terminaban los sufrimientos que venían padeciendo Borja Pérez-Jordi Díaz con el Mitsubishi Evo IX.

En esta parte se mantenían muy estables el resto de las posiciones, confirmándose las victorias de Gustavo Sosa-Víctor Pérez en Grupo N y segundfos en la EVO Cup; de Kevin Guerra-Dani Sosa en 2RM, los hermanos Vallejo en GT, Dani Santana-Elías Santana en la Copa Skoda Fabia y Cristian Calderín-Verónica Tejera en Históricos

Copa Skoda Fabia
Esta monomarca ha carecido en esta ocasión de alternativas en las primeras posiciones, muy estabilizadas y con grandes diferencias entre los primeros clasificados. El triunfo de la saga Santana, apabullante, con más de dos minutos y medio sobre el segundo equipo clasificado, Manuel Medina-Rubén Pérez, que distanciaban en 58,4 segundos a Néstor Luzardo-Kevin Peñate, que a su vez abrían una brecha de caso dos minutos sobre Isabel Pérez-Daniel Canelo, que si tuvieron que esforzarse al máximo para ganar la posición por 5”1 a Javier Sosa-Kilian Camacho, demostrando que Isabel tiene madera y maneras de gran piloto, además refrendada por esa posición lograda en el Trofeo Femenino del Campeonato de España.

Otras féminas en acción eran Virginia de León-Virginia Liria, que terminaban en noveno puesto y la debutante María Belinda Sánchez, copilotada por Rayco Santana, que hacía su debut en competición son una salida mínima en el TC2, pero que fue suficiente para qu adoptase una táctica de prudencia a lo largo del rallye.

Se registraban los abandonos de Daniel Ascanio-Antonio Fajardo, por accidente en el TC2, de Agoney Díaz-Oliver Hernández por rotura de parabrisas al abrirese el capó, y de Alfredo-Guerra-Alejandro Blanco, en el enlace al último tramo del rallye, cuando marchaban terceros de la monomarca.

Resumen
Ha sido un gran rallye y además un gran espectáculo. Circunstancias refrendadas por los pilotos que siguen habitualmente el Campeonato de España, por la singularidad de los tramos, de los paisajes, la variedad altamente selectiva, combinando todo tipo de trazados, complementado por una sólida organización.

Para la afición canaria ha sido una gran fiesta, como lo es en sí mismo las competiciones sobre tierra con buenas monturas en manos de expertos pilotos.

El espectáculo se ha complementado con los actos paralelos, desde el Shakedown y Tramo de Calificación hasta la entrega de trofeos final, pasando por la ceremonia de salida, con su rueda de prensa previa, el simpático acto de elección de las posiciones de salida por los pilotos prioritarios, y hasta el detalle del rápido y efectivo lavado a presión de los coches antes de entrar en el parque cerrado. Resumiendo: La Federación de Las Palmas, como ente organizador y responsable de todo lo ocurrido en el rallye, hizo una apuesta echando el resto, y ha sacado un pleno al 15 de resultados. No faltará quien le busque tres pies al gato, es lo normal, pero en este caso no lo cierto.

La nota triste, muy triste, ha sido la noticia de que se suspende el Rallye Isla Verde de La Palma, al que además le había “regalado” la Asamblea de la Federación Canaria un gratuito coeficiente 1,5, patentizándose así que era totalmente inmerecido, por cuento no había más que aire en el proyecto.

La propia Federación Canaria, teniendo en cuenta que este Campeonato es el más seguido y, en su conjunto con mejores vehículos del archipiélago, debe dictaminar de inmediato un sustituto al rallye palmero. Por supuesto debe ser en la isla de Fuerteventura, donde hay al menos un rallye apto para ello. Y si tienen problemas de organización, que sea el propio presidente Carlos Gaztañaga, y su cohorte de directivos, los que se justifiquen por una vez en su vida y no dejen tirados a los numerosos equipos con sus excelentes vehículos que tiene este campeonato.

Respecto a La Palma: suspendido el rallye de 2016 y ahora el de 2018. Mejor lo olviden para siempre, y si le conceden una prueba que sea con coeficiente 0,5 como merecen por su entrega y nivel organizativo.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia