COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 16 diciembre - 2018 (20:59 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Jeep Compass, conservando las buenas costumbres
Tras más de 75 años de andadura, la firma americana no iba a echar por tierra el mito de su capacidad todo terreno. Es por ello que el nuevo Compass mantiene intacta su vocación off-road, sin olvidar por ello que es un crossover a la nueva usanza, por supuesto.
0 ComentariosImprimir21-05-2018  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
Jeep es sinónimo de todo terreno, de hecho, se usa ese nombre para referirse genéricamente a un vehículo de este tipo, por lo que la legendaria marca no podía decepcionar a sus incondicionales, máxime tratándose el Compass de un crossover encuadrado en la categoría más competida como es la de los compactos.

Montado sobre el bastidor monocasco ‘small wide’, el nuevo Compass luce con orgullo las señas de identidad de la marca, convenientemente actualizadas, donde no podía faltar la parrilla con siete ranuras verticales, ahora con inserciones cromadas y sobre un fondo negro brillante, inspiradas en su hermano mayor Grand Cherokee.

Las aletas abombadas, los pronunciados paragolpes y los voladizos cortos forman parte de la fisonomía Compass, así como los marcos de los grupos ópticos delanteros con firma LED, y los pilotos traseros de forma estilizada fluyendo hacia el portón, rematado todo ello por el detalle de diseño más distintivo de la nueva versión Compass, como es la moldura cromada de las lunetas laterales y trasera, que envuelve totalmente la zona acristalada.

Habitáculo sobrio
Aunque presenta una serie de adornos e insertos cromados, el espacio habitable del nuevo Compass se puede calificar como sencillo, justo la cualidad que se espera de un vehículo genuino como éste, que no precisa de grandes recursos para agradar a primera vista.

Precisamente en la simplicidad radica el encanto de su interior, eso sí, dotado de la última tecnología en cuanto a conectividad, especialmente en la versión Limited que nos fue cedida por Icamotor para esta prueba.

El corazón del sistema multimedia es el conocido Uconnect cuarta generación, de tecnología Fiat, con tres tamaños de display táctil en función del acabado: 5”, 7” y 8.4” NAV. Este último viene de serie en el Compass Limited y cuenta como añadido con un sistema para introducir el destino mediante voz en un solo paso, para que los usuarios puedan pronunciar fácilmente la dirección y navegar a cualquier lugar.

Los tres niveles de Uconnect cuentan con la función LIVE, que permite acceder directamente desde la pantalla táctil a “Tune In Internet”, radio online con más de 100.000 emisoras de todo el mundo; a “Deezer Internet Music”, con más de 35 millones de canciones; a Reuters, para mantenerse al día con las últimas noticias de todo el mundo, además de a Facebook y Twitter, para mantenerse en contacto con los amigos.

Asociado al sistema 8.4 NAV en acabados Limited y Trailhawk se puede acceder a la aplicación “Jeep Skills”, que ofrece información útil sobre los sistemas todoterreno del vehículo y proporciona información en tiempo real sobre la conducción 4x4 en la pantalla táctil de 8,4”, mediante de un conjunto de parámetros todoterreno específicos que incluyen conducción, balanceo, inclinación, presión atmosférica y altitud.

En cuanto a habitabilidad, y a pesar de que con sus 4.398 mm de longitud el Compass no es de los crossovers más grandes del segmento, su capacidad interior es muy buena, destacando las amplias posibilidades de reglaje que ofrecen volante y asiento de conductor para adoptar la postura más cómoda.

Los ocupantes de la cabina posterior disponen de buenas cotas de confort referidas a anchura de hombros y altura de techo, con dos detalles de agradecer como es la poca intrusión del túnel central de transmisión y la presencia de un apoyabrazos abatible con acceso al maletero.

Éste cubica 438 litros y dispone de una buena modularidad del espacio mediante la ubicación de la bandeja del suelo en diferente planos, a lo que se suma le presencia de unos útiles ganchos para sujetar los objetos.

Conducción sublime
A nivel conjunto, el nuevo Compass roza el notable alto, pero donde clava el sobresaliente es en la calidad de rodadura. Su pisada es soberbia, tanto en asfalto como fuera carretera, transmitiendo al conductor una grata sensación de solidez.

Los acertados tarados de amortiguación y la presencia de sendos subchasis, tanto en el tren delantero como el trasero, otorgan al miembro intermedio de la familia Jeep un espléndido compromiso entre confort y estabilidad, con un factor destacado como es su atenuado nivel de inclinación de la carrocería, propiciado por una estudiada cinemática de suspensión en la que igualmente se ha hecho hincapié en el filtrado de las vibraciones al habitáculo.

Su dirección eléctrica tiene el grado justo de asistencia para aportar control y, al mismo tiempo, hacernos sentir por donde pisamos, mostrándose muy precisa en su función de guiado.

Salirnos del asfalto con el nuevo Compass en versión 4x4 es sinónimo de disfrute, más aún propulsados por el motor 2.0 Multijet II de Fiat, que con sus 170 CV asociados al cambio ZF automático de 9 velocidades forman una equilibrada combinación. A priori cabe pensar que esa potencia irá justa para mover los 1.700 kg de masa, pero contamos con 380 Nm de par desde 1.750 rpm, lo que unido a la disponibilidad de 9 relaciones despeja toda duda prestacional. Tan solo se echan en falta las levas tras el volante para cambiar en modo manual.

El sistema de tracción total Jeep Active Drive y los cuatro modos de conducción que permite el Select Terrain (Auto, Snow, Sand y Mud) garantizan un nivel de motricidad óptimo para cada circunstancia, destacando las tres opciones para suelo deslizante (Nieve, Arena y Barro) en las que se activa automáticamente el bloqueo de diferencial central, también accesible desde el propio mando selector de forma manual.

Bajo estas condiciones y con una primera muy corta, el Jeep Compass es capaz de sortear obstáculos de dificultad alta, con la ventaja añadida de su distancia libre al suelo, que es de 216 mm, y a pesar de que los neumáticos que monta tienen un dibujo poco agresivo y un perfil relativamente bajo (225-55/18).

No obstante, los usuarios con mayor nivel de exigencia off-road pueden optar por la versión Compass Trailhawk, que dispone de reductora y unas cotas para “trialear” bastante más radicales, además de accesorios específicos para conducción fuera-pista.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia