COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 16 octubre - 2018 (16:31 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
El sábado en Moya, el último banderazo de Hilario Gómez
Por razones supremas de tipo personal: la familia se preocupa por sus andanzas deportivas (a punto de cumplir 77 años) Hilario Gómez del Rosario ha decido poner punto final a su densa actividad como piloto el próximo sábado 13 de octubre en la Subida de Villa de Moya pilotando, cómo no, un vehículo Lancia, que ha sido su marca fetiche.
7 ComentariosImprimir09-10-2018  |  Juan J. Alonso
El sábado cuando se cumplen 56 años, 3 meses y 12 días de su debut como piloto, Hilario recibirá el último banderazo que pone punto final a su trayectoria como piloto. Será en la Villa de Moya, de la que hace años fue nombrado “hijo adoptivo”, motivo sentimental y más que fundado para una despedida a la que el veterano piloto no pone un énfasis especial.

“Dejo la actividad como piloto, pero no me voy del automovilismo, sigo aquí para colaborar, asesorar, ayudar y ofrecer mi apoyo personal a todo el que me lo pida, pero sin el mono ni el casco. Ahora toda disfrutar de los muchos amigos que me ha dado el automovilismo, porque este es el gran triunfo, creo que el factor humano está muy por encima del deportivo, y el mejor trofeo que me llevo es el afecto y amistad de esos amigos repartidos por todas las islas, de los que espero seguir disfrutado muchos años”, comenta Hilario Gómez en estas vísperas de su adiós al pilotaje.

Los primeros pasos de Hilario Gómez del Rosario en el automovilismo se remontan a la temporada 1962. Era un joven estudiante en la Escuela de Comercio que en su trayecto pasaba diariamente por la calle Mayor de Triana, donde estaba la sede del Real Automóvil Club de Gran Canaria, y el joven Hilario se quedaba extasiado ante aquellas máquinas.

Alguien le invitó un día a que pasara al Club, y así Hilario se convirtió en el Júnior de aquellos personajes para él tan importantes, y hasta se las arreglaba para que alguno le llevaran en su coche hasta su casa en la Isleta, aprovechando para fijarse en las formas, en los detalles, en que aquello era distinto a lo que había aprendido en la autoescuela.

Debut en el Rallye de Madeira…
Tanto “fue el cántaro a la fuente” que Hilario Gómez se vio embarcado –y nunca mejor dicho- en la expedición de equipos que iban a competir el día uno de julio de 1962 en el “IV Ralli Vinho da Madeira”, una prueba de gran prestigio a la que acudían muchos pilotos canarios distribuidos en las distintas categorías de la época. Faltaba un piloto en “menos de 1.000 cc” y a Hilario se le encendió el bombillo: su madre tenía un DKW Auto Unión 1000 SP de dos tiempos, llamado en la época de “aceite y vinagre”, con preciosas y estilizadas líneas

Conseguido el permiso de sus padres, Hilario viajó a Madeira, allí le adjudicaron un copiloto local al que no entendía una palabra y con aquel coche, más su poca experiencia y terminó de los últimos, no sin montar el espectáculo en la Avenida Marítima de Funchal, dejando varias veces el coche en tres ruedas, pero llegó a la meta y se quedó boquiabierto viendo al ganador Horacio Macedo con todo un Ferrari 250 GT…

La mecha estaba encendida y poco después se iba a producir su debut en el ámbito local, fue en la “VI Subida a Tafira” donde recibió el primer bautismo de fuego con un trompo en la “Curva de la Pepsi Cola”, por fortuna sin otra consecuencia que el susto de la primera vez.

Siguiente participación, en el I Rallye Isla de Tenerife con José Juan Cardoso de copiloto, prueba difícil y con bastante lluvia, terminaron quintos de la general y segundos de clase, nada mal entre 47 participantes…

En las siguientes temporadas Hilario tuvo destacadas participaciones con aquel DKW en el Rallye Internacional Isla de Gran Canaria y demás pruebas locales de la época. El año 1965 quedaba en blanco: milicias universitarias en Tenerife y Lanzarote, aprovechando además para casarse con Pilar, con la que sigue muy feliz en la actualidad.

En 1966 sigue con el DKW, y ahora con su hermano Jerónimo “Momín” de copiloto, que a su vez tenía un Fiat 850 Coupé, precioso pero de modestísima potencia. Llegaron a un acuerdo para que Hilario lo corriera en el GP de Tenerife, en el circuito capitalino de las Avenidas. “Preparación mágica” a base de quitar los parachoques y poner pegatinas Abarth. Resultado: último clasificado.

Estamos en el año 1967 y el padre de Hilario compra un Audi Variant, tipo familiar, para la empresa. Nuestro hombre se las arregla para quedársela durante un fin de semana y se inscribe en la “II Subida a Moya” (su pueblo de adopción) feliz como un conejo campestre con sus 72 CV DIN y tracción delantera. Resultado: 10º de la general, primero de grupo y clase, así que decide repetir operación en la “III Subida a Arucas”, pero con una mejora consistente en quitar el silencioso y poner un tubo que terminada bajo la puerta delantera. Ocurrió lo inevitable, y el padre de Hilario leyendo la prensa se enteró de los “paseos fin de semana” y se acabó el tema Audi.

Llega el Lancia Fulvia Rally 1300 HF
En aquel tiempo el coche de moda en los rallies internacionales (aún no había llegado el mundial) era el Lancia Fulvia, y quiso la suerte que el importador de la marca en Las Palmas, Antonio Cabral, consiguiera una unidad “pata negra” es decir la versión HF de competición con 118 CV. Desde su llegada al muelle fue todo un acontecimiento y un rosario de especulaciones sobre el afortunado que iba a tener la suerte de pilotarlo, como es normal en estos casos se barajaban todos los punteros, pero el señor Cabral, muy práctico, dijo: “es para el primero que venga con las 355.000 pesetas que es su precio”. Y este fue Hilario, además avalado por su experiencia en coches de tracción delantera, que eran muyescasos en aquella época.

Con Hilario al volante y “Momín” de copiloto, el espectacular y bellísimo Lancia Fulvia HF debutó en el Rallye de Agosto, con mucha regularidad en la que “pincharon”, pero demostraron las cualidades de la máquina en el tramo de la Subida de Tejeda, metiendo 17 segundos al siguiente clasificado de la flor y nata del momento.

Después de este “bautizo” la siguiente prueba fue de velocidad en Tenerife, el “I Circuito Ciudad de los Adelantados” en La Laguna, con un cambio muy largo para un trazado demasiado callejero, el Lancia tuvo problemas de embrague, Hilario fue 11º de la general y 3º en turismos.

La tragedia del circuito en Escaleritas
La siguiente carrera para Hilario y “Momin” era las “12 Horas Islas Afortunadas”, que fueron todo lo contrario. Como su nombre indica, era una carrera de resistencia utilizando para ida y vuelta las dos viales de la Avenida de Escaleritas, entre las instalaciones de BMW y la confluencia con Los Tarahales. Una locura, como se vería más tarde.

Los hermanos Gómez del Rosario marcaron tercer mejor tiempo en los entrenos para formar la parrilla de salida entre una nube de máquinas imponentes en manos de pilotos tinerfeños y grancanarios.

Pero la fecha del 12 de octubre de 1967 iba a quedar marcada en negro para la Historia del automovilismo canario. Se acababan de superar 6 horas, el ecuador de la carrera, cuando el piloto del coche número 21, un Alfa Romeo Giulietta Spider quiso evitar el atropello de un impudente niño que cruzó la calzada; la violenta frenada lanzó el coche contra la multitud. Resultado: seis muertos y una veintena larga de heridos, suspendiéndose de inmediato todas las carreras en la provincia de Las Palmas y abriéndose un largo proceso judicial al piloto, director de carrera, etc.

Sin ningún tipo de actividad en Gran Canaria, Hilario Gómez se veía con su flamante Lancia en el paro deportivo, pero el empuje de la juventud, las ganas de correr y disfrutar de tan maravillosa máquina le llevaron a embarcarse (nunca mejor dicho) a la aventura peninsular, corriendo en el mítico Circuito de Alcañiz, donde terminó segundo detrás de Antonio Albacete, en el Circuito del Jarama y el Rallye Sierra Nevada.

Regreso a casa y la actividad de Hilario Gómez continúa en Tenerife, tanto circuitos urbanos: Puerto de la Cruz, Ofra… como en subidas: Vilaflor, Las Mercedes, La Esperanza, Güímar, Agua García, etc, durante varias temporadas, porque en aquella época las carreras al año eran contadas con los dedos de una mano, nada que ver con el desmadre actual. Incluso volvió a participar en el Rallye de Madeira, ahora encuadrado en el equipo Lancia de Tenerife con Pedro Cruz y Juan José Ramírez con sus respectivos Fulvia 1.600 HF.

Cofundador de la Escudería Drago y campeonatos regionales
Junto a otros jóvenes de la época, Hilario Gómez tuvo un papel destacado en la fundación de la Escudería Drago (24 de junio 1971) ocupando el cargo de vicepresidente y entregándose a la complicada tarea de recuperar las competición en Gran Canaria, lo que se lograba el 20 de febrero del año 1972 con la “I Subida de Juncalillo”, que era ganada por Jerónimo Gómez del Rosario “Momín” con su BMW 2002 Hubert Hahne.

Además, con aquel gran impulso, la Escudería Drago recuperó nuestro querido decano Rallye Isla de Gran Canaria, creó un fabuloso Rallye de Maspalomas que fue germen de El Corte Inglés y puso sobre el calendario una serie de subidas, además de la muy histórica de Juncalillo.

Paralelamente al esplendor de la montaña, se ponen de moda los fórmulas. Hilario se hace con un Lince que estrena en La Palma con un tercer puesto en la Subida al Túnel de la Cumbre, al mismo tiempo que deja el Lancia Fulvia solo para los rallies y hace otra incursión peninsular en pruebas de resistencia en circuito,formando equipo con José Luis Marrero “El Telediario” en un Alfa Romeo 2000 GTV en el Circuito del Jarama y 2 Horas de Montjuich donde terminan octavos.

Durante tres temporadas, de la 74 a la 76, Hilario Gómez hace prácticamente todas subidas del archipiélago canario, y entre otros resultados destacan 8 terceros puestos, 12 segundos y nada menos que 25 victorias absolutas.

En las temporadas 1974 y 76 se proclamó Campeón Regional de Montaña y Campeón Provincial de Las Palmas. Tras lograr victorias y títulos, Hilario Gómez decide retirarse y descansar de tanto trajín para dedicarse a la familia y a los negocios, en estos amplió sus actividades a la Península, por lo que trasladó temporalmente su residencia a Barcelona.

Retorna a Gran Canaria unos años después, coincidiendo con la época de máximo esplendor de las competiciones de velocidad sobre tierra en el Circuito Islas Canarias, donde decide integrarse en la Clase hasta 1.300 con un Seat 127, siendo épicos los duelos con Diego Suárez y su Honda Civic, incluyendo contactos de chapa.

Cuando se ponen de moda los Camel Off-Road (rallies secretos en tierra) no duda en participar, mezclando su Seat 127 con el centenar largo de participantes que tenía cada prueba, logrando resultados sorprendentes para las características del vehículo.

Como todo en la vida, que nace, se desarrolla y muere, así le ocurrió a los “Camel” y con ello Hilario hizo también un paréntesis en su actividad, hasta que más recientemente se implantaron los rallies de regularidad para coches clásicos. Y el ya veterano piloto no dudó en retomar la actividad, volviendo a la carretera con un BMW 318.

De nuevo con el ícono Lancia Fulvia
Hilario se engancha con fuerza a la Regularidad y se le ocurre la idea de hacerse con un Lancia Fulvia que le retrotrajese a sus “felices sesenta”. Evidentemente conseguir un HF era materialmente imposible, pero si logró un Fulvia 1.3 S de la serie especial “Montecarlo” y del mismo color rojo que tenía el modelo de sus años jóvenes.

Con una entrega y entusiasmos propios de un jovencito, Hilario fue quemando etapas tanto en la Regularidad Clásica como en la Regularidad Sport, y no se pierde una prueba, constituyendo un ejemplo de espíritu deportivo para las nuevas generaciones, y también una mezcla de orgullo y sana envidia para los que hemos sido sus amigos y compañeros de competición a lo largo de estos más de 56 años.

Simultáneamente, coincidiendo con el 40 aniversario del nacimiento de la Escudería Drago, Hilario Gómez fue uno de los impulsores de la “refundación” y puesta en marcha del histórico club, ocupando la presidencia a lo largo de cuatro años.

El 29 de junio de junio 2012, conmemorando sus “bodas de oro” en el pilotaje, Hilario recibió un cálido y entrañable homenaje, preñado de afecto y admiración. A este reconocimiento siguieron los que en este cincuentenario le tributaron también ese mismo año el Cabildo de Gran Canaria, a través de su Consejería de Deportes y la Federación de Automovilismo de Las Palmas. En junio de 2013 tuvo un homenaje muy especial en la Villa de Moya, con exposición fotográfica durante una semana en la Casa de la Cultura y reconocimiento público por parte del alcalde Poli Suárez y José Víctor Rodríguez, presidente de la Federación de Automovilismo de Las Palmas.

Este sábado no sé si habrá alguna acción especial de despedida o reconocimiento, porque no me consta, ni tampoco al propio Hilario. Eso si, tendrá los aplausos y las muestras de cariño de compañeros, amigos, aficionados… y no estaría mal que en la manga de entrenamientos Hilario y su Lancia salieran en primer lugar con todos los participantes haciéndole “el pasillo”.

Y seguro que Hilario lo tendrá difícil para arrancar, porque hombre tremendamente humano y sentimental, tiene la “lágrima fácil” y se le nublará la vista.

Hasta el sábado, un fuerte abrazo, querido Hilario. Porque como tu dices “la amistad es el mejor trofeo”.
Página 1 de 1   
Comentarios · 7
7 · Alfredo del Pino Díaz 13-10-2018 01:11 h.
Me inicié en el automovilismo deportivo sentado en el sillón derecho de tu primer Lancia Fulvia HF (GC46381) El el compartimos cuatro años de recuerdos imborrables... Hoy he querido darte un abrazo para agradecértelo y desearte la mejor de las suertes en tu despedida del deporte activo...pero espero y deseo seguir contando con tu amistad durante muchos años más y seguir compartiendo historias a la lumbre de una barbacoa y con la compañía de una guitarra. P.D.El carbón lo prenderemos con la gasolina de mayor octanaje que encontremos... Un fuerte abrazó Fredy
6 · Jose luis EL TELE 12-10-2018 16:20 h.
Amigo Hilario sabes que estas condenado a seguir junto al automovilismo mientras estés en la tierra Quiero darte las gracias por tus enseñanzas y por haber podido amansarme un poco cuando joven Seguro que Diaz PAULINA estará hoy muy contenta y ya no le darás más sobresaltos😂😂 un abrazo para ti y un beso muy fuerte para la Sra Pilar por haberte cuidado y mimado durante tantos años
5 · Victor Diaz 09-10-2018 22:07 h.
Hiario, una pena no poder estar presente el sábado en Moya, Disfruta mucho este fin de semana, rodeado de la familia del automovilismo que tanto te admira, ya nos encargaremos en la Squadra Lancista Canaria para que no queden en dique seco ni tu, ni ese precioso lancia fulvia. Un fuerte abrazo.
4 · Squadra Lancista 09-10-2018 19:35 h.
Se retira del automovilismo en activo nuestro jefe y socio de honor Hilario Gomez del Rosario. Esperamos que eso no implique dejar en el dique seco al HF Turbo ni al Fulvia
3 · Juan Antonio Guerrero 09-10-2018 19:34 h.
Todo un ejemplo a seguir dentro del automovilismo. Y como persona es igual de grande (o más). Maestro Hilario, jefe, sólo espero que este adiós sólo sea de la competición. Esperamos poder seguir disfrutando de ti, de Pilar y de esos maravillosos Lancia.
2 · Lorenzo A. García De León 09-10-2018 14:58 h.
Bonito reportaje Juan Jose, aparte de lo deportivo, como persona y amigo, no hay números para valor a Hilario, quisiera estar el sábado en Moya, pero por motivos laborales, no podre, pero eso si tengo que agradecer a Hilario los años que me hizo disfrutar del automovilismo desde niño, pero siempre estaré en deuda con el, ya que en la Santa Ursula Legend, cumplió una promesa que le hizo a mi hija Kiara, un año antes en La subida a los loros, sería algún día copilota de el, antes de retirarse cumplió su promesa y puedo decir, que tu Juan José sabes lo que el automovilismo es para mi, disfruté como nunca al ver la ilusión que le hizo a mi hija, que Hilario la llamará y saliese con el, en la prueba, gracias a ambos caballeros, por demostrar vuestro amor por el automovilismo y como persona
1 · hilario gomez del rosario 09-10-2018 12:46 h.
Muchas gracias,Juan Jose lo has clavado como siempre un precioso y preciso resumen de mi vida deportiva,me has hecho revivir desde el primer momento hasta el ultimo mi vida deportiva,sabes que siento una gran admiracion por ti,por tu amistad y por todo lo que hemos vivido juntos en este deporte que tanto amo, me voy feliz y mi pequeño Leon Lancia y yo pasamos a la reserva,y quedamos a la orden del que nos necesite dentro del automovilismo..hasta siempre queridos amigos..afectuosos salu2
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia