COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 16 diciembre - 2018 (21:01 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Peugeot Rifter: evolución de la especie
Es el nuevo pariente cercano de la emblemática Partner, aunque la marca del león ha decidido separar sus caminos, otorgándole a Rifter el papel de aliada del ocio y compañera en el día a día familiar o individual.
0 ComentariosImprimir29-11-2018  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
La evolución de las furgonetas o comerciales ligeros ha sido imparable en la última década, viviendo un desbordante éxito entre los usuarios que precisan un vehículo eminentemente práctico, con mucho espacio habitable y de carga, pero sin renunciar al confort a bordo y la tecnología enfocada a éste.

Hasta ahora las marcas habían optado por ofrecer una versión familiar y otra comercial del mismo modelo, esta última con una sola fila de asientos y lunetas posteriores de chapa, pero Peugeot ha tomado la decisión de cortar el cordón umbilical que unía a ambas versiones y darles libertad total de movimientos, de lo cual ha nacido un modelo totalmente nuevo: Rifter, recayendo en Partner la responsabilidad únicamente profesional, pero con una importante inyección tecnológica y de conectividad.

Catalogada como turismo
Hasta hace muy poco, la gama de turismos Peugeot acababa en el 508, pero han tenido que añadir una línea para dar cabida a la Rifter, que recibe la clasificación de turismo, pues no está destinada al uso comercial, si bien su silueta sigue siendo de furgoneta ligera, dado que se monta sobre la plataforma EMP2 del Grupo PSA que utilizan Citroën (Berlingo), Opel (Combo) y la propia Peugeot (Partner y Rifter), extendiéndose además a modelos como el crossover 3008.

De esta manera se puede entender que la firma del león defina a su nuevo modelo como una mezcla de turismo, furgoneta y crossover, a lo cual añado yo que también tiene trazas de monovolumen, destacando su sistema de puertas deslizantes para acceder a la cabina posterior.

Existen dos versiones en cuanto a tamaño: la Estándar, de 4.4m de longitud, y la Larga, 35cm mayor, hasta los 4.75m, con la particularidad de que ambas variantes pueden disponer de 5 o 7 plazas.

En la segunda fila, cualquiera de los tres asientos individuales puede incorporar una sillita infantil, y éstos pueden ocultarse de un modo muy sencillo bajo el suelo, utilizando desde el maletero el mando ‘Magic Flat’.

En la versión Larga, los dos asientos independientes de la tercera fila son deslizantes, además de extraíbles, como en la versión Estándar, con el fin de adaptarse a cualquier situación, dando prioridad al volumen de maletero o al espacio para las rodillas de los pasajeros, según sea la necesidad de éstos.

A destacar el volumen de carga de la Rifter, que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión 5 plazas Estándar, a los 4.000 litros bajo techo con los asientos abatidos en la versión Larga. La bandeja ocultaequipajes dispone de dos posiciones y permite adaptar la capacidad del maletero. Puede guardarse detrás de los respaldos de los asientos de la segunda fila.

Habitáculo con el sello ‘i-cockpit’
La firma gala sigue sacando partido a una de sus ventajas competitivas, como es el diseño de su interior, y especialmente el “puente de mando” del conductor, en el que destaca el volante achatado por ambos polos y el cuadro de instrumentos elevado, con un diseño rematado por cercos cromados y elegantes agujas rojas, reforzado con una pantalla central en color para una mejor legibilidad.

De la zona superior del salpicadero emerge la pantalla táctil de 8”, que parece descansar sobre las toberas del sistema de ventilación. Bajo éstas se posiciona la gestión de climatización, para dar paso a una consola central que parece envolver a conductor y acompañante, especialmente en las versiones con cambio automático, pues la selección de marchas se realiza por medio de un mando rotativo, menos invasivo visualmente que la palanca de cambios manual.

Quienes han recibido una atención especial son los ocupantes de la cabina posterior, pues las lunetas disponen de accionamiento eléctrico, además de infinidad de espacios portaobjetos y un opcional muy recomendable como es el techo Zenith que aparece en las fotos adjuntas.

Los usuarios con hábitos de entretenimiento al aire libre podrán sacar partido al sistema Advanced Grip Control, que asociado a los neumáticos Michelin Latitude Tour Mud & Snow permite gestionar la motricidad actuando de un modo continuo sobre el deslizamiento de las ruedas. Además, trabaja conjuntamente con el ‘Hill Assist Descent Control’ (HADC), que mantiene automáticamente una velocidad óptima en pendientes pronunciadas. Aquellos que requieran una capacidad motriz de máxima exigencia pueden optar por la versión 4x4 que Peugeot ha desarrollado junto al especialista Dangel.

En cuanto a ayudas a la conducción, Rifter sitúa el listón en lo más alto, incorporando sistemas como el freno de estacionamiento eléctrico, control de crucero adaptativo, reconocimiento de límites de velocidad, alerta de cambio de carril, alerta de atención del conductor, frenado de seguridad activo, control de estabilidad del remolque, luces automáticas, cámara de marcha atrás ‘Visiopark 180º’, vigilancia de ángulo muerto y arranque sin llave.

Como tope de gama se sitúa la versión GT Line, que exteriormente dispone de elementos específicos en color Negro Onys y llantas Aoraki de 17”, además de emblemas GT Line con acabado cobrizo en las aletas delanteras y portón trasero.

El habitáculo se distingue por el volante de cuero, elementos del salpicadero en color "Marrón Quente", tapicería "Tela Casual" y fondos ajedrezados en los distintos indicadores del cuadro de instrumentos.

Por debajo de GT Line se sitúan los acabados Allure, Active y Access, este último como acceso a la gama, como su propio nombre indica, con un precio que arranca en 14.300 euros.

Cinco motorizaciones
En relación a sistemas de propulsión, la gama Rifter está compuesta por una unidad gasolina 1.2 PureTech de 110 CV acoplada a un cambio manual de 6 velocidades, con un nivel de emisiones muy bajo, cifrado en 126 g CO2/km gracias a la utilización de filtro de partículas.

En diésel la base es el conocido motor 1.5 BlueHDI con tres niveles de potencia: 130 CV (caja de cambios manual de 6 velocidades o automática de 8), además de 100 y 75 CV, ambas con cambio manual de 5 velocidades. Las tres motorizaciones incorporan filtro de partículas y reducción catalítica selectiva RCS.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia