COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Jueves, 22 agosto - 2019 (17:43 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Hyundai i30 Fastback N: rendimiento y elegancia, ¿por qué no?
Segundo capítulo de la serie “N” a cargo de la firma coreana, que se ha tomado muy en serio la explotación del automóvil en su vertiente más deportiva, aprovechando su experiencia en WRC y WTCR para extrapolarla a sus modelos de calle.
5 ComentariosImprimir20-01-2019  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
Un año después de su reingreso en el Mundial de Rallies, Hyundai desveló en el Salón de Fráncfort 2015 sus planes de lanzamiento de una rama deportiva, bautizada como “N”, a la vez que crea el departamento carreras-cliente para dar salida a versiones destinadas a equipos privados, como el i20 R5 de rallies y el i30 TCR de circuitos. El objetivo es hacerse visible como marca prestacional.

Detrás de esta estrategia se encuentra el “factor N”, cuyo fin último son los dos modelos conocidos hasta ahora: i30 Hatchback y Fastback, además de una interesante línea de equipamiento específicamente deportivo, destinada a clientes con espíritu dinámico, que presumen de reflejar en su vehículo la fascinación por todo lo que huele a competición.

En el pasado Salón de París (Octubre 2018), el stand coreano mostró por primera vez el programa N Option, que a diferencia del acabado N Line (conjunto de equipamiento), se trata de una línea de accesorios opcionales de alta calidad con los que los propietarios de un Hyundai pueden personalizar los interiores y exteriores de sus vehículos de forma individualizada, cerrando el círculo del comentado factor N. En la cúspide de la pirámide se encuentran el i20 WRC e i30 TCR. Justo por debajo, i30 Hatchback y Fastback N, mientras la base queda ocupada por el acabado N Line y los accesorios N Option.

Comportamiento dinámico
Dentro del evento “N Day” organizado por Hyundai Canarias, con el Circuito de Maspalomas como epicentro, quedaba contemplada una pequeña prueba de conducción en el trazado corto de la propia instalación, además de una salida a carretera, igualmente limitada a un breve espacio de tiempo, por lo que las conclusiones dinámicas obtenidas no tienen un gran respaldo empírico, si bien son perfectamente extrapolables las que obtuvimos hace unos meses durante la prueba de la versión i30 N con carrocería compacta de cinco puertas.

I30 Fastback es 12kg más pesado, 120 mm más largo y 21 mm inferior en altura, dada la prominente caía del techo en su tramo final, lo que influye positivamente en el coeficiente aerodinámico respecto a la versión 5 puertas, con un Cd 0,297, frente al 0,320. El maletero también es más voluminoso, llegando a cubicar hasta 450 litros, por los 381 del hatchback.

No obstante, y a pesar de estas variaciones, ambas versiones presentan unas prestaciones calcadas: 0-100 km/h en 6.1”, velocidad máxima de 250 km/h y consumo medio WLTP de 8.1 litros/100 km.

Para el mercado canario se comercializa mayoritariamente la versión más potente (Performance), propulsada por el motor 2.0 turbo de inyección directa capaz de generar 275 CV y 378 Nm con la función overboost. La variante inferior ofrece 250 CV y consume 0,2 litros/100 km menos. Su coste supone un ahorro en torno a los 3.000 euros, por lo que los clientes optan por acceder directamente al escalón superior.

Echando mano de la prueba a fondo realizada al i30 N cinco puertas el pasado año, perfectamente extrapolable al Fastback, podemos destacar por encima de todo la suspensión de ajuste electrónico, que dispone de modo “Normal” y “Sport”, seleccionable mediante las levas del volante, que nos llevan a través de los modos de conducción Eco, Normal y Sport (leva izquierda), además de N y N Custom (leva derecha con bandera ajedrezada). Resulta curioso que las levas de la versión 5 puertas son de color azul claro y las del Fastback gris oscuro.

La dirección, cuyo grado de dureza varía según el modo de conducción seleccionado, resulta en principio algo recia, pero a medida que vamos haciendo kilómetros y nuestro aparato sensitivo se recalibra, acabamos adorando su tacto preciso y directo, con tan solo 2.1 vueltas de volante entre topes.

Para los usuarios más “quemados” y habituales de las tandas en circuito, Hyundai ha incorporado dos elementos fundamentales: un cronómetro que se maneja desde los mandos del volante, y el control de salida (Launch Control), cuya particularidad respecto a otras marcas es que podemos ajustar el régimen de corte entre 3.600 y 4.900 rpm.

Al levantar el pie del acelerador para frenar y reducir marchas el escape emite un petardeo similar al de un ‘anti-lag’ de competición, aunque no carga presión en el turbo. De igual manera, se activa la función ‘Rev Matching’, que es un punta-tacón automatizado encargado de elevar las revoluciones del motor en el momento de reducir una marcha. Se puede desconectar pulsando el botón ‘Rev’.

Como elemento clave en la excelente capacidad motriz del tren delantero se erige el autoblocante mecánico con control electrónico que Hyundai ha bautizado como ‘Corner Carving N’ (tallador de curvas), que permite dibujar con gran fidelidad la trazada idónea, si bien con el control de estabilidad ESC desconectado hay que dosificar el acelerador a la salida del viraje pues podemos perder el vértice.

Cambios en la zaga
Frontalmente no existen diferencias entre el i30 N cinco puertas y el Fastback, tal como sucede con las versiones estándar, centrándose los cambios en la zaga, donde el pseudo tercer volumen marca estéticamente a esta variante coupé de cinco puertas.

La versión N Fastback saca partido al spoiler que corona el borde del portón del maletero, el cual recibe un apéndice en color negro que aporta tridimensionalidad a esta parte tan característica de este modelo. En la zona inferior del paragolpes se dan cita dos recursos de alto valor deportivo, como es la doble salida de escape y una luz antiniebla de forma triangular invertida, inspirada en el mundo de la competición en circuito, todo ello recorrido por un inserto reflectante en rojo, que combina con la línea roja del labio inferior del paragolpes delantero.

En cuanto a colores de carrocería, hay disponible seis tonalidades: el Shadow Grey es el color exclusivo de lanzamiento, al que se pueden añadir el Polar White, Phantom Black, Engine Red, Performance Blue y Micron Grey.

Discreta elegancia en el habitáculo
Los tonos oscuros imperan en la cabina del Fastback N, destacando los asientos deportivos con el logo N, costuras rojas y una extensión de la banqueta que permite relajar los muslos. La tapicería está disponible en tela negra o, de manera opcional, en una combinación de ante y cuero.

Toda la información referida al rendimiento de conducción queda concentrada en el cuadro de mandos tras el volante, el clúster N, aunque a través del display flotante del salpicadero de 8” se pueden configurar todas las posibles combinaciones de parámetros, especialmente si escogemos el modo N Custom.

Del mismo modo, podemos activar diferentes ventanas de rendimiento que nos muestran la potencia y par instantáneos, presión de turbo, fuerzas G laterales y longitudinales, temperaturas de funcionamiento, cronómetro, aceleración desde parado, etc.

El i30 Fastback N ofrece soluciones de conectividad de vanguardia, que incluyen navegación 3D, funciones multimedia, Android Auto, Apple CarPlay y carga inalámbrica, a los que se suma una plafaforma Qi de carga inductiva para móviles.

Al igual que la versión compacta, el coupé coreano incorpora como elemento opcional un refuerzo transversal sobre el eje posterior que, aunque invade levemente la zona de carga, incrementa en un 6% la rigidez de la carrocería, ya de por sí mejorada mediante puntos de soldadura extra.

Presentación internacional. Tarquini, la estrella invitada
Mientras Europa tirita de frío, Hyundai Motor Company trasladaba hasta el cálido sur grancanario todo el operativo para presentar a 150 periodistas especializados su nuevo miembro de la familia N.

El Circuito de Maspalomas se convirtió durante una semana en el enclave perfecto para sacar conclusiones sobre lo que es capaz de ofrecer este modelo en un trazado exigente, mientras las carreteras del suroeste ponían a prueba su capacidad en condiciones de uso normales.

Como complemento a las pruebas en sí, HMC contó con el recientemente proclamado Campeón del Mundo del WTCR (World Touring Car Championship), el transalpino Gabriele Tarquini, que condujo una de las unidades campeonas de este certamen.

Los asistentes pudieron ejercer de copiloto durante unos giros al trazado corto con el fin de sentir de primera mano las sensaciones a bordo del vehículo ganador del recién instaurado campeonato. Como dato de referencia, Tarquini marcó unos cronos constantes de 1.06 bajo.

Hyundai N Day
Como cierre de la semana de presentación, Hyundai Canarias organizó su propio evento, que congregó en la jornada de sábado a unos 100 asistentes, entre medios especializados y clientes de la marca, que vistieron al Circuito de Maspalomas con un toque de festival racing, en el que Tarquini volvió a subir de copiloto a una serie de invitados seleccionados por sorteo, con el apoyo de los pilotos oficiales de Hyundai Canarias: Antonio Ponce y Surhayen Pernía, a bordo de sendos i30 Fastback N estándar.

Para las pruebas dinámicas, tanto en pista como en carretera, se volvieron a utilizar las 35 unidades de i30 Fastback N, propiedad de Hyundai Canarias, que habían sido empleadas de lunes a viernes por prensa internacional.

Éstas están disponibles para aquellos usuarios que quieran incorporarse al “factor N” por un precio 7.440 euros inferior a una unidad completamente nueva, que es de 34.140 euros, con el atractivo añadido de que las unidades de ocasión disponen de un equipamiento tope de gama.

Los colores a elegir son Blanco Polar, Gris Shadow, Azul Performance y Rojo Engine.
Página 1 de 1   
Comentarios · 5
5 · motor2000.net 22-01-2019 08:19 h.
A la observación planteada por STD, comentarle que el i30N de cinco puertas fue homologado siguiendo el protocolo WLTP, por tanto coinciden las prestaciones y consumo con la versión Fastback. Los 12 kg de diferencia se compensan con la mejora aerodinámica de este último.
4 · J.M. Sosa 22-01-2019 08:15 h.
Magnifico artículo, como es habitual en Aythami. Felicitación amplia y merecida por ello.
3 · STD 21-01-2019 19:52 h.
Teniendo en cuenta que los coches del segmento de los compactos generalistas deportivos están perdiendo una media de 10 c.v. tras la implantación de la WLTP y que este coche pesa 12 kg más, no habiendo sufrido variaciones en el motor, ¿Cómo puede ser que este coche tenga los mismos 275 c.v. y se ponga de 0 a 100 en los mismos 6,1 segundos que el los primeros i30 hatchback (sin WLTP)?
2 · Raimon 21-01-2019 19:30 h.
Tuve la suerte de asistir a este evento organizado por Hiunday Canarias y solo tengo palabras de agradecimiento por darme esta oportunidad
1 · Oliver Alonso 20-01-2019 22:36 h.
Muchas gracias por este interesante articulo. Como siempre muy bien descrita la experiencia.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2019 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia