COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 6 diciembre - 2021 (06:04 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Cambio DSG de 7 marchas, una opción de lujo para un “derivado”
VW Caddy 1.6 TDI Comfortline, monovolumen familiar
La ratio de utilización de los derivados en Canarias es totalmente contraria a Europa, con un 65% como vehículo familiar y un 35% de uso profesional, balanza que paulatinamente se va a seguir inclinando hacia el usuario privado, dado el ahínco de los fabricantes por hacer de estos modelos unos vehículos cada vez más equipados y mejor acabados
1 ComentariosImprimir07-01-2011  |  Aythami Alonso
La cuarta generación de la Volkswagen Caddy es un claro ejemplo del aburguesamiento de un modelo que originariamente nació como herramienta de trabajo y que ofrece en la actualidad el control de estabilidad ESP como equipo de serie en toda la gama y la caja de cambios secuencial DSG como equipo opcional, elementos impensables en una “furgoneta” hasta que Volkswagen ha decidido incluirlos.

En la nueva Caddy se han apuntalado cuatro pilares, como son el diseño exterior, diseño interior, seguridad y motores ecológicos, convergiendo estas cuatro patas en el refinamiento de un modelo que originariamente, en 1983, nació como herramienta de trabajo y que en la actualidad es una alternativa más que válida como turismo familiar, de aventura y , por supuesto, ambivalente.

Caddy Comfortline

La versión que centra las expectativas de venta para VW Canarias es la acristalada con chasis de longitud estándar, sin menoscabo del furgón comercial o el chasis Maxi. Para esta prueba hemos dispuesto de la Caddy en acabado Comfortline, tope de gama y versión que más se acerca a un monovolumen familiar, tanto por espacio habitable como por el nivel de acabados y equipamiento, entre los que destaca el ya citado ESP de serie, el sensor de lluvia, el aire acondicionado, el equipo de audio con MP3, los airbags frontales y laterales, las llantas de aleación y un largo etcétera que pueden comprobar en el apartado Ficha técnica y Equipamiento.

Habitar o conducir actualmente un derivado como la Volkswagen Caddy es un ejercicio que no tiene nada que ver con el que desarrollábamos hace menos de un lustro, destacando el diseño del interior, el cual comparte bastante elementos con su hermano el Polo.

Los acabados de turismo, el equipamiento y la altura del techo aportan una ambientación de monovolumen, a lo que se une la elevación de la segunda fila de asientos para aportar una generosa visibilidad. Esta segunda fila puede ser extraída en dos sencillos pasos, poniendo a disposición una excepcional capacidad de carga, a lo que se suma la accesibilidad lateral por medio de sus dos puertas corredizas.

Evidentemente, la nueva Caddy no se trata de un monovolumen al uso, pues en el habitáculo posterior carece de elevalunas eléctrico -sustituido por ventanillas corredizas- y los tapizados del techo, por ejemplo, tienen los broches de plástico a la vista, pero entendemos que éstos son detalles que el usuario decidido a adquirir este modelo no le suponen inconveniente alguno.

Un detalle, sin embargo, de gran valor es la gran capacidad del espacio de carga y su protección mediante una cubierta rígida, existiendo la posibilidad de anclar una tercera fila de asientos hasta completar las siete plazas.

Motor de 102 CV y cambio DSG
El aprovechamiento que el Grupo VAG está haciendo de su cambio secuencial DSG le ha llevado a instalarlo en un modelo del que, ni por asomo, hubiéramos imaginado que algún día pudiera disfrutarlo, y mucho menos en su configuración de 7 marchas.

Este cambio, de cuyo funcionamiento sólo caben alabanzas, va asociado al propulsor 1.6 TDI de 102 CV, el complemento ideal al uso privado, ya que dispone de potencia suficiente para transportar holgadamente a 5 pasajeros, con generosa carga de equipaje, a cambio de un consumo medio de 5,6 lit/100 kms y emisiones de 147 gr CO2/km.

Si se requiere una mayor capacidad de respuesta, basta con escoger la opción “Sport” en la palanca de cambios para que la viveza del motor resurja y nos permita ir un paso más allá.

A nivel de chasis, el comportamiento de la Caddy supera las expectativas, pues su peso en vacío de 1.612 kilos invita a imaginar unas reacciones lentas y con muchas inercias, situación que no solo brilla por su ausencia sino que se torna en contraria, ya que se mueve con agilidad y responde diligentemente a las órdenes del volante.
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · vilmar pontes 22-03-2011 11:23 h.
hola soy de argentina me encanto la nota sobre la nueva caddy .quisiera saber si saben para cuando llegara a argentina
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia