COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 25 febrero - 2020 (12:48 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Hyundai i20 NG R5: llegó, luchó y venció
Es la primera ocasión que un R5 se hace con el título Regional de Rallies de Asfalto en Canarias y, además, con suspense, emoción y trabajo en equipo. El i20 coreano, hermano del actual Campeón WRC 2019, ha sido creado para satisfacer tanto el ardor racing de un piloto amateur, como para aguantar estoicamente el maltrato de un ‘top driver’.
50 ComentariosImprimir23-12-2019  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren / Vídeo: Isaac Rodríguez y Tinerfe Ramírez
Agradecimiento: Circuito Maspalomas

El proyecto R5 de Hyundai nació en septiembre de 2015, cuando la marca decidió crear un departamento de clientes con el fin de visibilizar sus coches en competiciones nacionales y regionales, más allá del elitista entorno de acción del Mundial de Rallies.

En diciembre de ese mismo año fichan a Andrea Adamo (actual director de Hyundai Motorsport), que venía de trabajar en circuitos con Jas Motorsport y algunos equipos de Le Mans. El italiano se encontró en las instalaciones de Alzenau un chasis con la jaula de seguridad recién soldada y algunas piezas de diferentes proveedores aún en cajas. Los planos se estaban terminando de perfilar en los ordenadores.

A finales de enero 2016, es decir, en poco más de un mes, la mula de pruebas daba sus primeros pasos con el holandés Kevin Abbring al volante, y cinco meses más tarde debutaba en el Rally de Ypres, aún sin homologar, trámite que era completado en octubre, justo a tiempo para comenzar a entregar las primeras unidades a los clientes, a fin de que planificaran la temporada 2017.

Hermano pequeño del WRC
Entre el R5 y el WRC existe una sustancial diferencia: el primero está construido sobre la base del i20 New Generation de cinco puertas, y el segundo lo hace sobre un bastidor de i20 Coupé con tres puertas, lo cual confiere a este una mayor rigidez estructural.

No obstante, la jaula de seguridad de ambos modelos es casi idéntica, a excepción de los materiales utilizados en los tubos, más pesados y baratos en el R5, pues cuando la FIA creó la categoría R5 puso un tope de costo del vehículo cifrado en 180.000 euros (¿...?), a lo que añadió un extra de 30 kg de peso, fijando un mínimo de 1.230 kg para el R5, por los 1.200 del WRC.

La aerodinámica es completamente diferente entre ambos vehículos, sin casi efecto en la estabilidad del R5, y totalmente dependiente de un splitter en el faldón delantero (por poner un ejemplo) para convertir en subvirador un coche teóricamente neutro, en el caso del WRC.

Chasis noble
El encargo propuesto por Michel Nandan (director de Hyundai Motorsport hasta 2018) al equipo de diseño del i20 NG R5 fue principalmente que lo pudiera conducir un piloto amateur y un ‘top driver’, ofreciendo un abanico de reglajes suficientemente amplio para adaptar el comportamiento del vehículo a todo tipo de estilos y exigencias.

Los responsables de diseñar la parte ciclo se encontraron con que para dotar al i20 de un recorrido de suspensión generoso para tierra debían situar el anclaje del amortiguador delantero por detrás del palier, ya que por delante (al estilo Ford Fiesta) el conjunto no tenía espacio de maniobra. Es por ello que el amortiguador delantero cae casi vertical sobre la mangueta, solución que a mí particularmente me parece acertada, pues el vástago trabaja sin apenas flexión, lo cual reduce el rozamiento.

La marca escogida para el suministro de la suspensión es la italiana ‘Extreme’, en cuyo curriculum aparece la introducción de uno de los elementos más trascendentales de los últimos tiempos, el tope de compresión hidráulico (Hydraulic Bump Stop - HBS), un sistema que absorbe la energía de amortiguación en la parte final del recorrido, con posibilidad de regulación en 28 clics. La vía de rebote dispone de 20 clics, y la de compresión, tanto en alta velocidad como en baja, otros 20 clics.

En el tren trasero el amortiguador está centrado sobre la mangueta, dando la sensación visual de que existe mucha separación entre el neumático y el paso de rueda, ofreciendo una disposición en cuña si miramos el coche justamente de perfil.

Motor torque
El departamento motorsport de Hyundai ha encargado al especialista galo Pipo Moteurs el desarrollo del propulsor que esconde bajo el capó el i20 R5, derivado de una unidad Theta de 2 litros que monta en algunos mercados el modelo Genesis. Su intervalo máximo entre revisiones es de 3.000 km

Tiene bloque y culata fabricados en aluminio, y tanto diámetro como carrera han sido reducidos para alcanzar los 1.6 litros preceptivos. Por reglamento conserva la admisión de serie, fabricada en plástico con refuerzos, además de incorporar la válvula ‘pop-off’, reglada para que al alcanzar los 2,5 bar de presión de soplado de turbo se abra y libere el excedente de presión.

La inyección es directa a la cámara de combustión, lo cual incrementa la eficiencia térmica y no tanto el consumo de combustible, que es de 65 litros/100 km en tramo cronometrado y 25 litros/100 km en los enlaces, por lo que la capacidad del depósito ha sido fijada en 80 litros. Como dato comparativo, un WRC 2 litros con unos 330 CV y brida 34 mm consume muy poco más: 70 litros/100 km en TC y 30 litros/100 km en enlace.

Con la preceptiva brida de turbo de 32 mm, la potencia máxima es de 285 CV/5.000 rpm, ofreciendo un par de 420 Nm/4.000 rpm, valores optimizados mediante el montaje de un sistema de distribución variable VVT, encargado de modificar la apertura de las válvulas de admisión y escape en función del régimen de giro.

El sistema de gestión electrónico ha sido encargado a Magneti Marelli (Centralita SRG-340), mientras los displays del piloto y copiloto son suministrados por Tremondi, un proveedor checo más asequible económicamente que la propia Marelli, dado el tope de costo impuesto por la FIA para los R5 (180.000 euros ¿...?).

El precio real de un R5 está en torno a los 240 - 250.000 euros. Los 180.000 euros establecidos por la FIA excluyen bastantes elementos como parrilla de faros, asientos, arneses, intercomunicadores, pistola de ruedas, gato, etc, que la marca entiende debe escoger el comprador a su propio gusto. O esa es, al menos, la excusa para saltarse el tope de costo...

Transmisiones Ricardo
Actualmente existen tres fabricantes de transmisiones para R5: los franceses de Sadev, y los británicos de Xtrac y Ricardo, siendo este último el escogido por Hyundai para el suministro de los diferenciales y la caja de cambios secuencial. Esta, por reglamento, debe ser accionada manualmente y tener cinco relaciones, básicamente para poder alojar una piñonería de mayor robustez y espaciar las revisiones hasta los 4.000 km.

Una de las particularidades de la categoría R5 es que no dispone de diferencial central, por lo que el reparto de tracción es 50/50. Entre el árbol de transmisión y el diferencial posterior se interpone una especie de embrague con discos, que cuando el piloto tira del freno de mano se activa (Sistema Peal con acumulador de presión) y desacopla el cardán del diferencial, desconectando la tracción posterior y permitiendo que el coche sobrevire con el fin de abordar una horquilla muy cerrada.

Para los autoblocantes existen tan solo dos juegos de rampas: 30/75 y 35/50 (aceleración/frenado), además de tres juegos de discos de fricción a escoger: 4+4, 6+6 y 8+8. Combinando estas cinco opciones se logra el compromiso de motricidad ideal para cada piloto.

Comportamiento dinámico
El Circuito de Maspalomas no es el escenario idóneo para probar un coche de rally, pero es el único en Gran Canaria donde se puede hacer con total garantía de seguridad. Para esta prueba nos ha acompañado como guía el piloto Raúl Quesada, fiel escudero de Toñi Ponce en los últimos años, haciendo volar el SKODA Octavia Kit Car por los tramos de la isla redonda.

Tras dos vueltas iniciales de adaptación y calentamiento de ruedas, nos disponemos a retorcer un poco las prestaciones del i20 R5, destacando la linealidad de la entrega de potencia, cuyo valor absoluto de caballos no es exuberante (285 CV), pero sí resultan muy aprovechables.

El régimen máximo de giro está limitado a 7.500 rpm y de recordárnoslo se encargan las luces secuenciales (verde-naranja-rojo) del display tras el volante, así como la variación a rojo del indicador de la marcha engranada.

Con el pedal a fondo podemos subir marchas sin necesidad de accionar el embrague. Las tres primeras relaciones tienen un escalonamiento bastante cercano, mientras la cuarta se descuelga algo más y la quinta bastante. Es el peaje que hay que pagar por disponer de cinco marchas y fijar la velocidad punta en 190 km/h.

La reducción de marchas se hace igualmente sin embrague, pero hay que ir con cuidado, pues dado el salto acusado entre estas se puede producir un sobrerrégimen si bajamos demasiado rápido, a lo que se suma la suavidad de accionamiento de la palanca.

La frenada, encomendada a Brembo, es una de las mejores virtudes del i20 R5, pues está cargada de equilibrio y un tacto de pedal sobresaliente. La combinación de diámetro de bombas, longitud de pedal y coeficiente de rozamiento de las pastillas permite encontrar el tacto de los frenos casi instantáneamente, lo cual da confianza para acometer las cuatro frenadas del trazado corto de Maspalomas con mucha confianza. Eso sí, guardando margen suficiente para devolver el coche entero.

El equilibrio del chasis me pareció perfecto (reglajes de Yeray Lemes en el Isla de Lanzarote), con un inicio de curva muy diligente y preciso, transición neutra hasta el vértice y salida levemente sobreviradora, acompañada de un ligero “latigazo” de la zaga, comportamiento que permite abrir gas con mucha decisión, pues aparte de la intervención del diferencial posterior, tenemos un aliado a favor, como es la válvula ‘pop-off’.

Me explico: con el coche bien derecho apuntando hacia la salida de la curva disponemos de 285 dóciles caballos para lanzarnos a por el siguiente segmento del trazado. Si abrimos gas con decisión, la presión de soplado se dispara hasta el límite FIA (2,5 bar absolutos), activando la ‘pop-off’, que ejerce de pseudo control de tracción, pues nos resta potencia durante una fracción de segundo.

Esto es en condiciones de seco y buena adherencia, pues sobre mojado o suelo deslizante sí hay que confiar nuestra suerte a la capacidad de modulación del pie derecho.

En el volante disponemos de dos mandos rotatorios muy importantes: con el derecho regulamos el nivel de ‘antilag’ (bang-bang, ALS), y con el izquierdo la presión de soplado del turbo. Normalmente esta se encuentra en su nivel máximo, pero si la válvla ‘pop-off’ comienza a fallar (lo cual sucede con frecuencia) hay que ir bajando la presión hasta que se estabilice la intervención de la misma.

La opinión de los pilotos
Antes de realizar este test y una vez finalizado el mismo contactamos con los dos pilotos canarios que se han subido al i20 R5: Yeray Lemes (chasis 45) y Toñi Ponce (chasis 19). El lanzaroteño, campeón por primera vez este año del Regional de Rallies, nos comentaba que “el i20 es un coche muy sensible a los cambios de set-up, sobre todo en los clics de amortiguador, pero una vez tienes el reglaje perfecto te permite llegar al límite sin problema”.

La primera parte de la temporada me costó coger el ritmo, pero después cogí confianza y pude atacar como a mí me gusta. En el TC+ del Lanzarote me lancé a todo lo que daba el coche y yo, y la verdad es que me sentí a gusto, como en mis mejores tiempos...”, sentenciaba Yeray.

Toñi Ponce, piloto veterano y experimentado, que ha conducido un WRC 2 litros (SKODA Fabia), destaca lo fino que hay que andar con el i20 R5, pues “a la que pierdes un poco el vértice y no puedes dar gas pronto empiezas a perder tiempo, sobre todo si derrapas mucho. No tiene la patada del WRC a la salida de la curva, por lo que hay que aprovechar la velocidad de paso por curva, pero yendo por el sitio...

Víctor Vega, el joven ingeniero de Hyundai Motorsport Canarias, también tiene algo interesante que decir: “Yeray lleva unos reglajes de suspensión algo más duros y le gusta que el coche sea sobrevirador. Toñi va algo más blando y prefiere que el coche empuje un poco el morro. Me ha sorprendido de Toñi la capacidad que tiene para adaptarse y no tiene problema en cambiar su estilo si con ello va a ganar tiempo. Este año he visto en los datos picos de presión de frenada de hasta 50 bar en los dos pilotos, lo cual significa que han arriesgado mucho...

R5+, la caja de Pandora
Para los rallies de Maspalomas, Isla Tenerife, e Isla de Lanzarote, Hyundai Canarias Motorsport aprovechó una de las grietas que presentan las Prescripciones Comunes de la Federación Canaria de Automovilismo, que en su artículo 8: “Admisión de vehículos”, contempla la categoría R-5 +.

¿Y qué es un R5+? Ni la propia Federación lo sabe, pues en las 98 páginas restantes del anuario de la FCA 2019 no lo define, y ni siquiera lo nombra, por lo que para acotar los límites de esta nueva categoría el Colegio de Comisarios Técnicos tuvo que recurrir a prisa y corriendo a la ficha que M-Sport confeccionó para dar forma a su Ford Fiesta R5+.

En el documento creado ad hoc por la Federación Canaria se recoge básicamente la posibilidad de montar brida de 34 mm, anulación de la válvula ‘pop-off’ y obligatoriedad de la existencia de una ficha explicativa del kit R5+ proveniente y firmado por un fabricante FIA.

El 14 de octubre de 2019, Hyundai Motorsport proporcionó ese documento a su filial canaria, por lo que no cabe duda alguna de la legalidad del i20 R5+.

Sobre lo que sí me caben dudas es acerca de la potencia extra que este kit proporciona al i20 canario. Algunos han llegado a hablar de hasta 60 CV, una verdadera exageración sin pies ni cabeza. En el documento a través del cual M-Sport da los detalles y “vende” su kit Plus cita textualmente: “El kit R5+ produce aproximadamente un incremento de potencia de 30 CV sobre el Ford Fiesta R5...”

El kit de M-Sport es mucho más completo que el de Hyundai, pues incluye, aparte de la brida 34 mm y la ‘pop-off’ condenada, un turbo Garret TR30R de mayor tamaño, proveniente del Fiesta WRC, así como colector de escape, bajante y línea de escape completa, además de algo muy importante, un mapa motor bien perfilado en banco y en la carretera.

Tuve ocasión de ver los datos de Yeray Lemes en un rally con especificaciones R5 y comprobar la presión del turbo, exactamente igual al soplado en Lanzarote con brida 34 mm. La cartografía de motor que Hyundai Motorsport envió para la versión Plus estaba bloqueada, por lo que el ingeniero de Hyundai Canarias no tuvo ocasión de modificarla.

Conclusión: siendo verdaderamente optimistas y generosos, el kit R5+ del Hyundai i20 podría aportar 30 CV extra. Y siendo realistas, no más de 25 CV. El propio Lemes comenta que las prestaciones se aprecian solo en bajos, con algo más de empuje a la salida de las curvas, pero que en medios y altos no hay diferencia.


FICHA TÉCNICA HYUNDAI i20 R5
ELEMENTOESPECIFICACIÓN
• Motor: 1.6 litros, inyección directa, turboalimentado
• Brida turbo: 32 mm Ø
• Potencia: 285 CV/5.000 rpm
• Par: 420 Nm/4.000 rpm
• Gestión electrónica: Magneti Marelli SRG-340
• Display información: Tremondi
• Transmisión: 4 ruedas motrices
• Caja cambios: Ricardo, 5 relaciones
• Diferencial: Mecánico delantero y trasero
• Embrague: Cerametálico doble disco
• Suspensión: McPherson, con barra estabilizadora
• Amortiguadores: Extreme ajustables en 3 vías y HBS
• Dirección: Asistida hidráulica
• Frenos delanteros: Discos 355 mm Ø. Pinzas Brembo 4 pistones
• Frenos traseros:Discos 355 mm Ø. Pinzas Brembo 2 pistones
• Freno mano: Hidráulico con desconexión diferencial trasero
• Llantas: 8 x 18 OZ Racing
• Chasis: Autoportante con jaula multipunto soldada
• Longitud: 4.035 mm
• Batalla: 2.570 mm
• Anchura: 1.820 mm
• Ancho de vías: 1.610 mm
• Capacidad combustible: 80 litros
• Peso: 1.230 kg
• Precio: 240.000 euros
Página 1 de 5    Siguientes »
Comentarios · 50
50 · Aclaración 28-12-2019 22:01 h.
M-Sport es constructor porque es quien se encarga de ensamblar y desarrollar los Ford Fiesta WRC y porque está inscrito oficialmente en el campeonato como tal; lo que no es M-Sport es equipo OFICIAL Ford o equipo de "fábrica". Hoy pone en pista coches Ford como en un futuro podría correr con otros coches de otra marca, pero no por ser equipo oficial deja de ser un constructor.
49 · JTR 28-12-2019 21:40 h.
Juan Trino el que hace los 600 JTR es constructor
48 · Uno+ 28-12-2019 20:14 h.
Estudien, no seas meleguino!🤦🏻‍♂️ Hay infinidad de marcas/constructores que no tienen concesionarios.
47 · Otro cabreado 28-12-2019 20:02 h.
Estudien tu saltas en que tiene que ver Toledo y metes al médico en la conversación. Chico parece que el que está de verdad a sueldo eres tú. Te lo estás ganando
46 · Bonito del norte 28-12-2019 20:00 h.
Yo creo que el caso de M Sport es igual al de los ingenieros de la Guancha que Benito los dejaba correr como constructores del xsara kit car hecho en un chamizo aunque no eran marca.Juasjuasjuasjuasjuasjua. Que me meo toa
45 · Estudien 28-12-2019 19:26 h.
Que tiene que ver Toledo aquí amargado, también vivías a sueldo del médico?? M sport no es constructor analfabeto, que el wrc lo acepte para que puntúe en marcas no quier decir que lo sea, repito vete a un concesionario M sport
44 · Vox 28-12-2019 19:19 h.
Estudien eres mas cortito de lo que pensaba porque para defender al Trolero hay que ser corto de nacimiento. De donde sacas el campeonato de marcas???. Eso no existe, lo que existe es el World Rally Championship for MANUFACTURERS. Como no sabes lo que es MANUFACTURERS te lo traduzco. Son CONSTRUCTORES y M-Sport quedo cuarto por lo que es un CONSTRUCTOR como Hyundai, Toyota y Citroen. Si no te ha quedado claro pide una paguita que seguro que te la dan al momento.
43 · Estudien 28-12-2019 14:46 h.
A ver, analfabeto, que puntúe para marcas en el wrc no quiere decir que sea constructor. Vete a un concesionario M sport a ver que compras iluminado
42 · Vox 28-12-2019 12:26 h.
Cada vez que abres la bocaza entierras mas la pata. La verdad que para aconsejarnos que estudiemos deberías empezar por ti mismo, analfabeto. Te lo pongo tal cual está en la página oficial fia.com. 2019 FIA World Rally Championship for MANUFACTURERS.1º Hyundai Shell Mobis World Rally Team.380 pts.2º Toyota Gazoo Racing WRT.362 pts.3º Citroen Total WRT.284 pts.4ºM-Sport Ford World Rally Team. Sabes lo que significa MANUFACTURERS????. Búscalo en diccionario.
41 · Estudien 28-12-2019 12:01 h.
Y tanto como sabes, dime que CONSTRUCTOR es Msport, supuestamente constructor es solo hyundai, así que el único ilegal es el Ford r5+
Página 1 de 5    Siguientes »
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia