COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 29 marzo - 2020 (12:35 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Nuevo Peugeot 208: juega en otra liga
La marca matriz del Grupo PSA se encuentra en estado gracia, convirtiendo en oro todo lo que toca. Ahora ha sido el turno del subcompacto 208, que en su segunda generación se sitúa a un nivel muy por encima de la media del segmento, permitiéndole poner un pie en la selecta categoría premium.
0 ComentariosImprimir13-01-2020  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
Una de las claves del nuevo 208 estriba en la plataforma sobre la que va montado: CMP (Common Modular Platform) que, como su nombre indica, es modulable en lo que se refiere a dimensiones y motorizaciones. Además, es 30 kg más ligera que la PF1 y presenta una aerodinámica optimizada al tener los bajos carenados y emplear entradas de aire activas.

En cuanto a dimensiones externas, el nuevo 208 es 82 mm más largo que el anterior, sobrepasando la barrera sicológica de los 4m (4.055 mm). Su anchura es 6 mm mayor (1.745 mm); la altura nada menos que 30 mm inferior (1.430 mm); y la distancia entre ejes, prácticamente idéntica (2.540 mm), a pesar de lo cual la capacidad del maletero ha crecido en 26 litros (311 litros) principalmente por el aumento del largo de carrocería.

Estética impactante
Independientemente de unas proporciones totalmente diferentes (más largo, ancho y bajo), el nuevo subcompacto del león presenta una estampa arrolladora, en la que destaca una parrilla más vertical y de mayor tamaño suspendida visualmente sobre las luces diurnas en forma de amenazantes colmillos.

De perfil, la posición retrasada del parabrisas permite disponer de un capó más largo. Como muestra de su dinamismo, la ventanilla de custodia está muy inclinada y se encuentra perfectamente alineada con los pasos de ruedas traseros.

En su versión GT Line o GT, los pasos de ruedas incorporan molduras en color negro lacado: la silueta se hace más afilada y el diámetro de las ruedas se hace visualmente mayor. En estas versiones de alta gama. las llantas de 17” están adornadas con elementos atornillados que, además, permiten ganar en aerodinámica y reducir el peso hasta 3,6 Kg.

En la línea de los Peugeot 3008, 5008 y 508, la zaga del nuevo 208 se caracteriza por una banda negra que recorre todo el portón del maletero, uniendo los dos faros traseros, que muestran tres garras, iluminadas tanto de día como de noche. El diseño es preciso y las formas son tensas. El difusor trasero está disponible en acabado negro lacado y, dependiendo de la motorización, puede disponer de salidas de escape cromadas.

Alabado i-Cockpit
Acomodarse en la cabina de cualquiera de los Peugeot actuales es una bendición para los cinco sentidos y el buen gusto, permitiéndonos percibir un nivel superior del interiorismo automotriz. Desde el segundo escalón de equipamiento (Allure), el cuadro de instrumentos es 3D, e incluye ‘Head Up Display’ igualmente tridimensional.

La información queda a la altura de la vista y ofrece datos sobre el vehículo y la conducción, presentándose en dos niveles de lectura según el grado de importancia o urgencia (seguridad, ayuda a la conducción, navegación). Se puede configurar lo que deseamos ver por medio de los mandos en el volante, que sigue siendo achatado por ambos polos.

Esta información queda apoyada por el display de la consola central, de 10” y tipo emergente, controlado mediante reconocimiento de voz, a través de los controles del volante, o simplemente con los siete botones táctiles.No podía faltar el teclado del piano, a través del cual gestionamos el sistema de climatización de forma muy intuitiva.

Los asientos de la versión GT Line probada disponen de un altísimo nivel de sujeción lateral y confort. De la plazas traseras destaca un detalle, además de su buen espaciosidad, como es que el reposacabezas de la banqueta del centro es más bajo, lo cual facilita la visibilidad del conductor a través del retrovisor interior.

En ayudas a la conducción tampoco han escatimado los galos, destacando sobre el resto el control de crucero adaptativo, que para las versiones con cambio automático se complementa con la función Stop&Go. A este se suma el asistente de carril, freno automático de emergencia, alerta de atención del conductor, aviso de cambio involuntario de carril, asistente de aparcamiento, sistema de vigilancia de ángulo muerto, y reconocimiento de señales de tráfico.

En cuanto a conectividad, el nuevo 208 incorpora la función Mirror Screen, compatible con los protocolos de conexión MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto. La recarga por inducción está ingeniosamente situada en un compartimento en la consola central. Puede incluir hasta cuatro tomas USB disponibles (una de ellas de tipo C).

El cofre situado entre ambos asientos cuenta con un doble fondo en el que podemos guardar infinidad de objetos fuera de la vista de los amigos de lo ajeno, lo cual es de agradecer.

Fantástico propulsor 1.2 Puretech
Para esta prueba, Automotor Canarias nos ha cedido la versión tope de gama disponible en este momento, un GT Line, 130 CV, con cambio automático EAT8, que es la única transmisión que puede montar este motor PureTech 1.2 turbo de 3 cilindros.

Su comportamiento dinámico es sobresaliente, siempre empujando y con una capacidad de recuperación proverbial, beneficiado por el contenido peso del vehículo (1.158 kg), lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 8,7” y consumir oficialmente 5,7 litros/100 km, muy cerca de los 6,1 litros que obtuvimos en el transcurso de este test.

El cambio es otro de los elementos destacados del grupo propulsor, primero por lo futurista y ergonómica que es su palanca de selección, y en segundo lugar por la suave interacción existente entre las marchas, tanto aumentando como reduciendo, con una respuesta inmediata. El cambio se puede hacer de forma manual utilizando las levas tras el volante.

Otro de los elementos a destacar es el ‘Drive Mode’, que permite escoger mediante un pulsador junto a la palanca de cambios tres programas de conducción: Eco, Sport y Normal, cambiando por completo la entrega de potencia del motor en el modo deportivo.

Comportamiento intachable
La pisada del nuevo 208 corresponde a una categoría superior, al menos en la versión GT Line con llantas de 17”. Su comportamiento es preciso, noble y muy predecible, destacando un factor poco común en el segmento B, como es la baja rumorosidad de rodadura.

Si queremos aumentar el ritmo de conducción debemos aclimatarnos previamente a la particular fisonomía del volante (achatado por ambos polos), pues al girar más de media vuelta nos encontramos con un tacto diferente, aunque desde que nos habituamos se agradece.

El pedalier en aluminio, las inserciones del salpicadero y puertas en símil carbono, los asientos con reposacabezas semi integrado, tapizado del techo en negro y botón de arranque, aportan un toque deportivo que los conductores de inclinación deportiva agradecerán.

El precio de partida del nuevo 208 arranca en 12.990 euros, una cifra nada descabellada para lo que ofrece a cambio, especialmente en diseño y equipamientos, y aunque no entra en el grupo de los que pelean por precio, tampoco es su intención hacerlo, sino despuntar por calidad.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia