COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Viernes, 30 octubre - 2020 (17:05 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Volkswagen ID.3: el encanto de la sencillez
En ocasiones se fuerza la comercialización de productos exuberantes, pomposos, barrocos, recargados..., cuando con una pincelada muy simple se puede obtener el objetivo sin esfuerzo aparente. Es lo que ha logrado Volkswagen con el ID.3: la naturalidad hecha eficiencia.
0 ComentariosImprimir14-10-2020  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
La propia marca lo define como el inicio de la tercera era de su historia, después de Beetle y Golf, de ahí que el dígito 3 aparezca en la nomenclatura del modelo que supone la apertura de un nuevo capítulo.

Y casi de forma casual, ID.3 repite el esquema del vehículo que dio origen a la leyenda de Wolfsburgo, el mítico Escarabajo, con motor y propulsión posterior, sin parrilla en el frontal y un sentido práctico de la movilidad, es decir, el mero desplazamiento del punto A al B, eso sí, con el objetivo marcado de la mayor eficiencia posible, en el caso del nuevo miembro de la familia.

Plataforma MEB, elemento clave

Con el ID.3 se produce el estreno de la plataforma desarrollada exclusivamente para modelos eléctricos nativos del Grupo: MEB (Modularer E-Antriebs-Baukasten; Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica), que ha permitido a los ingenieros e interioristas dar forma a un vehículo que roza la perfección en términos tan importantes y antagónicos como habitabilidad y aerodinámica.

En el primero de los casos tiene la capacidad interior de un Passat, y en el segundo, un Cx de tan solo 0,27, fruto de un parabrisas muy inclinado, una parte final del techo muy elaborada y pequeños gadgets como las lamas de ventilación en el parachoques delantero escamoteables en función de la necesidad de refrigeración de la unidad propulsora.

Una de las grandes ventajas de esta nueva plataforma es la ausencia de túnel central, elemento que normalmente hace la función de refuerzo contra la torsión del chasis y que en este caso ha sido traspasado a la propia batería, o más bien a su armazón protector, que al ir atornillado al bastidor del vehículo incrementa la rigidez del mismo, a la vez que ofrece un espacio extra para los pies de los pasajeros posteriores, o para la consola central delantera.

Por otro lado, la simplificación inherente a la propulsión eléctrica (el motor del ID.3 cabe en una bolsa de deportes) ha permitido situar la unidad propulsora (motor y transmisión) en el eje trasero, reservando el espacio bajó el capó delantero para acoger los elementos del sistema de climatización, minimizando la intrusión en la cabina con lo que ello conlleva de ganancia en capacidad habitable.

Espacio abierto

La marca alemana ha bautizado el habitáculo del ID.3 como ‘Open Space’, que es justo la sensación que transmite cuando nos acomodamos en su interior. El salpicadero escalonado, la base del parabrisas bastante alejada del volante, la ausencia de mandos analógicos, una consola central totalmente despejada, sin palanca de cambios, y tonos claros en los tapizados de los asientos conforman un ambiente diáfano que nos hace sentir la espaciosidad en toda su extensión.

Cabría pensar que la disposición de la unidad propulsora en el eje posterior podría sacrificar espacio para los ocupantes, pero nada más lejos de la realidad, al igual que la capacidad del maletero, que es de 385 litros (5 litros más que el Golf), ampliable hasta los 1.267 litros abatiendo los respaldos de los asientos. Las versiones con batería de 45 y 58 kWh disponen de tres plazas posteriores, mientras que la de 77 kWh ve reducida su ocupación a dos pasajeros.

El minimalismo ha inspirado a los interioristas del ID.3, que han aprovechado el recurso de los mandos táctiles para ofrecer superficies planas, concentrando en el display del sistema multimedia y su marco la gestión de todos los sistemas de control, como climatizador, sistemas de asistencia, modos de conducción, menú del sistema de aparcamiento, volumen del audio, etc.

Otro centro de control está ubicado en ambos brazos del volante, con el izquierdo para gestionar el control de velocidad, crucero y el opcional ‘travel assist’, mientras en el derecho se accede al volumen y selección de canales de radio.

Pero si no queremos desviar la atención lo más mínimo existe una tercera posibilidad de gestionar los sistemas, que es mediante control de voz, iniciando el contacto con el ID.3 a través de la frase “¡Hola ID!” y a continuación solicitándole la acción deseada, como sucede con asistentes como Siri, Alexa, etc. Llama la atención que el conductor solo pueda accionar los elevalunas delanteros, confirmándose el objetivo de simplificar todo al máximo.

Tan solo me cabe una consideración a mejorar en el ID.3, como es la ubicación del mando de luces, cuyo manejo táctil es una delicia, pero queda fuera del alcance natural del conductor, que debe estirar el brazo izquierdo en exceso para manejarlo.

Primera edición

El lanzamiento del ID.3 a nivel mundial ha pivotado alrededor de una 1st edition, cuyo equipamiento es algo más generoso del que albergará la gama posterior. Este incluye el Front assist, Travel assist, sistema de cierre y arranque sin llaves, cámara trasera, además de las funcionalidades que proporciona su sistema de infotainment, entre las que destaca su sistema de navegación actualizable; la carga del teléfono es por inducción, y además podemos “arrancar el coche” sin botón, iniciando la marcha con solo pisar el acelerador.

Como complemento a esta dotación se puede solicitar el head-up display con realidad aumentada, cuya particularidad es que refleja de forma virtual sobre la carretera las indicaciones en forma de flecha que debemos seguir, según el navegador.

ID. Light: el coche fantástico

Los creadores del ID.3 se han sacado de la manga una función novedosa bautizada como “Luz ID”, consistente en una tira Led situada en la base interior del parabrisas que indica al conductor si el coche está listo para circular, o si debe girar, según el navegador, a izquierda o derecha, iluminándose de forma secuencial hacia el lado concreto.

Además, si el conductor tiene que frenar en una situación crítica, el sistema ID. Light le avisa con una señal de color rojo intenso. Durante el proceso de carga, se va llenando de izquierda a derecha una barra verde que muestra el estado de carga de la batería.

Batería de 58 kWh y propulsor de 204 CV

Las primeras remesas de ID.3 que han salido de la sostenible fábrica de Zwickau lo han hecho con una configuración de batería intermedia (58 kWh) y de motor tope de gama (204 CV-150 kW) de potencia, llegando más adelante un motor de 146 CV y batería de 45kWh, al que seguirá una combinación de 204 CV y 77 kWh, cuya autonomía es de 549 km.

Para esta prueba el importador de la marca nos ha cedido una versión de 204 CV alimentado mediante batería de 58 kWh, combinación a partir de la cual Volkswagen ha homologado 419 km de alcance, que no hemos tenido ninguna dificultad en estirar hasta los 442 km como relatamos más adelante.

Una de las soluciones más llamativas proviene de la ubicación de la palanca selectora del cambio, como un apéndice o saliente a la derecha del cuadro de instrumentos, bastante al alcance de la mano, lo cual permite disfrutar de una consola central completamente despejada.

No es necesario pulsar botón de arranque alguno para iniciar la marca, tan solo seleccionar la marcha directa (D) y darle al ‘play’. Sí, el pedal de acelerador simula el ‘play’ de un equipo de audio, y el de freno el ‘pause’.

Tenemos la opción de escoger entre cuatro modos de conducción: Eco, Comfort, Sport e Individual, variando la dureza de la dirección y la forma de entrega de potencia. En caso de haber solicitado la suspensión adaptativa DCC, esta se endurece o ablanda en función del ‘drive mode’ seleccionado.

Basta un dato para hacernos una idea de las prestaciones del ID.3: acelera de 0 a 100 km/h en 7.3”, llegando a alcanzar su motor las 16.000 rpm; aunque lo mejor viene del comportamiento de su chasis, que tiene la configuración soñada por cualquier ingeniero: reparto de peso 50/50 y centro de gravedad ultrabajo, dado que la batería de iones de litio se encuentra fijada por debajo del suelo. El peso de esta ronda entre 450 y 500 kg, dependiendo de su capacidad.

El manejo del ID.3 es exquisito, con muy pocas inercias y balanceo mínimo del casco, aunque lo cierto es que la responsabilidad ecológica no invita a correr mucho, sino más bien a disfrutar de su silencioso rodar y dejarnos guiar por el batallón de ayudas a la conducción que nos protege.

Me parece muy acertado el tacto esponjoso de pedal de freno, bastante equilibrado y modulable en todas las situaciones, es decir, cuando la deceleración es regenerativa y cuando interviene la hidráulica del circuito, que es a partir de 0,3G. Delante se recurre a unos enormes discos de 330 mm, mientras que detrás los frenos son de tambor.

Una de las virtudes escondidas del ID.3 es su diámetro de giro de tan solo 10.2m, inferior incluso al del benjamín Up! y es que su tren delantero libre de elementos como la tracción permiten un ángulo de giro de sus ruedas ideal para callejear o maniobrar en espacios muy cortos.

Si han llegado a estos últimos párrafos de esta extensa prueba, podrán saber que la gama ID.3 arranca con un precio cifrado en 21.000 euros, incluido descuento por financiación y plan Moves.

Recarga CCS en media hora

El ID.3 está equipado de serie con una conexión de carga CCS (Combined Charging System) con la que es posible recargar con corriente continua (CC). En el ID.3 1st Plus, la potencia de carga de CC alcanza los 100 kW. El ID.3 1st Max llega a hasta una potencia de 125 kW, lo que significa que el nivel de carga de su batería puede aumentar del 5 al 80 % en aproximadamente media hora, suficiente para los siguientes 350 km.

Con el conector Tipo 2 (Mennekes) y una unidad de carga doméstica de 11 kW se puede recargar completamente la batería entre 6 y 7.5h, dependiendo de la capacidad de la batería: 58 o 77 kWh.

La garantía de las baterías es de 8 años o 160.000 km, periodo en el cual Volkswagen acredita un 70% de capacidad. Si tenemos en cuenta que la media de kilometraje recorrido en Canarias es de unos 12.000 km/año, se cumplirán antes los 8 años que los 160.000 km.

442 km de autonomía real

En este test hemos completado el recorrido habitual que tenemos establecido para probar los vehículos eléctricos, que comienza con un recorrido urbano en la capital grancanaria, en el que hemos completado una distancia de 31 km a una media de 29 km/h y un consumo de 13.4 kWh/100 km, obteniendo una eficiencia del 97%.

A continuación nos dirigimos al norte con destino Guía por la autovía GC-2, atravesando San Felipe al límite establecido de 50 km/h. En ir y volver completamos 40 km a una media de 62 km/h, con un consumo de 13.4 kWh/100 km y una eficiencia del 161%.

El siguiente objetivo es llegar a Tarajalillo por la GC-1 y volver hasta la potabilizadora, sumando 80 km, con ligero viento de cola hacia el Sur y de cara a la vuelta, a una media de 80 km/h, con un consumo medio de 13.3 kWh/100 km y una eficiencia del 121%

Por último llega la prueba “devora-kWh”, que es subir por la GC-3 y Carretera del Centro hasta San Mateo en modo de conducción Sport y volver, un recorrido de 45 km en el que la media de consumo se sitúa en 13.9 kWh/100 km, con una eficiencia del 107%.

Resumiendo, en 3h 51´ hemos recorrido 198 km bajo cuatro tipos de conducción, a una media de 51 km/h y con un consumo medio de 13.5 kWh/100 km. En el indicador del nivel de batería nos restan 244 km de autonomía, lo que se traduce en una autonomía total de 442 km reales.

El consumo homologado por el fabricante es de 15.5 kWh/100 km, que no hemos tenido mayor dificultad en rebajar hasta los 13.5 kWh/100 km, probablemente por una temperatura media de unos 24º C, que entran en el rango ideal de funcionamiento de una batería de iones de litio.

Test de consumo
RECORRIDOURBANOCtra. del NORTE GC-2Ctra. del SUR GC-1Ctra. del CENTRO GC-3CÓMPUTO GLOBAL
Km recorridos31408045198
Consumo medio13.4 kWh/100 km13.4 kWh/100 km13.3 kWh/100 km13.9 kWh/100 km13.5 kWh/100 km
Velocidad media29 km/h62 km/h80 km/h41 km/h51 km/h
Eficiencia97%171%121%107%108%


Especificaciones técnicas
MARCAVolkswagen
MODELOID.3 1st Edition Plus
MOTOR
Tipo:Eléctrico, síncrono
Disposición: Trasero transversal
Alimentación: Batería iones litio, 58 kWh
Potencia (CV): 204
Par motor (Nm): 310
TRANSMISION
Tipo: Trasera
Cambio: Automático, 1 marcha
DIMENSIONES
Longitud (mm.): 4.261
Anchura (mm.): 1.809
Altura (mm.): 1.552
Batalla (mm.): 2.771
Peso (kg.): 1.794
Volúmen maletero (lit.): 385
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h): 160
0-100 km/h (seg.): 7,3
Consumo (kWh/100 km): 15,5
Emisiones CO2 (gr/km)0
Autonomía (km)419
Precio (euros): 27.000
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia