COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 19 octubre - 2021 (19:39 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Nueva Clase C de Mercedes-Benz: el anti-SUV
La emergente categoría SUV había arrinconado a un segmento como el de las berlinas medias, pero la firma de la estrella ha contraatacado lanzando la nueva Clase C, un portento dinámico, estético y tecnológico.
1 ComentariosImprimir21-06-2021  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
Nada menos que 10,5 millones de unidades se han vendido de la Clase C (anteriormente 190) desde su lanzamiento en 1982, lo que la convierte en la saga más exitosa de la marca. Esta circunstancia impone a Mercedes-Benz una especial atención hacia su berlina, que para la ocasión ha recibido soluciones tecnológicas -especialmente en digitalización- de la nueva Clase S, el buque insignia de la estrella.

A nivel estético la Clase C 2021 supone una importante evolución, que abarca sus cuatro costados, sobre todo la línea que dibuja su perfil, finalizado en una zaga que mezcla una pincelada de berlina tradicional con ciertos rasgos cupé, confluyendo en un tres cuartos trasero más deportivo, con similitudes al del CLA.

En el frontal encontramos la nueva imagen corporativa de la marca, conformada por un voladizo muy corto, el largo capó con nervaduras longitudinales, la posición retrasada del parabrisas, la icónica estrella atravesada por una sola lama longitudinal y unos grupos ópticos más estilizados,
que incorporan de serie faros LED High Performance y, como opcional, el sistema Digital Light proveniente de la Clase S, tecnología que, entre otras funciones, puede proyectar líneas auxiliares o símbolos de advertencia sobre la calzada.

En cuanto a dimensiones, esta nueva generación ha crecido en todas las cotas principales, a excepción de la altura, que es 9 mm inferior (1.438 mm). Su longitud es de 4.751 mm (+65 mm); anchura, 1.820 mm (+10 mm); batalla, 2.865 mm (+25 mm) y anchos de vía, 1.582/1.594 mm del/tras (+19/+48 mm). El volumen del maletero es idéntico: 488 litros.

Cabina centrada en el conductor

La influencia de la Clase S ha salpicado también el espacio habitable, dejándose notar con especial incidencia en el diseño del cuadro de instrumentos y display central, que ha pasado del esquema ‘widescreen’ -amparados bajo una misma tulipa alargada- a una distribución en forma de “L” invertida, de forma que el display central es una prolongación de la consola, lo que tiene como principal beneficio la accesibilidad táctil de su manejo.

Evidentemente todos los mandos de control son digitales, llamando la atención el sistema de huella dactilar que permite al usuario registrado acceder a sus ajustes personales del sillón, telefonía, direcciones de navegador preestablecidas, etc.

El volante es completamente nuevo, más tridimensional y con los mandos de audio, teléfono, pantallas, navegación, control de crucero, etc., integrados y de manejo háptico, destacando el tacto preciso con que Mercedes ha logrado dotar a las superficies de deslizamiento.

Todos estos detalles forman parte de la segunda generación MBUX (Mercedes-Benz User eXperience) que debutó en la nueva Clase S y que supone una optimización de la primera entrega del icónico Hey Mercedes! que ahora incluso es capaz de reconocer la voz de los distintos ocupantes.

Se ha añadido la función Smart Home, que permite entrar en contacto con nuestra casa y conectar algunos electrodomésticos, o conocer la temperatura interior, estado del alumbrado, detectores de movimiento, etc.

A nivel confort, en las plazas delanteras se estrenan nuevos asientos, cuya sujeción lateral es sobresaliente gracias al alargamiento de los pétalos a la altura intercostal. Destaca igualmente la integración del reposacabezas en el respaldo.

Los ocupantes posteriores se benefician de un aumento de 21 mm en espacio para las piernas dado el alargamiento de la batalla y al curioso diseño del respaldo de los asientos delanteros, además de contar opcionalmente con un techo corredizo panorámico que aporta luminosidad a la cabina trasera.

La caída más profusa del techo respecto a la Clase C anterior hace que la maniobra de entrar y salir sea algo menos natural, requiriendo un movimiento más forzado, pero no por riesgo de tropezar con la cabeza en el pilar C, sino porque el asiento se encuentra más bajo.

Turbodiesel de hibridación ligera

En el momento actual de lanzamiento de la nueva Clase C, la marca ha puesto en el mercado las versiones turboalimentadas en diésel y gasolina asistidas por un sistema microhíbrido de 48 voltios. Tras el verano llegarán las variantes híbridas enchufables con una batería de nada menos que 25,4 kWh, que permite autonomías en eléctrico de hasta 100 km.

La hibridación ligera (48V) consiste en un pequeño motor eléctrico situado entre el motor y la transmisión que hace las funciones de alternador para recargar la batería en deceleración, además de arrancar el motor térmico, e intervenir como asistente en aceleraciones, logrando reducir el consumo hasta los 5 litros homologados en la versión 220 d (turbodiésel) que nos ha cedido Flick Canarias para esta prueba.

Su potencia es de 200 CV para un par de 440 Nm, quedando acoplado a un sofisticado cambio automático 9G-tronic con tracción delantera y levas en el volante. Mediante el selector de modos de conducción se puede escoger entre los programas Eco, Confort, Deportivo e Individual.

Dinámica sobresaliente

A nivel dinámico, la nueva Clase C ha mejorado en cuanto a velocidad de paso por curva, mostrando un aplomo sensacional. Sigue recurriendo al doble brazo paralelo en el tren delantero y multibrazo en el trasero, un esquema de suspensión que ofrece una muy buena precisión de guiado y mínimo balanceo de la carrocería, a lo que se suma una dureza del conjunto muelle/amortiguador semideportiva, rematada por una monta de neumáticos de perfil ultrabajo: 255/35-19.

Existe la opción de solicitar el eje trasero direccional, con el que se obtiene un mayor radio de giro a bajas velocidades, y aplomo a altas, con lo que se lograría mejorar la perfección, es decir, optar al cum laude en comportamiento.


Especificaciones técnicas
MARCAMercedes-Benz
MODELOC 220 d Berlina
MOTOR
Tipo:4 cilindros en línea
Cilindrada (cc):1.992
Alimentación: Turbodiesel
Potencia (CV): 200
Par motor (Nm): 440
TRANSMISION
Tipo: Delantera
Cambio: Automático, 9 relaciones
DIMENSIONES
Longitud (mm.): 4.751
Anchura (mm.): 1.820
Altura (mm.): 1.437
Batalla (mm.): 2.865
Peso (kg.): 1.755
Volúmen maletero (lit.): 488
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h): 245
0-100 km/h (seg.): 7,3
Consumo (lit/100 km): 5
Emisiones CO2 (gr/km)131
Precio (euros): 46.019
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · Antisuv 22-06-2021 08:32 h.
La trasera parece haber perdido personalidad. Además, esa tablet estilo Tesla pre restyling... demasiada digitalización con lo cómodo que son unos botones físicos, pero la moda es la moda. Y por último, esos escapes falsos en un coche de ese precio hacen llorar al niño jesús. No obstante, todo lo que no sea SUV, bienvenido sea. Saludos.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia