COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 28 noviembre - 2022 (22:45 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Un gentleman driver, pragmático y liberal
Carlos Alonso-Lamberti Fernández de Bugallal
Altamente competitivo, tanto en la empresa como en el deporte. Sibarita, hedonista, con un humor especial y un amplísimo bagaje cultural en múltiples aspectos, pero especialmente en lo referido al mundo del automóvil y la competición.
20 ComentariosImprimir28-04-2011  |  
Carlos Alonso-Lamberti ha sido y es uno de los referentes en el deporte del automóvil por sus especiales dotes para el pilotaje de cualquier tipo de montura y en cualquier modalidad, tal como ha venido demostrando a lo largo de más de tres décadas, y aún no ha dicho su última palabra...

Acaba de entrar en el selecto “club de los sesentones” y lo va a celebrar a lo grande, conmemorando esta efeméride con tanta alegría como orgullo en una fiesta a la que ha convocado a los muchos amigos que, tanto en Canarias como en Península le han proporcionado sus intensas vivencias deportivas y empresariales.

Y es que cuando se ha sobrepasado el ecuador existencial y se hace un balance de lo vivido bajo el sol, y también bajo el manto de las estrellas -porque Lamberti es también un experto en exprimir intensas y felices vivencias de la noche- el aspecto más positivo se produce al efectuar el recuento de las amistades que han ido formando en su entorno personal un fuerte entramado en el plano humano, verdadero flotador existencial que nos salva en tantas y diversas emergencias que nos va deparando el cotidiano vivir.

Carlos puede presumir de su gran éxito, el de haber ido engrosando su agenda de amistades, pero de amigos verdaderos y con fuertes lazos. Esto se deriva de una postura generosa en la que antepone el pragmatismo dúctil ante el dogma infalible e intolerable que suele ser el arma tan frecuentemente utilizado por los que carecen de argumentos culturales y humanísticos.

Y entre todos sus amigos, los varios copilotos que han sido necesarios cooperadores en sus éxitos en tantos y tantos rallies: Manolo Vidal, Alvaro Alonso-Lamberti, José Manuel Marrero, José Sarmiento Marín (el más duradero), Víctor Rodríguez, Octavio Santana, Nazer Ghuneim, José Carlos Déniz... quizá algún otro que pueda tener traspapelado y que ruego me perdone la omisión. Porque si al lado de un gran hombre siempre hay una gran mujer, al lado de un gran piloto de rallies, siempre hay un eficaz copiloto y compañero de tantos buenos momentos, también de decepciones mecánicas y, cómo no, igualmente de algún traumático accidente. Son historias comunes de tensiones, miedos y alegrías que unen para siempre.

Discrepar con Lamberti, lejos de ser algo incómodo, constituye un ejercicio sanamente enriquecedor, no solo porque admite criterios opositores, sino porque los rebate desde una plataforma seria y rebosante de experiencias empresariales, culturales, deportivas, tecnológicas... Jamás ha practicado estar en posesión de esa razón suprema del “porque sí” el parapeto utilizado por los acomplejados carentes de cualquier ensamblaje argumental, ni tampoco caballeroso, que les sustente. Personalmente he mantenido, mantengo, y por suerte seguiré manteniendo, diferencias de criterio con el buen amigo, contrastadas y analizadas con la saludable barrera de mesa y mantel. Esta es la "prueba del algodón" para mantener y fortalecer una duradera amistad.

Estos valores humanos, sumados a un espíritu de ganador nato, han hecho de Carlos Alonso-Lamberti un competidor singular y poco frecuente. En primer término porque siempre ha sabido reconocer sus errores, al mismo tiempo que ha sabido admitir los triunfos de sus adversarios, o los progresos de los más jóvenes. Todo ello con un talante analítico, explorando a fondo el porqué de cada momento en su propia actuación, y al mismo tiempo tratando de evaluar en todos sus pormenores las de sus rivales deportivos para sacar conclusiones y aprender todo lo posible de ellas.

Es el pragmatismo de un gentleman driver sumamente competitivo que, en muchas ocasiones, le ha servido como elemento básico de superación y perfeccionamiento.

Para encontrar algún defecto que resalte las virtudes de Carlos, habría que entrar en las famosas disquisiciones del “hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo” del cerebro, del lado masculino y femenino que tenemos todos los humanos y que, de algún modo, definen nuestras conductas. En este aspecto, el peso femenino se trasluce en la impuntualidad, algo tan intrínseco en las costumbres de Lamberti, que ya ha formado parte de su personalidad, y que por ese motivo ha pasado a ser asumido sin problemas por todos sus amigos. También es cierto que con el paso de los años esta disfunción ha ido a menos, e incluso a veces se le nota el esfuerzo por salir vencedor de la que debe ser su gran lucha interna.

Como puede observarse, estamos ante un personaje complejo, lo que frecuentemente le ha supuesto incomprensión por los que no han tenido un trato frecuente con él. Por este motivo, además de felicitarle por esa llegada a los “felices sesenta”, he preferido, antes que hacer una -por otra parte, merecida- loa deportiva, tratar de que Carlos Alonso-Lamberti sea un personaje cercano para todos con esta aproximación a su carácter.

Los hechos deportivos, tan extensos como sus éxitos, están recogidos en el palmarés que se adjunta, así como en la galería fotográfica de los diversos vehículos, siempre de primera línea, que ha conducido Lamberti en estos treinta y muchos años de actividad deportiva.
Página 2 de 2   « Anteriores
Comentarios · 20
10 · Sunbeam Rapier 28-04-2011 09:33 h.
Que maravilla recuperar estos recuerdos y admirar esa colección de coches. Vaya tiempos aquellos, cuando nuestros pilotos, un montón de ellos, pasaban por la piedra a los equipos nacionales y se lo ponían más que duro a los internacionales. Al contrario que hoy, light y faltos de nivel, no se comen una rosca. Al señor Juan José le animo a seguir trayendo más cosas del ayer, merece la pena disfrutarlas, pues si es cierto que "cualquier tiempo pasado fue mejor".
9 · Ex piloto 84 28-04-2011 09:33 h.
Este es un ejemplo de como eran las coas en epoca anterior, porque siendo ambos Alonsos máximos rivales en la competición, han sabido mantener por encima de todo esa gran amistad que se manifiesta en este artículo. Ya podía servir de ejemplo para las gentes de hoy, que viven enfrentadas dia y noche,tanto los pilotos como los dirigentes, estos con descalificaciones y hasta denuncias.
8 · Prefiero no decir quien soy. 28-04-2011 07:26 h.
Carlos es un caballero. Hace años tuve unas discrepancias con él, pero todo quedó en una anécdota porque cada vez que nos vemos se muestra muy correcto (también lo soy yo con él)Para mi, de todos sus coches, los que más me han gustado son el Ascona Conrero y el Manta 400.
7 · Alberto 27-04-2011 23:36 h.
Perdón por la corrección Sr. Alonso,pero el segundo apellido de José Sarmiento es Marín,no Marrero.Por lo demás,excelente documento.Felicidades
6 · Charlie 27-04-2011 23:32 h.
Una duda que tengo, ¿cuántos kadett tuvieron los Lamberti? porque imagino que el gordo gr.a de asfalto no sería el mismo que este que se ve en los camel off road. ¿Y el de asfalto venía del mundial? porque recuerdo verlo con publicidad de eurosport, general motors igual que el de Sepp Haider.
5 · Jose Luis Sosa Sanchez 27-04-2011 23:31 h.
La verdad es que MOTOR 2000 siempre sorprende con sus articulos, pero este en concreto, es de los mas gratos en todo su contenido, Carlos A. Lamberti gran persona, gran piloto, Muchas Felicidades D. Carlos, la galeria de fotos es un reflejo del paso del tiempo, la cual nos hace disfrutar aun mas del articulo. Felicidades por el articulo.
4 · luis 27-04-2011 22:14 h.
si señor gran piloto,vino muchos años a lanzarote,curioso las matriculas 8000.un saludo
3 · José María Castellano 27-04-2011 20:43 h.
Enhorabuena a J.J. por el gran artículo, ofreciéndonos esos aspectos desconocidos para la gran mayoría. Felicitación y muchas gracias a Lamberti por su excelsa trayectoria deportiva,no hay más que ver los cochazos con que nos ha llenado de sensaciones para decirle que es un Ilustrísimo de nuestro automovilismo. Y lo vuelvo a rleer un par de veces, porque es una gozada.
2 · Scratch Classic Sport 27-04-2011 20:16 h.
Buen homenaje a un Gran Piloto que ha marcado historia en nuestro automovilismo. Gracias por compartir esas fotos con nosotros.
1 · Charlie 27-04-2011 19:55 h.
Felicidades a Carlos, gran artículo y Buff! casi me da algo cuando he visto la galería de fotos, qué grandes!
Página 2 de 2   « Anteriores
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia