COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 27 septiembre - 2021 (10:06 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Comandante Jefe Sector Tráfico de Canarias
Benito Monzón Rodríguez
Por su elevada estatura y aire juvenil, podría ser confundido con un jugador de baloncesto, por su trato abierto y afable, es el arquetipo ejemplar de esa moderna Guardia Civil, afortunadamente alejada del estereotipo de la España ruda y profunda. Benito Monzón Rodríguez, el mando que coordina un ejército de casi 500 agentes al servicio de la seguridad rodada en Canarias, pertenece al Cuerpo por una tradición familiar que se remonta a la cuarta generación.
1 ComentariosImprimir25-05-2010  |  Juan José Alonso Prieto
AMPLIAR
Procede de la Escala Superior de Oficiales, tras pasar por la Academia General Militar como Cadete de la Guardia Civil, es decir, todo un “pedigree” cualitativo en el plano teórico, que se forjaba en la práctica estrenándose como teniente en un destino tan especial como Bilbao.

Su primer contacto con el Sector de Tráfico se produjo hace siete años, en enero de 2004, cuando fue destinado a Canarias sustituyendo al comandante Arranz Vicario, también de muy positivo recuerdo a lo largo de sus años en el cargo. Llegó al archipiélago desconociendo en profundidad todo lo relacionado directamente con el tráfico y su entorno, ya que éste era su primer trabajo en el área de la vigilancia y seguridad en las carreteras.

Por lo tanto, su primera valoración de los conductores canarios la efectúa bajo el prisma de un usuario simple, incluso cuando está de servicio, ya que al utilizar un coche camuflado no es detectable por los usuarios: “Considero que en las islas se conduce con más tranquilidad y con un acusado respeto, en definitiva, con bastante prudencia en términos generales, de hecho el descenso de accidentalidad en Canarias está por debajo de la media nacional”.

Como parte actora y activa, se muestra muy satisfecho por el resultado de las distintas campañas que se han realizado en los últimos tiempos, incluso antes del endurecimiento de las sanciones, como son las del cinturón de seguridad, velocidad y, sobre todo, alcoholemia que se han multiplicado por diez, “los positivos han disminuido y también los accidentes, aunque no me gustan los datos, en 2003 tuvimos 137 muertos en Canarias y el año pasado esa cifra fue de 51. La Unión Europea marca unos objetivos para disminuir al cincuenta por ciento la mortalidad del año 2003 al 2011, en Canarias lo hemos cumplido hace dos años y en España el año pasado. Que yo llegara en 2004 no pasa de ser un hecho anecdótico”.

Aunque en su destino anterior no había tenido un conocimiento y una analítica concreta de las circunstancias viales, cuando llegó a Canarias descubrió nuestras peculiaridades: la carencia de cualquier medio de transporte rodado que no fuera el automóvil, el fraccionamiento del territorio insular, pero al mismo tiempo la alta densidad poblacional en unos núcleos muy diseminados, cuya comunicación requiere el uso intensivo el automóvil particular. Por otra parte, también encontró con cierta sorpresa el movimiento turístico como usuarios de unas importantes flotas de vehículos de alquiler: “esto deriva en algunos problemas por el desconocimiento de las rutas, o los de origen británico acostumbrados a circular por la izquierda”.

Inevitablemente surge la deficiente señalización de las carreteras, esa típica estampa de un cruce donde siempre vemos a algún turista con el mapa en la mano: “Podría mejorar, y de hecho se está mejorando bastante, aunque depende mucho de la isla, y esta diferencia se nota también en el estado de los firmes y su mantenimiento. Con los cabildos tenemos una relación excelente, aunque pueda existir alguna discrepancia eventual, sin embargo, no puede decirse lo mismo con todos los ayuntamientos. Con las Jefaturas de Tráfico no hace falta decir nada, somos de la misma casa, el Ministerio del Interior, y la relación con los dos Jefes de Tráfico es inmejorable”.

Esta diferencia es extensible también a la tipología de los accidentes, mucho más violentos en las carreteras de Lanzarote y Fuerteventura... “en efecto, en estas islas no hay apenas tramos de autovía, que son los más seguros, el número de accidentes es menor que en las islas capitalinas, sin embargo las consecuencias son más graves por las colisiones frontales y las salidas de vía, que suelen ser bastante graves”.

Aunque el comandante Monzón confiesa no ser muy dado a las estadísticas, sin embargo nos resulta inevitable una referencia a los “puntos negros” ¿son más teóricos que reales...? “Más que negros, habría que tramos de concentración de accidentes. En la actualidad donde más accidentes hay es en Tenerife, antes había muchas zonas problemáticas, aunque hablando con el Cabildo se han subsanado bastante bien, por ejemplo la famosa curva de El Sauzal, en sentido descendente de la autopista del Norte, donde se ha actuado correctamente y además se ha colocado un radar fijo, de modo que han desaparecido casi totalmente los accidentes. El año pasado también hubo problemas en la Vía de Ronda de La Laguna, se mejoró una zona propensa al aquaplaning y se colocó un radar fijo, desapareciendo el problema. En Gran Canaria la accidentalidad más frecuente es por alcance, de forma más acusada en los accesos a la capital, son consecuencia de la saturación del tráfico y sus consecuencias no suelen ser graves”.

Hablando con un mando de la Guardia Civil de Tráfico resulta inevitable sacar el tema del “afán recaudatorio” en las sanciones, así como de la “prima de productividad” por el número de denuncias. En ambos casos el comandante Monzón es rotundo: “Se actúa siempre donde hay más accidentes por exceso de velocidad, tratamos de que nuestra actuación sea preventiva y no administrativa por denuncias. Respecto al número de denuncias, puedo afirmar que se trata de una leyenda ciudadana, es lógico que el conductor denunciado no siempre se muestra conforme y se agarre al tópico del afán recaudatorio. Todos tenemos que ser conscientes, que si no fuera por esta vigilancia sobre el teléfono, el cinturón, las distracciones y la velocidad, el número de accidente de víctimas sería mucho mayor, y esto es, en definitiva, lo que debería ser considerado por ese pequeño número de ciudadanos disconformes”.

Un hecho muy propio de las islas, especialmente en las periféricas, es la referida a la preocupante proporción de los automovilistas que circulan sin permiso de conducir, y en casos muy específicos -como Fuerteventura- utilizando las numerosas pistas de tierra para eludir la vigilancia que se ejerce únicamente en el asfalto... “Desde que conducir sin carné es un delito, esa proporción está bajando bastante. En cuanto a esa utilización de las pistas de tierra, no es un problema de especial preocupación.

Aunque últimamente las pruebas de alcoholemia parece que han sido objeto de una importante reducción a causa de los recortes derivados de la crisis económica, sí podemos referirnos a la tipología del infractor: “Perfil concreto no existe, podríamos llevarnos muchas sorpresas. Aunque parezca mentira, los jóvenes se cuidan bastante y en un grupo el que conduce el coche lleva la abstinencia a rajatabla. El tópico del señor mayor responsable y el joven alocado, en cierto modo se está invirtiendo”. En algunas ocasiones, las tasas de alcohol más altas se dan en un señor en torno a los sesenta años y que viaja solo a altas horas de la noche.

Al llegar aquí, parece inevitable hablar de la famosa “igualdad”, y su repercusión entre conductores y conductoras. “Sí, la igualdad se ha producido lamentablemente, y más que a las señoras, afecta a las jóvenes, que muchas veces van bastante peor que los chicos”.

Está bastante extendida la creencia de que el alcohol afecta antes a la mujer que al hombre... “En esto influyen muchos factores: si se ha comido o no, la envergadura, el sexo. Lo que sí es cierto es que las bebidas alcohólicas afectan a los reflejos, se trate de una mujer o de un hombre”.

Otro tema que ha sido actualidad en fechas no muy lejanas ha sido el de la utilización de tacógrafos en vehículos de transporte, bajo la teoría de que al estar en islas no pueden existir viajes largos. “Esto no es así -comenta Monzón- porque existe el pluriempleo y la multiplicación de los servicios, por lo que un vehículo pueda estar virtualmente sin parar durante muchas horas. Se trata de un medio para salvaguardar la seguridad, y bajo esta premisa no debe existir argumentación alguna. En cualquier caso la Guardia Civil únicamente aplica la normativa vigente, la competencia sancionadora corresponde a los cabildos, y esa normativa se ha demorado hasta la entrada de aplicación el 1 de enero de este año.

El comandante Monzón tiene actualmente bajo su mando y coordinación un total de 468 efectivos, cuando llegó en 2003 eran 351. “El incremento ha sido considerable en este tiempo, de hecho todas las vacantes están cubiertas, hay canarios que quieren venir a las islas y no tienen plaza disponible. En la Agrupación de Tráfico todos salen a la carretera, incluyendo los agentes que están en servicios administrativos o de oficina, sobre todo en los rallies para que no se vea afectado el servicio normal.”

Respecto al parque móvil y su disponibilidad, precisamente en momentos de crisis, también parece haberse superado la penuria anterior, cuando veíamos en los garajes un buen número de coches y motos fuera de servicio por averías mecánicas, y en algún caso hasta por carencia de neumáticos. “En la actualidad tenemos una buena dotación de medios, acaban de llegar una entrega de Citroën C5 y en motos las nuevas unidades BMW 1200. Como es lógico, siempre queremos más, ya que por otra parte surge algún problema por accidente o averías, en este caso es preferible darle prioridad a las más fáciles o de menor coste, frente a una sola pero de gran presupuesto, ya que se debe procurar una máxima movilidad. Ahora mismo estamos bastante bien, tanto en medios humanos como materiales”.

En Canarias hablar de automóvil es también hacerlo, por extensión, del deporte. Viviendo en las islas y ejerciendo el contacto con el automovilismo por motivos profesionales, también resulta inevitable contagiarse del “virus”. Cuando nuestro comandante llegó al Sector de Tráfico quedó sorprendido por el número de pruebas, por el seguimiento público y mediático de las mismas. Inicialmente asistía solamente al Rallye de Canarias-Trofeo El Corte Inglés, pero pronto se convirtió en un asiduo, por supuesto en una doble faceta, con un ojo en el servicio y sus derivadas y el otro en la carretera y las evoluciones de los pilotos. Reconoce que ese “virus” se lo contagió Félix Cuesta, cuando era presidente de la Federación Tinerfeña, y hoy Benito Monzón puede presumir de ser un gran conocedor de los pilotos y un analista muy detallado de los organizadores y su labor en la carretera, aunque esto prefiere no comentarlo públicamente, sino tratarlo a nivel institucional para alcanzar unas condiciones óptimas en la coordinación de planteamientos y las medidas de seguridad más adecuadas.

Después de años ejerciendo esa doble faceta de responsable de la logística del tráfico en los rallies, y a su vez espectador de los mismos, el comandante Monzón afirma que existen diferencias de prueba a prueba y de organizador a organizador, “pero eso lo hablamos a micrófono cerrado” -indica- porque es evidente que no desea herir susceptibilidades ni exponer a la opinión pública unas opiniones que deben ser tratadas internamente, lo que evidencia su alto sentido ético y profesional, aunque sea tratándose de un deporte.

Sin embargo, el trabajo y colaboración de la Guardia Civil de Tráfico no se circunscribe al automovilismo, están el ciclismo, y en el caso muy concreto de Lanzarote el Ironman por su amplitud en todo el territorio de la isla. “En términos numéricos, el Rallye Islas Canarias tuvo a su servicio un centenar de agentes de Tráfico, teniendo en cuenta que se producían relevos, que teníamos patrullas móviles en los cruces y que incluso en la caravana de seguridad va incrustado un vehículo nuestro. Además está la aportación de las diferentes Comandancias para el orden público en la vigilancia de puntos conflictivos o de gran asistencia de espectadores para evitar incidentes y colaborar con los comisarios de ruta”.

Nos informa el Comandante que no sólo actúan en los cortes de carretera referidos a los tramos cronometrados, sino que también se interviene en los enlaces estableciendo controles de velocidad, en los días anteriores se vigilan los tramos en vehículos camuflados para erradicar los llamados “entrenamientos salvajes”, tanto de los pilotos como de sus emuladores, que sin conocimientos de pilotaje y sin vehículos adecuados son potencialmente más peligrosos.

Surge el comentario sobre el acierto de establecer la comprobación documental de conductores y vehículos en las verificaciones administrativas previas de los rallies, en lugar de hacerlo durante la celebración de la propia prueba, con el consiguiente estrés añadido al propio derivado de la competición. “El año pasado hubo algún fallo y no siempre se actuó en las verificaciones, esto ya se ha corregido, y durante el desarrollo de la prueba no actuamos en temas burocráticos, sino para comunicar algún tipo de infracción, las más comunes son por exceso de velocidad, invasión de línea continua y el año pasado, en el Rallye Islas Canarias, porque se produjo un cambio de matrícula en un vehículo extranjero. Pero estas actuaciones necesarias son siempre en el mínimo tiempo posible para no interferir en el aspecto deportivo de la competición, incluso nos limitamos a comunicar la infracción, la denuncia se tramita posteriormente en el parque de trabajo o al final del rallye. En algunas ocasiones también utilizamos el helicóptero, y no como la gente cree para seguir los tramos, sino para vigilar los enlaces, adelantamientos indebidos, comprobación de puntos conflictivos y, por supuesto, colaborar con la organización en temas puntuales”.

Hablando con el “ciudadano Benito Monzón” comenta su auténtica pena porque se acerca el fin de su estancia en Canarias, donde no le importaría continuar toda su carrera. “El puesto que tengo es de comandante, donde finaliza la escala en el Sector de Tráfico, en poco más de un año se producirá mi ascenso y en consecuencia también mi traslado a otro destino. Familiar y personalmente estoy muy arraigado aquí, una de mis hijas llegó con dos años y la otra con un mes, es decir son totalmente canarias en todos los aspectos; aunque el tiempo libre es escaso, dedico todo el que puedo a la familia, especialmente a mis hijas, nos gusta mucho disfrutar de la playa; por supuesto también comparto un grupo de amigos practicando alguna afición como el paddel y evadirte algún rato, no mucho, porque ya se sabe aquello de que “la Guardia Civil está siempre de servicio” y en materia de tráfico las incidencias son frecuentes y hay que estar en todo momento plenamente informado, aunque he de decir que tengo muy buenos mandos intermedios, y esto es fundamental, hemos hecho muy buen equipo con un ambiente extraordinario, desde el último guardia hasta mí mismo, como cabeza visible de todo esto, y ahí están los resultados.
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · GUTI 03-06-2012 13:34 h.
QUE SE PUEDE DECIR DE UN BUEN MANDO Y AMIGO PERSONAL, AUNQUE NUNCA ESTUVE A SUS ORDENES, SOLAMENTE DECIRLE QUE EN SU NUEVO DESTINO COMO TENIENTE CORONEL QUE LE VALLA MUY BIEN Y ESPERO QUE NOS VEAMOS O BIEN EN MADRID O MALLORCA. SEGURO QUE TE ECHARAN DE MENOS Y SABES PORQUÉ.- UN FUERTE ABRAZO A TI Y A LA FAMILIA GUTI
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia