COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Sábado, 4 febrero - 2023 (18:02 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Emotiva manifestación de dolor en su último adiós
... y las campanas doblaron por Nono Domínguez
Bajo el calor aplastante del implacable mes de agosto, con las calles centenarias del casco histórico de la Villa de La Orotava silenciosas y atrapadas por el dolor colectivo, una multitud de compañeros, convecinos, todos amigos en el alma, decían ese último adiós a Ángel Manuel Domínguez Quijada, “Nono”, una persona singular e irrepetible en sus esencias humanas, profesionales y deportivas.
6 ComentariosImprimir12-08-2013  |  Juan J. Alonso
AMPLIAR
AMPLIAR
AMPLIAR
El antañón edificio del tanatorio villero, con su amplia escalinata repleta de coronas y ramos de flores, se iba llenando de un dolor hecho sentimiento. Nunca ha visto tantas lágrimas juntas, nunca un duelo ha tenido una expresión tan inmensa de apoyo a una familia, la de Nono, por esa otra gran familia, la del automovilismo, formada por el hermanamiento del colectivo tinerfeño con representaciones de La Palma y Gran Canaria, porque si bien gran parte de la actividad deportiva de Nono se desarrolló en su isla de Tenerife, también tuvo participaciones en otras islas, donde fue dejando la estela de su bonhomía convertida en amistad. En amistad verdadera y para siempre, como podía comprobarse en los severos rostros

Era un adiós con el corazón que daba fortaleza y apoyo a Pilar, la inconsolable esposa del amigo fallecido, a sus hijos, a Jorge, hermano y copiloto de Nono en las temporadas 1981 hasta 1983. En su postrer adiós, la vida devolvía a los familiares de Nono todo lo que éste había sembrado a lo largo de sus treinta años de actividad deportiva, y que había seguido cultivando después de su retirada, y que después tuvo su reciprocidad en esos dos largos años de lucha contra la terrible enfermedad.

De forma periódica y machacona, las campanas de La Orotava seguían doblando, y nos anunciaban de forma implacable que el último adiós se acercaba. Mientras, con sordina, con voz baja y entrecortada, se iban tejiendo y destejiendo recuerdos, hechos y sucedidos en torno a la larga historia deportiva y personal de Nono, en la que cabe destacar que este era su “segundo fallecimiento”, porque hace veintisiete años, el periódico tinerfeño El Día publicaba de forma destacada “el óbito del empresario orotavense consecuencia de un suicidio en su despacho... “La sorpresa fue mayúscula, especialmente para el propio Nono, que estaba veraneando con su familia en el sur de Tenerife. Por esos prejuicios y falso orgullo de algunos medios, el citado periódico nunca desmintió la falsa información; es más, cuando en las clasificaciones de las carreras debía aparecer el nombre de Nono Domínguez, era sistemáticamente sustituido por tres equis.

Las campanas seguían doblando y nos anunciaban que se acercaba inexorablemente la despedida del ser que durante muchos meses había sido el catalizador para reunir y unir al colectivo del motor, impulsando ilusiones sobre su recuperación, viviéndolas casi día a día.

Como es habitual en estos casos, surgía la frase “no nos podemos seguir viendo en los tanatorios, hay que hacer algo, porque cada vez somos menos...” Pero pasan los días y este propósito se olvida. Efectivamente, en Tenerife hace falta un movimiento similar al que ha surgido en Gran Canaria con la Escudería Drago, para que haya ese necesario punto de encuentro entre los que siempre fueron amigos y que ahora el propio discurrir de la vida ha ido dispersando.

El penúltimo “milagro” de Nono Domínguez ha sido reunir en su adiós a una multitud de camaradas en la vida y en el deporte. Es imposible hacer un recuento, y siempre quedaría alguien fuera, entre los atribulados tinerfeños cabe destacar a su hoy patriarca José Miguel Báez Calvo, que fue destacado piloto, expresidente de la Federación de Tenerife y exvicepresidente de la Federación Española, además de otros cargos nacionales y europeos en el sector de las Autoescuelas. También a Carlos Bengstom, el primer copiloto y amigo de “Nono”. Por los palmeros un piloto de ayer, Antonio Govantes, y otro piloto de hoy, Juan Lorenzo Fernando Fernández. Desde Gran Canaria, José María Ponce con su esposa Isabel y una representación de la Escudería Drago encabezada por su presidente Hilario Gómez del Rosario. Informadores de la “vieja” guardia, como el orotavense Cipriano García, Cecilio Delgado, Sixto Escobar, y de forma muy especial Álvaro Díaz, que gracias a su amistad y corporativismo he podido disponer de imágenes fotográficas, porque se fue el suelo mi cámara y con el golpe se desprogramó, perdiéndose el contenido.

Con todos los asistentes se podría elaborar una relación casi interminable, que ahora no es del caso enumerar, porque nadie estaba allí para figurar, sino para compartir sentimientos, recordar a Nono y acompañar a su familia. Si quiero hacer una excepción con Sergio García-Roady, cuyo hermano, el también expiloto Lorenzo, fallecía repentinamente el pasado 16 de febrero.

A la una del mediodía, último tañido doliente de las campanas villeras, y bajo un silencio tan espeso como el ardiente plomo que el sol dejaba caer verticalmente sobre las centenarias calles, el ataúd conteniendo los restos de Nono Domínguez sale a hombros de sus hijos Ángel y José, su hermano Jorge, otros familiares y amigos. En la calle es saludado con una interminable salva de aplausos, que en su intensidad manifestaba la expresión de un sentimiento hacia el amigo que se despedía, no para siempre, sino con un ¡hasta pronto!.

El relato podría continuar con el silencio de las gargantas oprimidas angustiosamente, con el silencio de las calles apenas roto por el rumor de las pisadas de una interminable comitiva en el ardiente pavimento hasta su llegada a la la amplia iglesia -casi catedral- de La Concepción, cuyo fastuoso barroco en esta ocasión pasaba desapercibido, casi tanto como las palabras del oficiante religioso, porque teñidas de tópicos evangélicos no trascendían a la gigantesca humanidad de Angel Manuel Domínguez Quijada, “Nono” para siempre en el corazón de sus compañeros y amigos.

Seguidamente “Nono” pasó a descansar eternamente en el Cementerio de La Orotava, junto a otros ilustres hijos de la Villa. Que su familia reciba ahora el consuelo divino y esa paz necesaria para verse reconfortados con su gran pérdida, que lo es también para sus innumerables amigos de todo el archipiélago canario.

Una enjuta mujer, de modesta presencia, se acercaba y me decía en voz baja “era una gran persona, gracias a su ayuda y al gofio que me regalaba, pude criar a mi hijo”.

Las campanas de La Orotava doblaban por última vez....
Página 1 de 1   
Comentarios · 6
6 · CIPRIANO GARCIA 16-08-2013 13:00 h.
Gracias NONO por tener mi nombre entre tus amigos jamas te olvidare .. gracias Juanjo ,
5 · MIGUEL ANGEL GARCIA 15-08-2013 16:13 h.
GRACIAS JUAN JOSE,YO SOY DE TENERIFE,POR ESTE RELATO,DEJAS DICHO TODO,EN TORNO A LA FIGURA DE NONO.ME GUSTARIA COMENTAR ,QUE YO LO CONOCI EN PERSONA HACE COMO 10 AÑOS ,Y FUE EN SU "RINCON CANARIO",POR MANOS DE UN AMIGO,NOS ENSEÑO LAS INSTALACIONES (AL LADO DEL AYUNTAMIENTO).ERA UNA PERSONA QUE LO DAVA TODO,POR LOS DEMAS.BUENO UN EMOTIVO Y SINCERO PESAME A LA FAMILIA,Y OTRO EMOTIVO ,A TODA LA FAMILIA DEL MOTOR EN CANARIAS, GRACIAS Y HASTA LUEGO NONO.D.E.P.
4 · Fernando Acosta Santos 14-08-2013 18:30 h.
Felicidades Juan José.Has sabido desgranar con todo detalle,la personalidad de ése gran hombre que fué Angel Manuel Dominguez Quijada,Nono para los amigos.Lo trate,en mi estancia en Tenerife,coincidí en muchos rallyes que alli corri,y disfruté en los buenos ratos que tuvimos ocasión de compartir.Lo he recordado por muchas anécdotas vividas,por lo afable de su trato.Descanse en paz.
3 · hilario gomez del rosario 12-08-2013 17:55 h.
despues de acompañar ayer a nuestro amigo Nono en su ultimo adios..recapacitando de lo que fue un gran dia..doloroso si..emotivo tambien..pero cuantas muestras de cariño y amistad Dios mio..que bonito,el automovilismo bueno nos demuestra una vez mas cuanto se quiere a los nuestros..cuando salio el feretro de Nono del tanatorio..y sono aquel atronador aplauso masivo..me pusieron los pelos como escarpias..cuanto amor desplegado solo pido mucha fuerza para su familia,nosotros no te olvidaremos amigo..GRACIAS A TODOS..por compartir un inolvidable dia..un fuerte abrazo
2 · JUAN CARLOS CRISOSTOMO DE ARIAS 12-08-2013 13:01 h.
GRACIAS JUAN JOSE. CON ESTE RELATO DEJAS DICHO LO QUE SE VIVIO EL FIN DE SEMANA EN TORNO A LA FIGURA DE NONO. GRACIAS Y COMO TU BIEN DICES, HASTA LUEGO NONO. D.E.P.
1 · J.C.B. 12-08-2013 10:35 h.
Entrañable este adiós de J.J. Nada que añadir, solo que me uno a el con toda mi alma.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2023 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia