COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 27 septiembre - 2022 (12:11 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
VII Rallye Villa de Teror (19 septiembre 1987)
Medardo Pérez, gran victoria y título regional
Medardo Pérez, en esta ocasión copilotado por José Manuel Rivero, lograba su quinta victoria personal en el Rallye de Teror. Triunfo que le otorgaba anticipadamente el Campeonato Regional de Canarias 1987. Esta iba a ser la última victoria del piloto palmero en Teror, ya que al año siguiente fue desposeído del primer puesto con una polémica y controvertida exclusión basada en la medida de los neumáticos.
0 ComentariosImprimir17-09-1987  |  Juan J. Alonso / Fotos: Orlando Yánez
AMPLIAR
AMPLIAR
AMPLIAR
Un año más el Rallye de Teror figuraba en el calendario como prueba puente entre los Rallies El Corte Inglés y Maspalomas, lo cual se reflejaba en una contenida inscripción de solo 48 equipos de los que tomaban la salida 44 para enfrentarse a los tramos clásicos que incluía la Escudería Aterura en su prueba: Lanzarote - Pinos de Gáldar (7,8 km), Fagajesto - Fontanales (6,4 km), Jardín de Corvo - Moya (7,8 km), Los Castillos - El Zumacal (8,0 km) y “Los Lavaderos” (4,6 km) todos a doble pasada.

Máximo interés en cabeza con el morbo novedoso de José María Ponce enfrentándose con el flamante BMW M3 a los poderosos grupos B, los Lancia 037 de Medardo y Manuel Rodríguez “El Vaquero”; Santi Álvarez con su competitivo Renault 5 Turbo de Corse y Carlos Alonso Lamberti (Opel Manta 400) y la moral a tope tras su reciente victoria en el Rallye Rías Bajas.

En el Grupo N la quiniela era favorable a Fernando Capdevila, con su BMW M3 destacando sobre los 325i de Orlando Alonso y Paco Naranjo, que debían medirse con la legión de prestacionales Renault 5 GT Turbo, encabezados por los siempre hiper veloces Raúl Santana y Urbano Bernal.

Como casi siempre en el rallye de la Villa Mariana, una meteorología incierta llenaba de dudas a los equipos: cielo cubierto y ambiente húmedo, pero sin llegar a llover. Medardo arriesgaba con una monta de neumáticos duros (los slicks de la época) con el claro objetivo de lanzarse hacia una victoria que le debía otorgar matemáticamente el Campeonato Regional. La elección fue acertada, el asfalto se mantuvo seco y el piloto palmero se anotaba el scratch en ocho de los diez tramos, mientras Manuel Rodríguez “El Vaquero” vencía en los dos restantes dentro de la lucha que mantenía con Lamberti, separándoles solo un segundo al término del primer bucle, mientras Santi Álvarez empezaba a perder ritmo con problemas de alimentación en el Tour de Corse.

También José María Ponce sufría graves fallos en la inyección de gasolina, tanto que le hacían penalizar nueve minutos (cuando el tiempo de penalización era real, no como ahora, que un minuto equivale a 10 segundos) y se hundía en las profundidades de la clasificación. Una vez solucionado el problema, José Mari estuvo marcando regularmente cuartos puestos en todos los tramos y un tercero en el último.

Un trompo de Manolo Rodríguez en Fagajesto le dejaba en tercera posición a 8 segundos de Lamberti, viviéndose un frenético duelo hasta el final del rallye, faltándole a “El Vaquero” solo un segundo para dar alcance al piloto del Opel Manta 400.

Detras las posiciones quedaban muy escalonadas, pues Santi Álvarez se había quedado sin opciones, distanciando a Enrique Rubio, el primer equipo “privado” de aquella feliz época con su siempre impecable Renault 5 Turbo-2.

Fernando Capdevila se alzaba hasta la sexta posición, despegándose paulatinamente de los ligeros y veloces “soplillos”, entre los que mandaba el “lanzaroteño volador”, Urbano Bernal, en tanto que Raúl Santana debía concentrarse en mantener a raya a un Orlando Alonso siempre demasiado cerca con el BMW 323i; el piloto de Sauermann salía de este rallye como líder del Campeonato Provincial y pendiente de disputárselo a José María Ponce en el Rallye de Maspalomas.

La entonces joven Escudería Aterura celebraba la inclusión, por primera vez, de su rallye en el Campeonato Regional de Canarias. También por vez primera el Rallye Villa de Teror repartía premios en metálico, un tanto modestos, repartidos entre las siete divisiones.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia