COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 2 agosto - 2021 (00:25 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
MINI John Cooper Works WRC, el patito feo
La historia de la gestación, nacimiento y posterior abandono del MINI JCW WRC tiene muchas similitudes con el conocido cuento del patito feo, final feliz incluido. El lago donde por primera vez el patito se ha visto reflejado y transformado en un bello cisne ha sido el Nacional de Rallies español, con dos generosos salvadores: Luis Monzón y José Carlos Déniz.
7 ComentariosImprimir30-09-2013  |  Aythami Alonso
A finales de 2008, Subaru anunciaba la retirada oficial del World Rally Championship, quedándose Prodrive sin su principal cliente, lo que llevaba a David Richards a poner en marcha un plan que le permitiera el retorno a la modalidad reina del automovilismo de carretera. Para ello, puso a sus tres mejores ingenieros a moldear el vehículo idóneo para competir con las mayores garantías de éxito bajo la reglamentación técnica vigente en ese momento, fijando su objetivo en un S2000, con una determinada batalla, posición del motor, recorridos de suspensión, etc., pero sin cara.

En abril de 2009, el proyecto le fue presentado a 12 marcas: Renault Clio, Mazda2, Volvo C30, Ford Fiesta, Citroën DS3, Peugeot 207, Toyota Auris y VW Scirocco -las otras cuatro las desconozco- quedando dos de ellas bastante interesadas. Paradójicamente, el MINI había sido descartado porque no daba la longitud mínima reglamentada, pero un mes más tarde, en mayo, nace el R60, nombre en clave del nuevo modelo “aventurero” de la filial británica de BMW, de nombre Countryman -hombre de campo - que sí encajaba en las cotas.

En octubre de ese año 2009 se llega a un acuerdo de caballeros entre Prodrive y BMW para que la marca bávara le traspase toda la información del Countryman de calle a los de Banbury, quienes se ponen a trabajar afanosamente en los planos, hasta que en mayo de 2010 reciben físicamente en sus instalaciones la primera unidad de serie, la cual es sometida de inmediato a todo el proceso de plasmar los diseños en papel directamente sobre la carrocería y demás elementos mecánicos.

Construcción simplificada
Uno de los objetivos subrayados en el pliego de condiciones inicial era que el vehículo fuera lo más simple posible, por lo que componentes tales como elementos de suspensión delanteros y traseros, además de palieres y barras estabilizadoras son idénticos, conformando una filosofía de diseño y construcción en la que rápidamente se implicaron los proveedores externos, con el fin de abaratar costos y reducir procesos de fabricación.

Pero bajo mi punto de vista, y como opinión totalmente subjetiva, se excedieron a la hora de simplificar la estética del vehículo, que se ha ganado el galardón de coche de rallies menos agraciado de los últimos tiempos. Todos los fabricantes, incluidos los checos de Skoda y su cuadriforme Fabia, se han esforzado en dotar a su compacto WRC de una apariencia agresiva, resultona, deportiva, mientras que los diseñadores de Prodrive han cogido cuatro pasos de rueda de plástico negro y los han fijado a las aletas. También podría ser que las altas instancias de MINI sugirieran que el WRC se pareciera todo lo posible al modelo de serie, por aquello de aprovechar sinergias publicitarias…

A nivel funcional destaca la solución de conjuntar en una sola pieza el capó y las aletas delanteras, lo cual permite una excelente accesibilidad a todos los elementos mecánicos del frontal, factor de gran utilidad en las cortas asistencias.

En el interior se aprecia igualmente la contención de la exuberancia, pero aquí sí que el reglamento no admite muchas florituras, con la posición del volante lo más retrasada posible –límite del respaldo de los asientos en el plano vertical del pilar B- unos solitarios display y luz del cambio frente al piloto, la palanca del cambio secuencial junto al volante y el panel de control –arranque, desconectador, pulsador del extintor, limpiaparabrisas, ALS, antivaho, ordenador de abordo, etc- en medio de los dos asientos. Al copiloto le dejan el manejo del tripmaster y la centralita de los intercomunicadores, con conexión al teléfono móvil.

El corto voladizo trasero ha impedido sujetar la rueda de repuesto debajo del coche, tras el paragolpes, pues tropieza con el diferencial, por lo que ésta va en el habitáculo, junto al depósito de combustible.

Por cierto, me había quedado en los inicios de la relación entre Prodrive y BMW, quienes finalmente firman un acuerdo para hacer siete pruebas del WRC 2011, con continuidad en años venideros, pero con una cláusula por la que David Richards tiene que buscar un patrocinador que financie una parte del presupuesto. En 2012 acuerdan con la FIA correr 13 carreras, pero cuando aún no ha acabado la temporada, los alemanes anuncian que abandonan el proyecto, dejando a los ingleses a cargo de la explotación y desarrollo del John Cooper Works. Fin de la oficialidad en el WRC, e inicio de las negociaciones de Dani Sordo con Citroën.

No dejen de visitar los despieces de este reportaje, que aparecen listados un poco más hacia arriba, en APARTADOS DE LA NOTICIA.

Ficha técnica MINI John Cooper Works WRC

MOTOR
Tipo: BMW Motorsport GRE, 1.6 litros, inyección directa, 4 cilindros en línea
Turbo: Garrett. Brida 33 mm Ø WRC, 31 mm RFEdA, 30 mm RRC
Presión máxima de soplado: 2.5 bar (absoluta)
Lubricación: cárter seco
Electrónica: Cosworth, versión de software 1108
TRASMISIÓN
Tipo: 4 x 4 permanente
Cambio: Xtrac, 6 marchas, secuencial
Embrague: AP, bidisco
Diferencial delantero: mecánico, autoblocante por láminas
Diferencial trasero: mecánico, autoblocante por láminas
CHASIS
Carrocería: MINI Countryman
Jaula de seguridad: Prodrive
SUSPENSIÓN
Delantera: McPherson, amortiguadores Öhlins de tres vías
Trasera: McPherson, amortiguadores Öhlins de tres vías
FRENOS
Delanteros: Pinzas 4 pistones. Discos 355 mm Ø asfalto, 300 mm tierra
Traseros: Pinzas 4 pistones. Discos 355 mm Ø asfalto, 300 mm tierra
DIMENSIONES
Longitud. 4.110 mm
Anchura: 1.820 mm
Peso: 1.200 kg
Precio WRC: 415.000 euros
Precio RRC: 385.000 euros
Kit de recambios: 60.000 euros
Página 1 de 1   
Comentarios · 7
7 · MSport 02-10-2013 14:25 h.
Estoy de acuerdo con el autor,el Mini no se lo han currado y es feo de coj....Para mi el mas logrado es el Fiesta
6 · Objetivo 02-10-2013 13:06 h.
Viendo tu análisis Aythami, podríamos decir que estamos ante el mejor WRC por calidad-prestaciones-precio? Felicidades por el artículo.
5 · Alfredo MM 02-10-2013 12:25 h.
Me quito el sombrero!!!! Magistral lección de automovilismo!!!!
4 · Airam 01-10-2013 16:01 h.
Gran artículo, como siempre cuando se habla de aspectos técnicos de grandes vehículos de serie o competición. Ojalá los hubiera más a menudo.
3 · juan pedro 01-10-2013 14:06 h.
gracias por el reportaje ,me aclara muchas dudas.
2 · Pepote 30-09-2013 22:50 h.
Felicidades Aythami, te ha salido un menú genial, ideal para paladres exquisitos. Un menú de 5 estrellas o 5 tenedores, que también demuestra el nivelazo informativo que tenemos en Canarias. No me canso de decirlo, felicidades otra y muchas veces más.
1 · Mamerto 30-09-2013 22:12 h.
Interesante y detallado artículo.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia