COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Jueves, 2 febrero - 2023 (01:45 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Rallye Villa de Adeje (Final)
... y Alfonso Viera... despertó
Tras haber cubierto la primera mini etapa inicial bastante desconcentrado, Alfonso Viera fue entrando en la carrera durante la jornada de hoy sábado, pues tuvo que emplearse a fondo para despegarse de un Juan Luis Cruz que corrió muy motivado y con un ritmo muy superior al que le es habitual en rallies. Tercero en el podio Roberto Negrín, incluso superando algunos fallos de la montura.
3 ComentariosImprimir11-09-2010  |  Juan J. Alonso /Fotos Orlando Yánez
Después del prólogo en la tarde-noche del viernes, el rallye “amanecía” con una interrogante tan amplía como mínima era la diferencia entre los dos primeros clasificados, Alfonso Viera y Juan Luis Cruz, y es que 3 décimas de segundo equivalía a considerar que el rallye partía de cero para sus dos principales protagonistas. Eso sí, con una ligera ventaja a favor de Juan Luis, porque en caso de llegar empatados al final de la carrera - porque en los rallies todo es posible- la fórmula de desempate se inclina hacia aquel equipo que haya estado delante del otro en el primer tramo.

Y en principio hasta parecía que podría llegarse hasta ahí, ya que en el primer tramo de esta mañana “La Concepción Taucho”, sólo 8 décimas eran las que separaban los dos mejores tiempos de Viera y Juan Luis, rodando ambos por debajo del récord del tramo, único vigente en todo el rutómetro, y por lo tanto única referencia válida para comparar de algún modo el ritmo de carrera.

Roberto Negrín seguía siendo tercero y a gran distancia de Marco Lorenzo y el Porsche 911 GT3, que tenía detrás de sí en este tramo a Alberto Reyes con el BMW M3, Pedro Javier Afonso (Renault Clio S100), Iván Méndez con muchos problemas de embrague y Eduardo Domínguez, que tenía una avería bastante clásica en los coches de rallies: la rama de un arbusto que roza el desconectador de corriente y lo desactiva, de modo que al tiempo perdido el viernes noche se le añadía ahora un buen chorro de segundos que le mantenían en una quinta plaza, ni perseguido ni perseguidor.

Para ser el primer tramo del día, el parte de incidencias era bastante grueso, destacando como sucesos más destacados las paradas de motor que tenía el Ford Fiesta de Enrique Cruz, aunque conservaba la primera plaza en R2, el golpe que sufría Mauro García aunque continuaba en carrera con el Citroën Saxo; Iván García tenía graves fallos de frenos en el Maxi Mégane Kit Car felizmente reconstruido tras el incendio que le afectaba en el “Orvecame-Norte”, Iván Ronaldo Llantino se quedaba sin embrague en el Saxo VTS y ya en el enlace al siguiente tramo se retiraba Alberto Reyes con avería de transmisión en el BMW M3 cuando estaba situado en una fantástica séptima posición de la general.

Viera inicia el despegue

En el TC4, “Cueva del Polvo-Playa San Juan” Alfonso Viera arranca 6’’3 a Juan Luis Cruz es decir, todo un mundo cuando se estaba rodando a la décima de segundo. Roberto Negrín se quejaba de rateos con el motor del Mitsubishi, pero conservaba la tercera posición frente a un Marco Lorenzo tan tibio como siempre en la conducción del Porsche GT.

Muchos problemas en la parte media de la clasificación: Gregorio Jesús González se quedaba sin valvolina en la caja de cambios del Citroën Saxo, Iván R. Llantino sufría rotura de un palier, Samuel Díaz también rodaba muy retrasado con el Saxo VTS con algún tema de frenos, lo mismo que el grancanario Roberto Sánchez por una avería que afectaba al cable del acelerador del Toyota Starlet.

Mientras, el trío de cabeza mantiene posiciones en el TC5, aunque Negrín sigue quejándose de fallitos en el propulsor del Mitsubishi. Pedro Javier Afonso le va cogiendo el ritmo al Clio S1600 y se instala en una sexta posición muy confortable.

De forma simultánea los dos protagonistas de la categoría R2 se ven inmersos en la desgracia. Enrique Cruz tiene un fallo de pilotaje en el cruce de San Miguel y el golpe le afecta grandemente al eje trasero del Fiesta, pierde unos dos minutos pero logra alcanzar la meta. No puede decir lo mismo Raúl Quesada, que en el inicio del tramo abandona por rotura de palier en Twingo R2.

En el “parte de guerra” figuran diversas averías en los coches de Mauro García, consecuencia del golpe anterior, Iván Llantino, ahora con el cambio bloqueado en quinta velocidad, a Nandy Cruz se le saltan los cambios en el Clio Sport, Samuel Díaz con la bomba de frenos del Saxo VTS, Alexis Umpiérrez con el embrague de su Citroën fuera de servicio y Pedro Tomás Reyes con el cambio de su veterano Renault Clio.

Mucho tramo de enlace, muchas visitas al Parque de Asistencia ubicado en el Centro Comercial Gran Sur y los tramos van desgranándose con una lentitud desesperante que perjudica el ritmo y la viveza del rallye. Se llega así a las 13.35 horas cuando se pone en marcha el TC6, “La Concepción Taucho”, pero aún faltan más de seis horas para cumplimentar los cuatro tramos restantes y los aficionados empiezan a desertar del rallye buscando algún televisor y con cervecita fresca en mano seguir la sesión clasificatoria del G.P, de Italia en Monza. Satisfacción para los aficionados que dan por bueno el cambio del rallye a la tele, ya que Fernando Alonso logra por una fin una “pole”, aunque habrá que esperar hasta mañana para ver si es realmente productiva, aunque el predicador calvo de la Sexta ya vociferaba como si el asturiano hubiera sido canonizado en la rueda de prensa.... Bueno, carretera y manta, porque siguen sucediendo cosas.

En el TC6 citado. ocurre que Roberto Negrín se queda sin gasolina en el Mitsubishi y Marco Lorenzo le saca 12’’9, relevándole de la tercera posición por 2’’6. Por lo demás hay que consignar la remontada de César Cruz, que estaba décimo de la general, el liderato de José Ignacio Vera en el Trofeo 1600 y la lucha más emocionante del rallye que estaba siendo protagonizada por los “corsistas” Eduardo Álvarez y José Miguel, a estas alturas separados en la general por sólo 8 décimas de segundo.

Alfonso Viera sigue paso a paso abriendo un hueco inalcanzable para Juan Luis Cruz, en el TC7 ya es de 18’’5 y el piloto del Subaru se mentaliza a ser segundo “ese Focus corre demasiado” confiesa con un cierto deje de impotencia; al fin y al cabo, lo suyo es la Montaña, donde hasta ahora no hay que le ponga la pierna encima

El tercer escalón del podio vuelve a su anterior propietario, Roberto Negrín, que en “Cueva del Polvo-Playa de San Juan” le pasa a Marco Lorenzo un endoso con nada menos que 11’’3, quejándose este de un eje trasero demasiado deslizante ¡vaya por dios, que inoportuna mala suerte!.

Mala suerte también dentro de Trofeo 1600, porque la nómina de competidores se va consumiendo tramo a tramo, ahora es el líder José Ignacio Vera el que se deja por el camino todo el aceite del motor y es rebasado con un minuto de diferencia por Samuel Díaz, cuyo Citroën tampoco funcionando muy redondo.

En sus precarias condiciones de estabilidad, Enrique Cruz lograba llegar a la asistencia -en este caso vivificante subsistencia- porque la indomable infantería de “Copi Sport” hacía un “corta y pega” con el eje trasero del Ford Fiesta y lograban que Enriquito pudiera salir a disputar los tramos finales; bueno, o al menos a intentarlo, que ya es bastante.

A estas alturas ya habían abandonado dos docenas de vehículos, pese a que los tramos no eran excesivamente duros, ni en trazado ni en distancia, y que las visitas a las asistencias eran reiterativas en exceso... pero el problema está en que la crisis ha rebajado el nivel de mantenimiento de los vehículos hasta unos límites mínimos, y esto en los coches de carrera se paga de forma irremediable. Es preferible dejar de correr un rallye y salir al siguiente con unas garantías posibilistas, porque así se evitarán esas averías que al final terminan descalabrando el presupuesto. Ya lo dice el refrán: prevenir antes que curar. Por ejemplo en el Trofeo Tenerife 1600, a estas alturas tenía como único superviviente a Samuel Díaz, y además con el Citroën Saxo a la “pata coja”.

El TC8 supone que Viera rebase ya la veintena de segundos en su distancia con Juan Luis. Por su parte Marco Lorenzo recorta medio segundito a Roberto Negrín. Se nota que va acercándose ¡por fin! la conclusión del rallye-marathon y una mayoría levanta el pie para garantizar lo conseguido hasta el momento, además ya casi 24 horas después de haberse iniciado la ceremonia de salida. A nadie le puede extrañar el conformismo. Únicamente andaban enzarzados en su lucha los coperos de Opel Corsa Eduardo Álvarez y José Miguel Luis, ahora separados por 3,9 segundos.

Los dos últimos tramos no suponen variaciones importantes en los puestos de cabeza, quedando la atención en la lucha del sector Kit Car, donde Iván Figueroa (Ford Puma) le llevaba 1,2 segundos al Saxo Kit Car de Gregorio J. González, una diferencia que el tramo final quedaba reducida a sólo una décima de segundo.

Eduardo Domínguez pinchaba en el último tramo, pero no pasó del susto, porque conservó sin problemas la quinta plaza, más la victoria en un Grupo N que esta vez no tuvo ningún contenido.

En el Trofeo Tenerife 1600 lograba alcanzar como único clasificado Samuel Díaz pese a estar sufriendo constantes problemas de frenos.

Iván García hacía los dos últimos tramos si embrague en el Mégane Kit Car y como últimos abandonos los de Aarón González (Nissan Micra) que se retiraba en el parque de trabajo y Nandy Cruz, que se quedaba con el Clio Sport en el enlace al último tramo.

La Copa Opel Corsa finalizaba con un mano a mano hasta el último tramo y que se saldaba con el triunfo de Eduardo Álvarez, que esta corría en su terreno y sacó 8,7 segundos a su gran rival, que en esta ocasión fue José Miguel Luis. Tercero, ya muy lejos de este dúo, Jesús Iván Jorge.

rotundo triunfo de Eduardo Álvarez, que corriendo en su terreno cuajaba un rallye espléndido, tanto que finalizaba décimo de la general

Error de planteamiento
Cuando se planifica un rallye no hay que pensar en el que organiza, ni en la fiesta del ceremonial de salida, ni en la hora de llegada para que la música de la megafonía sea el “antipasto” para la movida del fin de semana.

Cuando el equipo organizador se reúne para elaborar un rutómetro, hay que pensar antes que en ningún otro aspecto en el participante, que es quien de verdad vive y sufre los avatares de la carrera. En este caso empezaron ayer por la mañana con las verificaciones, después tuvieron que aguantar la salida de minuto en minuto, algo sin sentido, porque se trata de aligerar al máximo y después la disputa de un tramo más el paseo del Karting. Hoy esos equipos participantes terminaban ya de noche en la Villa de Adeje, cansados de tanto start/stop y deseando marcharse a su casa antes que soportar el guateque de los trofeos.

Por lo demás bien. La Escudería Adeje ha hecho una buena elección de tramos, con una variedad y selectividad notables, el montaje ha sido el correcto, aunque como siempre ha faltado alguna pancarta de tiempos en control stop. Pero todo ha salido de forma correcta, que es la mejor valoración que se puede aplicar en estos casos.
Página 1 de 1   
Comentarios · 3
3 · Manuel Sosa 12-09-2010 17:55 h.
Y SIGO... Con el esfuerzo de todos los Aficionados, Participantes, Organizadores y Entidades Locales, podremos sacar adelante, esta apasionante modalidad, para el Goce de todos. Toca ponerse a colaborar, que cada uno ponga su granito de Arena-Blanca-Positiva y lo lograremos. Gracias anticipadas por tu ayuda.
2 · Manuel Sosa 12-09-2010 17:52 h.
Y SIGO... Impresiones: Afición Canaria: Buen espectáculo y atractivo para seguir asistiendo al deporte rey en Canarias. (La mejor afición del Mundo) .Apoyo por mi parte totalmente a esta modalidad que faltaba en el mundillo automovilístico Canario, para los aficionados a lo RETRO-SPORT. Felicitar a los Organizadores por seguir incorporando las nuevas corrientes que hay en este deporte a nivel Europeo y Mundial. Animar: a todo el que se considere aficionado a los rallys, que con un coche histórico sport (Con pedigrí en los Rallys hasta los años Ochenta.) Pueden disfrutar sin peligro para nadie de una modalidad en auge y con un ambiente, también de la época haciendo amigos de verdad y la camaradería de aquellos años, que lo que nos une es una afición comun.
1 · Manuel Sosa 12-09-2010 17:28 h.
Manuel Sosa – participante Regularidad Sport- Ford Escort 2.0 RS- en el Rally Villa de Adeje 2010 – en Regularidad Sport. Divertidísima modalidad de (RS) - Regularidad Sport , poner a buen ritmo a coches históricos de mas de 30 años en una rally con las medidas de seguridad oportunas en carretera cerrada en la regularidad, todo un reto para un apasionado del automovilismo. Tenia el coche en el garaje desde hace 10 meses, sin sacarlo de paseo, cuando me entero que en Adeje se hace RS, me entro como una ilusión y euforia adrenalitica, que mi mente y mi cuerpo se pusieron a trabajar, para preparar mi presencia en este emblemático Rally de la hermana Isla de Tenerife en el bonito Municipio de Adeje. Y estuvimos en la Salida, con el principal objetivo de pasarlo bien, probar la modalid
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2023 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia